anecdotas increibles

10 anécdotas increíbles que no te creerás

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¡Buenos días!

Hace unos días te hablé de la inflación en ¿Por qué el dinero en sí te hace más pobre?. Como pudiste ver, esta va erosionando el poder adquisitivo de tu dinero con el simple paso del tiempo. Pues bien, hoy, aprovechando que es Semana Santa y que quizás estás de vacaciones, quiero presentarte un nuevo concepto, la hiperinflación, de un modo menos teórico y más anecdótico. Para ello, voy a contarte 10 increíbles e instructivas anécdotas que espero que te ayuden a recordarlo siempre.

La hiperinflación

Si la inflación es una subida de los precios de las cosas, la hiperinflación es una hipersubida de los precios de las cosas. Dicho en otras palabras, cuando hay hiperinflación, los bienes y servicios experimentan subidas de precios espectaculares en periodos de tiempo muy cortos. Uno de los casos más emblemáticos e instructivos de la historia es el que experimentaron los ciudadanos en la Alemania de 1923.

El caso alemán: la hiperinflación al cuadrado

Después de la Primera Guerra Mundial, el gobierno alemán decidió no aumentar los impuestos de la población para financiar los costes de dicha guerra. Lo que hizo, en cambio, cuando las deudas se le acumulaban, fue imprimir billetes. Imprimieron lo que no está escrito, una cantidad enorme de billetes.

Y, como dicta la ley de la oferta y la demanda en economía, cuando hay mucha cantidad de una determinada cosa, su precio tiende a bajar. En el caso del dinero esto se traduce en una pérdida de poder adquisitivo de las monedas y los billetes, con lo que necesitas más dinero para comprar las mismas cosas.

Pues bien, tal fue la cantidad de marcos alemanes que imprimieron, que la inflación se disparó de una manera increíble. Fíjate en las siguientes anécdotas para ver hasta donde llegaron los efectos de la pérdida de valor de los marcos alemanes.

1) Muchos marcos y pocos dólares

Durante la primera mitad de 1921, el tipo de cambio entre el marco alemán y el dólar estadounidense era de 60 marcos por cada dólar. En diciembre de 1922, en cambio, se necesitaban más de 8.000 marcos para conseguir un único dólar estadounidense.

2) Barras de pan multimillonarias

Entre principios y mediados de 1923, una barra de pan ya costaba 250 marcos pero, 9 meses después, la misma barra costaba 200.000 millones de marcos. Sí, sí, 200.000 millones, con todos y cada uno de sus redondos ceros.

3) Periódicos exclusivos

Los periódicos que costaban 1 marco en mayo de 1922, en noviembre de 1923 (solo 18 meses después) tenían un precio de 70 millones de marcos. La gente quería comprar el periódico para saber cuánto había disminuido el poder adquisitivo de su dinero desde el día anterior. No obstante, debido al enorme precio de estos, los que los compraban veían como no les quedaba dinero para casi nada más.

4) Nóminas pagadas varias veces al día

A los trabajadores se les pagaba dos veces al día, ya que de esta manera tenían tiempo para ir a comprar comida y bienes básicos al mediodía, antes de que su dinero perdiera valor durante la tarde. Si esperaban a la mañana siguiente, era muy probable que con toda su jornada no pudieran comprar ni alimentos de primera necesidad.

5) Dificultades para llegar al postre

En los restaurantes y los bares se negociaba un precio fijo antes de comer, así en el rato que duraba la comida no había sobresaltos al pedir la cuenta. En pocos minutos los precios podían aumentar considerablemente, con lo que si no se fijaban los precios de antemano, era muy probable que los comensales llegaran al postre… ¡sin poder pagarlo!

6) ¿Comprar leña teniendo billetes?

Mucha gente quemaba los billetes en la chimenea para calentarse, pues resultaba mucho más barato que comprar madera. Hoy en día, si vieras a alguien quemar billetes para hacer fuego, pensarías que está loco. En la Alemania de 1923, sin embargo, el loco era el que compraba leña en vez de quemar sus marcos.

7) Señora, ¡cuidado con el carro!

Los libros de historia cuentan una anécdota muy famosa sobre una ancianita que acudió a comprar una barra de pan con un carro de la compra totalmente lleno de marcos. Cuando la señora salió de la tienda a por el dinero para pagar, le habían robado el carro y habían dejado ahí todos los marcos.

8) Mudanzas imposibles

Una familia, viendo la situación de su país, decidió vender su casa para trasladarse a vivir a América. No obstante, al llegar a Hamburgo, con el dinero de la venta de su vivienda no podían ni comprar los billetes del viaje. Y eso no es todo, pues según dicen, ¡ni tan siquiera les alcanzaba para el viaje de vuelta a su pueblo!

9) Te lo cambio por cualquier cosa menos dinero

Varias ciudades alemanas instauraron una política de trueque entre sus comerciantes y ciudadanos para evitar tener que usar dinero, el cual no tenía ya ningún valor.

10) Billetes casi infinitos

Como resultado del enorme precio de las cosas, en 1923 había en circulación billetes de 50.000 marcos. Personalmente, me cuesta imaginarme tal cantidad de dinero en un solo billete, pero es que incluso llegaron a imprimirse billetes de 100 billones de marcos, como el de la foto de este artículo.

Fin de la historia

En noviembre de 1923, cuando la hiperinflación llegó a su máxima expresión, el gobierno alemán decidió eliminar el marco y emitir una nueva moneda llamada Reichmark, que entró en circulación a mediados de ese mes. Además, el gobierno alemán entendió la inviabilidad de seguir imprimiendo billetes indefinidamente y, junto con otras medidas, eliminaron la hiperinflación.

Como has visto con estas 10 anécdotas increíbles, una inflación extremadamente elevada puede tener consecuencias nefastas para tu dinero. No te preocupes, pues una situación de este tipo es menos probable que se repita a día de hoy. No obstante, aunque la inflación se mantenga mucho más moderada, sigue erosionando el poder adquisitivo del dinero que se queda dormido.

La inflación sigue erosionando el poder adquisitivo del dinero que se queda dormido. Clic para tuitear

En próximos artículos irás aprendiendo cómo defender tu dinero de la pérdida de poder adquisitivo por el paso del tiempo, con lo que te recomiendo no perderte ni uno. Espero que con estas anécdotas increíbles y curiosas, no se te olviden nunca más los efectos perversos que la inflación puede tener sobre tu dinero y tu poder adquisitivo.

¿Habías escuchado alguna vez estas anécdotas relacionadas con la hiperinflación? ¿Te cuestan de creer? ¿Hubieras dicho que era posible que algo así ocurriera?

 

Imagen: 100 billionen Geldschein 2

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

4 comentarios sobre “10 anécdotas increíbles que no te creerás

  1. ¡Hola, Marc!

    Primero de todo tengo que decir: ¡Uauuuuu! Me parece increíble que llegaran a ocurrir estas anécdotas y que el gobierno no detuviera antes esta situación (aunque, en el fondo, y viendo cómo están las cosas hoy en día, tampoco debería sorprenderme tanto…). Si la inflación en si ya es una locura, ¡la hiperinflación es una locura elevada al máximo exponente!

    ¡Gracias por ejemplificar la teoría con estas anécdotas!

    ¡Un saludo!

    • ¡Hola, Maria!

      Pues sí que resulta increíble que ocurran cosas así. Me alegro que te hayan gustado estas anécdotas. El objetivo de este artículo es precisamente dar a conocer los efectos de la inflación sobre el poder adquisitivo de nuestro dinero, con lo que espero que siempre te acuerdes a través de estas anécdotas extremas.

      Gracias por tu aportación. ¡Un saludo!

  2. Hola Marc, me han gustado mucho estas anécdotas, realmente increíble que el dinero pudiera peder su valor adquisitivo tan de prisa. A mi me ocurre algo parecido cuando compro la barra de pan ya que en un sitio lo pago a 1,29€ y en otro a 0,59€. Es como si cada vez que lo compro en el sitio que me cuesta más caro mi bolsillo sufre una inflación considerable y ahora como estoy más despierta con todo esto, ya hago cálculos al mes y al año y hay muchísima diferencia. Gracias por despertar mi relación con el dinero!!!!

    • ¡Hola, Claudia!

      Me alegra saber que estos artículos te resultan útiles. Con este artículo en concreto, mi objetivo es precisamente que recordemos el concepto de la inflación en nuestro día a día y lo tengamos presente, con lo que me alegro de que apliques lo que vamos comentando.

      ¡Muchas gracias por tu comentario y hasta pronto!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×