10 preguntas

10 preguntas que te haces al empezar a invertir en Bolsa (con sus respuestas)

6 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 6 6 Flares ×

¡Buenos días!

Cuando empiezas a interesarte por la inversión en Bolsa y te das cuenta de todas las posibilidades que te ofrece, puedes sentir la tentación de empezar a invertir de inmediato para poner tu dinero a trabajar cuanto antes. Sin embargo, es justo en ese momento cuando en tu cabeza aparecen un montón de preguntas sin respuesta que pueden llenarte de dudas, miedos e inseguridades.

Como yo también he pasado por este momento inicial y me he agobiado por un montón de cuestiones que no sabía resolver, hoy quiero responderte diez de esas preguntas que inevitablemente te haces al empezar a invertir en Bolsa para ahorrarte tiempo, energía y dinero y evitar que las dudas se apoderen de ti.

Las 10 preguntas

Estas son 10 preguntas que seguramente te estarás haciendo y para las que voy a darte respuesta en este artículo:

  1. ¿Invertir en Bolsa no es muy arriesgado?
  2. ¿Qué pasa si la Bolsa baja mucho?
  3. ¿Cuánto dinero necesito para invertir?
  4. ¿Qué rentabilidad puedo conseguir?
  5. ¿Qué acciones debo comprar?
  6. ¿Cuántas empresas debo tener en mi cartera?
  7. ¿Cuál es el mejor momento para invertir?
  8. ¿Cuándo tengo que vender mis acciones?
  9. Los expertos dicen que es hora de comprar/vender, ¿les hago caso?
  10. Ya tengo un trabajo a jornada completa, ¿esto no me llevará demasiado tiempo?

 

Estas fueron las 10 preguntas que más me inquietaron cuando me inicié en la inversión en Bolsa, por lo que ahora quiero darte directamente las respuestas que a mi me costó tiempo y esfuerzo encontrar. Así que toma asiento, ponte cómodo y deja que te facilite tu camino inversor un poco más.

Nº 1. ¿Invertir en Bolsa no es muy arriesgado?

Invertir no tiene porqué ser arriesgado si sabes lo que estás haciendo, y la inversión en Bolsa no es una excepción. Existe la falsa creencia de que en la Bolsa o te haces rico de la noche a la mañana o lo pierdes todo en pocas horas. Pero no es más que eso, una falsa creencia producto de Hollywood y demás leyendas urbanas.

Invertir no tiene porqué ser arriesgado si sabes lo que estás haciendo. Clic para tuitear

Es como conducir un coche, en cuyo caso siempre habrá el riesgo de sufrir un accidente. No obstante, puedes minimizarlo de muchas maneras, como aprendiendo a conducir, utilizar los elementos de seguridad, evitar salir a la carretera en condiciones climatológicas extremas y circulando a una velocidad moderada.

De la misma manera, al invertir siempre habrá el riesgo de no ganar todo el dinero que esperabas o incluso de perder una parte de este. No obstante, puedes hacer muchas cosas para reducir ese riesgo al mínimo, como aprender a invertir, usar un gran margen de seguridad, evitar comprar tus acciones cuando están caras y no dejarte llevar por la alta velocidad del mercado.

Igual que usando el sentido común puedes reducir el riesgo de sufrir un accidente en carretera y disfrutar de los beneficios de desplazarte cómodamente en tu coche, el mismo sentido común puede ayudarte a reducir el riesgo de tus inversiones para que no tengas que renunciar a los buenos beneficios que estas pueden darte.

Por cierto, haciendo unas pocas cosas bien las probabilidades de perder todo tu dinero son muy, muy bajas.

Nº 2. ¿Qué pasa si la Bolsa baja mucho?

Pues que en vez de preocuparte como hace la inmensa mayoría de la gente, deberás alegrarte por poder comprar más acciones a precios más baratos, lo que disminuirá el riesgo de tus inversiones y aumentará la rentabilidad.

¿Quieres superar la rentabilidad media del mercado al mismo tiempo que asumes un riesgo menor? Pues sólo podrás conseguirlo si compras a unos precios inferiores a la media, y eso sólo sucede cuando la Bolsa baja mucho.

Debes ser consciente de que para conseguir buenas inversiones deberás esperar a que la Bolsa baje lo bastante para poder comprar acciones de buenas empresas lo suficientemente baratas para disfrutar de una buena rentabilidad vía dividendos y/o la posterior subida de precios que tarde o temprano acabará por llegar.

Al principio esta idea puede ser un poco chocante porque va en contra de lo que la mayoría piensa, pero con el tiempo te darás cuenta de que son las grandes bajadas de la Bolsa las que pueden cambiarte la vida a mejor.

Nº 3. ¿Cuánto dinero necesito para invertir?

Pues muy poco, la verdad. Una de las ventajas de la Bolsa frente a otros tipos de activos es que te permite invertir prácticamente cualquier cantidad de dinero. Piensa que la mayoría de acciones tienen precios que rondan las pocas docenas de euros, y algunas incluso las puedes comprar por menos de un euro.

Por lo tanto, si ahora dispones de sólo 200€, invierte sólo 200€, no hay problema. Recuerda que puedes invertir la cantidad que te vaya mejor en cada momento porque la Bolsa tiene una gran flexibilidad para adaptarse a tu bolsillo.

Así que no te preocupes si ahora mismo no dispones de mucho dinero, ya que pequeñas cantidades te serán más que suficientes para ganar experiencia y formarte para estar preparado el día que tengas mucho más dinero disponible para invertir.

De hecho, si estás en la etapa inicial de tu carrera inversora, te animo a empezar con cantidades modestas, ya que en esta primera etapa tu objetivo no debe ser conseguir la mayor rentabilidad, sino la mayor experiencia y la mejor formación posibles.

Si quieres saber más sobre qué cantidades son recomendables para empezar a invertir, te lo cuento en este artículo.

Nº 4. ¿Qué rentabilidad puedo conseguir?

Esta es una de las preguntas que más llamarán tu atención, ¿me equivoco? Al fin y al cabo, quieres invertir para ganar dinero, por lo que quieres saber cuánto puedes conseguir. Pues la respuesta dependerá de tu habilidad, del tipo de inversión que decidas seguir y de las condiciones de mercado que te encuentres.

Para tener una referencia, el considerado por algunos el mejor inversor de la historia, Warren Buffett, quien figura entre las diez personas más ricas del mundo, ha conseguido una rentabilidad compuesta anual media ligeramente superior al 23% durante más de cuarenta años.

Recuerda que tu rentabilidad no será la misma todos los años, sino que irá variando según las circunstancias que la Bolsa te ofrezca. Sin embargo, haciendo las cosas mínimamente bien tendrás años muy buenos, años buenos, años regulares y evitarás los años malos, por lo que tu rentabilidad anual media será buena.

En mi opinión, si quieres invertir en dividendos para generar ingresos sin que tengas que hacer nada más, aspirar a una media del 5% neto anual creo que es un buen punto de partida para ir subiendo hasta por encima del 10% a lo largo del tiempo, cuando vayas ganando experiencia y formación.

Y, pensando en qué rentabilidad puedes conseguir, quizás te preguntes también cuánto dinero necesitas para lograr la independencia financiera.

Por cierto, algunas personas querrán hacerte creer que ellos son capaces de conseguir una rentabilidad del 10% mensual. En estos casos es mejor esperarte un poco antes de confiar en ellos, pues si empiezan con sólo 10.000€ y consiguen ese 10% mensual, al cabo de diez años ya tendrán 927 millones de euros, momento en el que podrás preguntarles con toda la confianza cómo lo han hecho 😉

Nº 5. ¿Qué acciones debo comprar?

Saber qué acciones comprar es una parte importante de tu rutina inversora. La respuesta dependerá de los objetivos que tengas y qué filosofía inversora sigas. Sin embargo, para tratar de responderte esta pregunta, voy a hablarte sobre mi casi particular.

En mi caso busco empresas que tengan una ventaja competitiva sostenible a largo plazo que les permita obtener rentabilidades superiores a la media de forma sostenida en el tiempo, unos ingresos y beneficios crecientes a largo plazo y nada o muy poca deuda.

Además, quiero que tengan una política de dividendos que me permita disfrutar de un dividendo creciente a lo largo de los años, lo que hace que la rentabilidad vía dividendos de esa inversión también aumente con el paso del tiempo.

Una vez identificados varios negocios que cumplan estos requisitos, lo único que te quedará por hacer será esperar a que el miedo de la mayoría te ofrezca sus acciones a precios lo suficientemente bajos para que se conviertan en buenas inversiones para ti.

Y, ¿sabes cuándo sucede esto? Exacto, en las grandes bajadas de la Bolsa que te comentaba antes.

Nº 6. ¿Cuántas empresas debo tener en mi cartera?

A medida que vayas descubriendo buenos negocios en los que invertir, empezarás a preguntarte cuántas empresas distintas debes tener en tu cartera. Para mí la respuesta a esta pregunta es muy sencilla: las que te hagan sentir cómodo.

Algunas personas necesitan tener treinta, cuarenta o más, mientras que otros nos sentimos totalmente tranquilos con unas ocho, diez o doce.

También dependerá del número de buenas empresas que hayas encontrado y de su calidad, ya que si sólo has encontrado seis es absurdo comprar otras adicionales que no te gustan o no conoces sólo por tener más. Hacer esto aumentaría el riesgo de tu cartera y disminuiría su rentabilidad, por lo que es mejor que te centres en las empresas que has analizado y que realmente te gustan.

En mi caso, por ejemplo, me siento cómodo teniendo alrededor de diez empresas distintas, aunque recientemente he pasado algunos meses en que tenía sólo cinco. A medida que ganes experiencia te irás dando cuenta del número de negocios que debes incluir en tu cartera para sentirte cómodo y conseguir tus objetivos de rentabilidad al mismo tiempo que mantienes el riesgo bajo control.

Si quieres profundizar en este tema, te encantará leer ¿cuántas empresas debes incluir en tu cartera de inversiones?.

Nº 7. ¿Cuál es el mejor momento para invertir?

El mejor momento para invertir es cuando los precios de las acciones que quieres comprar son baratos. Así podrás comprar más acciones con el mismo dinero o las mismas acciones con menos dinero.

Por lo tanto, el mejor momento para invertir acostumbra a darse después de una gran bajada de la Bolsa, ya que el miedo generalizado de la mayoría hace que las acciones de los buenos negocios que te gustan se vendan baratas.

Hay mucha gente que invierte siempre que tiene algo de dinero disponible, así ponen su dinero a trabajar de inmediato. Otros invierten una cantidad similar de forma periódica, evitando así concentrar las compras en momentos determinados.

En mi caso prefiero esperar el tiempo que haga falta a que los precios de las acciones estén realmente baratos, ya que la experiencia me ha enseñado que la rentabilidad que he acabado consiguiendo al esperar ha sido superior a la que hubiera conseguido comprando de inmediato.

Por lo tanto, mi opinión es que vayas acumulando efectivo disponible para invertir mientras esperas a que la locura de los demás te ofrezca las acciones que te gustan al los precios adecuados para conseguir la rentabilidad que deseas.

Sí, te perderás algunas oportunidades, pero te asegurarás de que tu dinero acabe trabajando lo suficientemente duro para ti, que al fin y al cabo es lo que quieres conseguir.

Nº 8. ¿Cuándo tengo que vender mis acciones?

Pues dependerá de tus objetivos y de tu filosofía de inversión. Si practicas el Value Investing o Inversión en Valor, querrás vender tus acciones cuando estén sobrevaloradas y ya no te ofrezcan ningún margen de seguridad.

Si inviertes en dividendos para conseguir ingresos sin tener que preocuparte de hacer nada más, el mejor momento para vender tus acciones será nunca. Nunca, ¿en serio?

Si inviertes en dividendos, el mejor momento para vender tus acciones será nunca. Clic para tuitear

Piensa que si eres capaz de encontrar buenos negocios que aumenten cada año el dividendo y consigues comprarlos a los precios adecuados, no sólo obtendrás una buena rentabilidad el primer año, sino que esta irá creciendo año tras año, por lo que cobrarás más dinero por tener las mismas acciones.

Así que cuanto más esperes para venderlas, más rentabilidad vía dividendos podrás conseguir. Pero no sólo eso, ya que los buenos negocios tienden a subir de precio con el tiempo (y especialmente si los has comprado a precios anormalmente bajos), por lo que cuanto más esperes para vender tus acciones, más plusvalías conseguirás.

Créeme, cuando veas las cantidades crecientes de ingresos que esos negocios te meten en tu cuenta bancaria sin tener que hacer nada no querrás desprenderte de ellas 😉

Para saber más, te recomiendo dos razones y media para vender tus inversiones.

Nº 9. Los expertos dicen que es hora de comprar/vender, ¿les hago caso?

Ni sí ni no. Y, ¿esto qué significa? Pues significa que debes ser capaz de tomar tus propias decisiones de inversión sin depender de las opiniones de otros, incluyendo los supuestos expertos.

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones. Tenerlas en cuenta a veces puede resultarte útil y otras sólo te sirve para generarte más indecisión. Los expertos acostumbran a tener muchos seguidores, y para tener muchos seguidores deben decir cosas que a la mayoría les sienten bien y sean de su agrado.

Por lo tanto, la mayoría de expertos coincidirán con la opinión de la mayoría, puesto que si se equivocan en manada será “cosa del mercado”, pero si van en contra del rebaño y se equivocan, será “su culpa”.

Por cierto, estoy hablando de esa mayoría que no tiene paciencia, que compra las acciones más populares cuando todo el mundo lo está haciendo y que acaba vendiéndolas meses o años más tarde mucho más baratas a quienes sí supieron esperar.

¿Significa esto que no se pueden encontrar buenos expertos de los que fiarse? No necesariamente, ya que sí los hay. Sin embargo, ¿para qué destinar tiempo, dinero y energía en intentar adivinar o descubrir buenos expertos que te digan qué hacer si puedes dedicar ese mismo esfuerzo en aprender a tomar tus propias decisiones?

Además, aunque encuentres al mejor de los expertos, este no tiene porqué tener tus mismos objetivos de rentabilidad ni tolerar los mismos niveles de riesgo. Puede que si siquiera siga la misma filosofía inversora que tú.

Así que mi recomendación es que ni les haga caso ni dejes de hacérselo, sino que te centres en dedicar tu tiempo a encontrar tus propias inversiones.

Nº 10. Ya tengo un trabajo a jornada completa, ¿esto no me llevará demasiado tiempo?

Uno de tus grandes objetivos al aprender a invertir será seguramente conseguir ingresos independientes a tu trabajo, es decir, sin importar lo que tú hagas con tu tiempo. Por lo tanto, se trata de tener activos que trabajen para ti, no de que tengas un segundo empleo.

Seguir una estrategia de inversión en dividendos como la que te propongo no te llevará más tiempo que la formación inicial (que te servirá para toda la vida) y el que dediques a los análisis que hagas para identificar en qué empresas poner tu dinero a trabajar (lo que en la mayoría de los casos también te servirá para toda la vida, ya que cada empresa se analiza desde cero una sola vez).

Así pues, se trata de una actividad totalmente compatible con un trabajo a jornada completa y cualquier otro tipo de actividad que realices. Da igual si eres emprendedor, multiempleado o autónomo, una vez tus inversiones estén en marcha te requerirán muy poco tiempo.

Al fin y al cabo, esa es la gracia de poner tu dinero a trabajar para ti, ¿no?

Conclusión

Como puedes ver, algunas de estas preguntas tienen una respuesta más fácil que otras. Además, las respuestas variarán según qué inversor te las responda. Sin embargo, cuando estás empezando puedes sentirte abrumado por todas estas dudas, por lo que viene muy bien que alguien te las conteste y te dé una referencia de por dónde empezar.

A medida que vayas ganando experiencia y aumentando tu formación, irás descubriendo qué es lo que mejor te funciona y verás que, casi sin darte cuenta, eres tú quien les va dando la respuesta más adecuada.

En Despierta Tu Dinero aprenderás a adquirir activos a través de la Bolsa de Valores de manera responsable y relajada mientras creas un patrimonio que te genere ingresos para siempre

Por cierto, soy consciente de que tendrás seguramente muchas más dudas que estas. Así que te animo a compartirlas en los comentarios para que yo u otros Despiertos expresen sus opiniones al respecto. Y recuerda que también queremos saber cuáles son tus respuestas a la 10 preguntas que te acabo de responder 😉

Imagen: diferencias.jpg

6 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 6 6 Flares ×

8 comentarios sobre “10 preguntas que te haces al empezar a invertir en Bolsa (con sus respuestas)

    • ¡Hola, Jesús!
      Muchas gracias por tu comentario, me alegro de que te haya gustado el artículo. Creo que haces bien de esperar pacientemente a que bajen los precios de las empresas que te gusten, ya que si quieres invertir a largo plazo, cada céntimo que te ahorres ahora será una mayor rentabilidad a lo largo de mucho tiempo.
      Un saludo,
      Marc

  1. Hola Marc,

    Estoy empezando de cero en la formación de una cartera Buy & Hold y quisiera felicitarte por tu blog pues es muy claro y fácil de leer.

    Yo también me encuentro en la dulce espera de bajada de precios para efectuar mis primeras compras, parecía que el Trumpazo podía ser una oportunidad pero de momento yo sigo con la escopeta cargada para efectuar los primeros disparos.

    Aquí tienes un fiel seguidor.

    • ¡Hola, Aitor!
      Me alegra saber que estás empezando tu cartera a largo plazo y de que te guste el blog 😉
      Lo has definido muy bien, una “dulce espera” de la bajada de los precios que nos pueden ofrecer buenas oportunidades de inversión. ya sea por el Trumpazo que dices o por cualquier otro motivo circunstancial, estaremos atentos a las posibles oportunidades que se pongan a tiro.
      Gracias por tu comentario 🙂
      Un saludo,
      Marc

  2. Hola Marc!

    Muy buen post. 10 preguntas inteligentes y 10 respuestas inteligentes.

    Me parece muy interesante la 9. Ya que no es fácil mantener tu propio criterio contra viento y marea, si las acciones de la empresa bajan mucho podemos llegar a pensar que estábamos equivocados.

    Al fin y al cabo todos nos equivocamos. Para eso me parece una buena opción un stop los.

    Muchas gracias.

    Salu2

    • ¡Hola, Alberto!
      Tienes toda la razón cuando dices que no es fácil mantener nuestro criterio cuando parece ser que el resto hace lo contrario, pues tendemos a confundir sin querer la opinión de la mayoría con lo que nos conviene más.
      Respecto al stop loss, a mi no me gusta usarlos porqué nos pueden obligar a vender en los momentos de precios más bajos, justo en los que a mi personalmente me gusta comprar.
      Muchas gracias por tu aportación, seguiremos navegando contra viento y marea hacia nuestros objetivos 😉
      Un saludo,
      Marc

  3. Una pregunta Marc,como haces psicológicamente cuando gastas toda la liquidez y sigue bajando y ves precios estupendo y no puedes hacer nada.
    Lo digo xq gaste mi último cartucho con Trum y veo q Ree y Enagas están a unos precios muy buenos.
    Saludos.

    • ¡Hola, Jose!
      Pues es una muy buena pregunta. Lo que hago yo es aceptar que es imposible comprar siempre en los mínimos, por lo que exijo al menos una rentabilidad por dividendo inicial atractiva y separo las compras en distintas compras parciales. Así, si se da la vuelta y sube habré comprado cerca del mínimo y, si sigue bajando, tendré dinero disponible para completar la posición con una mejor rentabilidad.
      La verdad no tengo ni idea de si seguirán bajando o si es algo de dos días. Creo que lo importante es que estés satisfecho con tus compras y no te mcastigues psicológicamente si siguen bajando. Quién sabe, quizás dentro de un tiempo reúnas más liquidez y puedas comprarlas mucho más baratas 😉
      Gracias por tu participación.
      Un saludo,
      Marc

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
6 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 6 6 Flares ×