crack bursatil

3 claves para sobrevivir al siguiente crack bursátil y cómo aprovecharlo para multiplicar tu fortuna

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¡Hola!

Respondiendo a un email de un lector unos días atrás me di cuenta de que son muchas las personas que no se atreven a invertir en Bolsa por el miedo de que ocurra un crack bursátil. Y no les culpo, ya que la palabra crack lleva implícita una connotación negativa que asusta.

Sin embargo, ¿es un crack bursátil tan malo como dicen? ¿Por qué representa la ruina para muchos inversores mientras sirve para que otros se hagan literalmente ricos? ¿Debes temerlo o debes esperarlo con emoción igual que un niño espera los regalos la noche antes de Navidad?

Y es que aunque no tengo ni idea de cuándo se producirá el siguiente crack bursátil, sí quiero asegurarme de que, cuando este acabe llegando, no seas uno de esos inversores que se deja llevar por el miedo y pierde hasta la camisa.

Por este motivo, hoy quiero contarte tres claves que considero imprescindibles para sobrevivir al siguiente crack bursátil. Pero esto no es todo, ya que también voy a mostrarte cómo puedes aprovecharlo para llevar tu cartera al siguiente nivel.

¿Qué es un crack bursátil?

Si buscas la definición de crack bursátil por Internet encontrarás algo similar a esto: “Un crack bursátil es una caída vertiginosa de las cotizaciones en la mayoría de los valores de una o varias Bolsas durante un corto periodo de tiempo.

Dicho en otras palabras, los precios de las acciones bajan mucho en muy poco tiempo, concretamente en unas pocas sesiones bursátiles o incluso en una única sesión.

A veces se hace referencia a un crack bursátil con una precisión extrema, como es el caso del famoso Jueves Negro del crack de 1929 y del Lunes Negro del crack de 1987. Otras veces, en cambio, el crack se refiere a un periodo más amplio, como por ejemplo la Crisis de octubre de 2008.

El crack bursátil se produce cuando algún suceso (normalmente de origen económico) hace que un miedo generalizado se apodere de la Bolsa, haciendo que buena parte de los participantes se asuste y quiera vender sus acciones.

Al haber una gran cantidad de órdenes de venta que se acumulan, la gente empieza a pedir, a veces en cuestión de minutos, precios cada vez más bajos por sus acciones con la intención de que sus órdenes se ejecuten antes que las del resto.

Esto hace que las cotizaciones que se publican segundo a segundo decrezcan rápidamente, lo que a su vez asusta cada vez más a los que están continuamente consultando los precios.

Y, por si todo esto fuera poco, en medio de este círculo vicioso hay miles de órdenes stop loss que se ejecutan una tras otra, arrastrando los precios hacia abajo en una espiral que parece no tener fin. Sin embargo, sí tiene fin, ya que llega un momento en el que gran parte de la gente que quería vender sus acciones ya lo ha hecho y la caída se frena.

Otra manera de ver un crack bursátil

Si eres un lector asiduo de Despierta Tu Dinero ya sabrás que mi manera de entender la inversión en Bolsa no siempre coincide con las ideas generalmente aceptadas. Por este motivo, ahora quiero explicarte mi definición particular de un crack bursátil. Ya te avanzo que esta manera de verlo te será muy útil cuando más tarde te hable sobre las tres claves para sobrevivir al siguiente crack de la Bolsa.

Para mí, un crack bursátil es un momento en el que grandes cantidades de dinero y acciones cambian de manos. Concretamente, de las manos de los inversores y especuladores muy apalancados y los muy asustados hacia las manos de los inversores sensatos, pacientes y seguros de sí mismos.

Si no estás familiarizado con el concepto del apalancamiento y sus peligros cuando se mezcla con la inversión en Bolsa, aquí te explico porqué el apalancamiento es la forma más rápida de perder dinero en Bolsa.

Un crack bursátil es un momento en el que grandes cantidades de dinero y acciones cambian de… Clic para tuitear

Míralo de este modo. Por más personas que quieran vender sus acciones, para que se complete una transacción debe haber alguien que las compre. Esto significa que a lo largo de toda la bajada, mientras muchos están desesperados vendiendo a cualquier precio, otros les están comprando esas mismas acciones a precios bajos.

¡Ojo! Debes ser consciente de que en un crack bursátil hay muchos saltos en las cotizaciones (técnicamente llamados gaps), lo que implica que puede haber amplios tramos de precios dentro de los cuales literalmente no haya nadie dispuesto a comprar esas acciones.

Sin embargo, tarde o temprano las acciones llegarán a ciertos niveles de precios en los que los inversores empezarán a comprarlas, dando así salida a muchas órdenes de venta acumuladas y frenando las caídas, hasta llegar de nuevo a una situación más normalizada.

Por lo tanto, lo que quiero que recuerdes es que en un crack bursátil una gran cantidad de acciones se venden pero también se compran. Dicho en otras palabras, el dinero y la propiedad de las empresas cambian de manos.

3 claves para sobrevivir al siguiente crack bursátil

Como te comentaba antes, no tengo ni idea de cuándo llegará el siguiente crack bursátil. Lo que sí puedo asegurarte es de que acabará llegando. Y como no quiero que este hecho natural de la inversión en Bolsa te frene ni te haga perder dinero, a continuación voy a compartir contigo las que considero las tres claves principales para sobrevivir al siguiente crack.

Clave nº1: Mira la situación con perspectiva

Cuando llegue el siguiente crack bursátil, sea por el motivo que sea, ante todo debes tener la capacidad de ver la situación con perspectiva. Esto significa entender que las fuertes caídas de los precios son algo normal dentro de la vida de la Bolsa.

El hecho de que no se produzcan con mucha frecuencia no significa que, cuando lleguen, sea el fin del mundo. Te lo digo muy en serio: después de un crack bursátil sigue habiendo vida.

Después de un crack bursátil sigue habiendo vida. Clic para tuitear

Y, para ayudarte a comprender la importancia de ver la situación con perspectiva, quiero que mires el siguiente gráfico:

crack bursatil

Este gráfico corresponde al índice Dow Jones Industrials en el momento del famoso crack de 1929, donde en muy pocos días el índice cayó alrededor de un 50%, desde los 380 puntos hasta por debajo de los 200 puntos.

Te pongo este ejemplo porqué estoy seguro de que habrás oído hablar de este famoso crack, el cual está considerado uno de los peores de la historia de la Bolsa. Por desgracia, mucha gente perdió grandes cantidades de dinero, familias enteras quedaron completamente arruinadas y, lo peor de todo, hubo una ola de suicidios de gente que se vio totalmente desesperada por la situación.

Durante los años siguientes al famoso crack siguieron los descensos, un poco más repartidos en el tiempo, pero igualmente pronunciados hasta llevar al índice muy por debajo de los 100 puntos. Pues bien, incluso teniendo en mente uno de los peores escenarios de la historia reciente de la Bolsa, ahora quiero que veas la situación con perspectiva, y para ello quiero que te fijes en el siguiente gráfico de precios:

crack bursatil

Este gráfico corresponde al mismo índice Dow Jones Industrials durante todo el siglo XX. En un círculo rojo he resaltado el famoso crack de 1929. Como puedes ver, con el tiempo las cotizaciones se recuperaron y siguieron la tendencia alcista que tiene la Bolsa a largo plazo.

¿Conclusión? Mirando la situación con perspectiva puedes darte cuenta de que los inversores que tenían en cartera buenas empresas en el momento del crack y que las mantuvieron durante la crisis (muchas de ellas siguieron generándoles excelentes beneficios ya que la calidad de sus negocios no dependían del precio de sus acciones), con los años no sólo siguieron disfrutando de sus beneficios, sino que disfrutaron también de enormes plusvalías que seguramente les cambiaron la vida, a mejor.

Recuerda, es primordial que centres tus esfuerzos en comprar sólo empresas de calidad. De esta manera, cuando llegue el siguiente crack bursátil, tendrás una cartera lo suficientemente sólida para estar tranquilo y disfrutar de tus beneficios mientras esperas a que la locura de la Bolsa desaparezca y elimine tus minusvalías temporales.

Clave nº2: Evita el apalancamiento

Recuerda que el crack bursátil viene siempre acompañado por un miedo generalizado. Si estás altamente apalancado es casi seguro que una caída brusca en los precios de tus acciones (o el producto derivado que estés usando) te obligue a vender tus inversiones en el peor momento.

En un crack bursátil, el apalancamiento te obligará a vender tus acciones en el peor momento. Clic para tuitear

Si estás haciendo trading, ya sea intradía, swing trading o tendencial, un crack puede alcanzar con facilidad tus stop loss y cerrar tus posiciones ocasionándote pérdidas incluso superiores a las que habías planificado por culpa de los desplazamientos al ejecutar dichos stops.

Y por supuesto, como inversor a largo plazo ya sabes que tampoco debes debilitar la fortaleza financiera de tu cartera utilizando apalancamiento. Invierte sólo el dinero que tengas, sin pedirlo prestado. Aunque parezca de cajón, y lo es, son muchos los inversores que en épocas de tendencias muy alcistas se confían e invierten con dinero prestado pensando que los precios no caerán. Hasta que caen.

Además, un crack bursátil acostumbra a llegar después de fuertes subidas en los precios, precisamente cuando hay más gente apalancada. Por este motivo es fundamental que no uses apalancamiento en tus inversiones en Bolsa.

De hecho, el apalancamiento es la principal causa de ruina en la Bolsa, especialmente durante un crack. El apalancamiento multiplica los efectos de cualquier subida o bajada en los precios de tus acciones, por lo que imagináte sus efectos en un crack donde los movimientos ya son muy acentuados de por sí.

Por este motivo, el apalancamiento no te permite aguantar tus posiciones sin más, sino que te puede obligar a vender tus acciones a precios de risa a otro inversor sensato que te esté esperando con los brazos abiertos.

Así que recuerda, evitando el apalancamiento y comprando únicamente empresas de gran calidad tendrás la certeza de sobrevivir al siguiente crack, teniendo sólo que soportar la molestia de ver quizás minusvalías temporales en tu cartera.

Clave nº3: Escúchate primero a ti mismo antes que al resto

Como te imaginarás, en un crack bursátil la Bolsa será la protagonista durante días de todos los telediarios y la prensa, los cuales no harán más que aumentar la sensación de pánico entre toda la población, incluso la que nada tiene que ver con la Bolsa.

Tus amigos, tus compañeros de trabajo e incluso tu familia te dirán que estás loco manteniendo tus inversiones cuando todo se está yendo al garete. Y precisamente por la presión en tu alrededor, la de tus seres queridos, puede que empieces a dudar de ti mismo.

Y si en la vida nunca debes dudar de ti mismo, con independencia de lo que te digan los demás, en la Bolsa tampoco. Repasa tus análisis, recuerda tus objetivos de inversión y sigue tu plan. Y, si todavía no tienes un plan de inversión, empieza aquí a elaborar tu propio plan de inversión ahora mismo.

Cómo aprovechar un crack bursátil para llevar tu cartera al siguiente nivel

Piensa en las empresas que tienes en tu lista de la compra. Seguro que en más de una ocasión habrás visto como las cotizaciones de algunas de ellas han sufrido caídas del 5%, 6%, 10% o más en una sola sesión bursátil, ¿a que sí?

Aunque salvando mucho las distancias, podrías ver esas caídas como pequeños cracks a nivel particular. Y, si sabes que se trata de una buena empresa que sólo está atravesando una dificultad temporal, ¿qué haces? ¿Vendes tus acciones al precio que sea y sales corriendo? ¿O te planteas aprovechar tus reservas de liquidez para comprar algunas acciones adicionales a precios más baratos de lo habitual?

Si tu respuesta ha sido vender tus acciones y salir corriendo, te invito a descubrir como las grandes bajadas en la Bolsa pueden cambiarte la vida a mejor y cómo ganar dinero si el precio de tus acciones baja un 50%.

En cambio, si tu respuesta ha sido plantearte comprar más acciones aprovechando los bajos precios, sigue leyendo 😉

Para poner un ejemplo más reciente, ¿recuerdas las fuertes caídas de los precios de 2008 y 2012? En un momento de desesperación podrías haber pensado que esas caídas no tendrían fin, que el mundo se acababa y que la Bolsa desaparecería para siempre.

No obstante, a día de hoy, no muchos años después, estás muy animado leyendo artículos para aprender y mejorar como inversor, lo que significa que ya no piensas que la Bolsa vaya a desaparecer con el siguiente crack bursátil.

Entonces, si estás convencido de que tienes en cartera empresas de calidad con negocios sólidos y florecientes, y si además sabes que un crack bursátil forma parte de los ciclos naturales de la Bolsa, ¿porqué no aprovecharlo para aumentar posiciones o comprar otras empresas de tu lista a precios de rebajas?

Te propongo un ejercicio muy sencillo. Mira tu lista de la compra (de inversión, eh :p) y fíjate en las empresas que te gustaría tener y que hasta día de hoy no has podido comprar por estar demasiado caras. Imagínate ahora que, mientras estas siguen ganando cada vez más dinero, un miedo generalizado se apodera de la Bolsa y reduce sus cotizaciones a la mitad, aunque sus negocios subyacentes sigan generando beneficios.

¿Cómo te sentirías? ¿Te das cuenta de porqué un crack bursátil te brinda la fantástica oportunidad de hacer inversiones con un riesgo más bajo de lo normal y obtener una rentabilidad superior? Y hablo tanto de las rentabilidades vía dividendo como de las posteriores plusvalías latentes. Esto es así porqué en un crack el margen de seguridad de tus inversiones puede ser mucho más amplio de lo  habitual.

Durante un crack bursátil, el margen de seguridad de tus potenciales inversiones aumenta… Clic para tuitear

Y, ¿qué pasa con las inversiones que ya tenías antes del crack? Si son buenas empresas debes mantener la calma y esperar a que pase todo, sin venderlas. Sólo perderás dinero cuando las vendas, ya que si las conservas lo que tendrás serán minusvalías latentes de carácter temporal. De hecho, dependiendo del precio al que hayas comprado tus acciones, puede que ni llegues a tener minusvalías, sino una reducción de las plusvalías que habías acumulado.

Si en condiciones normales la Bolsa te ofrece un buen crecimiento por tu dinero, cuando compras tras un crack bursátil buenas empresas a precios literalmente de risa, es solo cuestión de tiempo que multipliques tu fortuna y lleves tu cartera al siguiente nivel.

Conclusión

En un crack bursátil las acciones y el dinero pasan de las manos de los inversores y especuladores muy apalancados y los muy asustados hacia las manos de los inversores sensatos, pacientes y seguros de sí mismos. Por lo tanto, para sobrevivir al siguiente crack que tarde o temprano llegará, debes recordar que se trata de una situación temporal y verla con perspectiva.

Debes también evitar apalancar tu cartera para no verte obligado a vender tus inversiones en el peor momento y, por supuesto, debes centrarte en tus objetivos y tu plan de inversión sin dejarte llevar por los miedos de tu alrededor.

Si eres capaz de mantener la calma y estás seguro de lo que haces, puedes aprovechar el siguiente crack bursátil para comprar las acciones de las empresas que te gustan a precios excepcionalmente baratos, obteniendo rentabilidades vía dividendos y plusvalías posteriores que llevarán tu cartera al siguiente nivel.

Así que ya lo sabes, cuando llegue el próximo crack bursátil, en vez de dejarte llevar por el miedo y perder buena parte de tu dinero, recuerda que eres tú quien puede actuar como un auténtico crack de la Bolsa 😉

Y ahora todos queremos saber tus opiniones: ¿Has vivido alguna vez un crack bursátil? ¿Perdiste dinero o te sirvió para ganar más de lo habitual? ¡Comparte tus experiencias en los comentarios!

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

14 comentarios sobre “3 claves para sobrevivir al siguiente crack bursátil y cómo aprovecharlo para multiplicar tu fortuna

  1. Fantástico, Marc!
    En bolsa es esencial tener estas claves en mente y estar atento para observar y actuar.
    Perspectiva, paciencia y determonación a no caer en el temptativo apalancamiento. Tres conceptos básicos.
    Gracias como siempre!!

    Saludos,

    Sergi

    • ¡Hola, Sergi!
      El apalancamiento es muy llamativo en la teoría, pero en la práctica tiene una cara oculta muy peligrosa que nos puede hacer perder muchísimo dinero. Perspectiva, paciencia y determinación, lo has resumido muy bien. Gracias a ti por como siempre por tus aportaciones 😉
      Un saludo,
      Marc

  2. Que buenos asesoramientos Marc, estoy aprendiendo mucho con todos estos post.
    A este creo que voy hacerle un cuadro y colgarlo de la pared de mi comedor, para cuando llegue el próximo crack tengamos presente esta teoría.
    Un buen trabajo amigo.
    saludos y agradecido

    • ¡Hola, Victor!
      Caramba, me alegro mucho de que este artículo se haya ganado un cuadro en la pared de tu comedor ;). De hecho, todos deberíamos hacerlo para tener, cuando llegue el siguiente crack, las cosas claras y no dejarnos llevar por el miedo.
      Muchas gracias por tu participación y tus palabras.
      Un saludo,
      Marc

  3. Hola Marc,
    Enhorabuena, estas haciendo una gran labor transmitiendo las claves de la inversion sensata a largo plazo. Añadiria la importancia de guardar una parte en liquidez para poder invertir mas de lo normal en estas grandes caídas. Aunque esta parte es mas personal, algunos prefieren estar invertidos al 100% y otro tener un 30% en liquidez para aprovechar mejor las rebajas de los cracks.
    Un saludo
    Antonio

    • ¡Hola, Antonio!
      Así es, durante un crack es un muy buen momento para tener liquidez. A mi me gusta tener siempre algo de liquidez, aunque a veces no tengo nada. Esperemos que en el siguiente crack sí haya podido acumular más dinero invertir 😉 ¿A ti qué porcentaje de tu cuenta de inversión te gusta tener en liquidez?
      Gracias por tu participación. Un saludo,
      Marc

  4. Muchas gracias Marc por tu artículo.
    En mi caso, mi mejor solución es mirar lo mínimo las noticias y sobre todo los periódicos económicos y mantener la estrategia de ahorrar e invertir todos los meses un poco. Si me guío por las noticias me daría un infarto cada pocos días, jajaja.
    Un abrazo!

    • ¡Hola, PapaPrimerizo!
      Haces muy bien de mantenerte bastante al margen de la prensa económica, ya que esta se centra en el ruido del día a día y se olvida de los fundamentos de la inversión que aplican a largo plazo. Me alegro de que lo tengas tan claro y de que te ayude a mantener la calma.
      Muchas gracias por tu participación. Un abrazo,
      Marc

    • ¡Hola, Capturando Dividendos!
      Tarde o temprano llegará, ya que forma parte de la naturaleza de la Bolsa. Estaremos preparados 😉
      Gracias a ti por comentar. Un saludo,
      Marc

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×