stop loss

3 razones para no usar stop loss en tus inversiones a largo plazo

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¡Hola!

Hace tiempo publiqué un artículo debatiendo la utilidad de usar órdenes stop loss en tus inversiones a largo plazo. Y, como recientemente habéis sido bastantes los que me habéis escrito preguntando si debéis o no poner stop loss para reducir el riesgo de vuestra cartera, he decidido darle un repaso al artículo y actualizarlo para que no quede ninguna duda al respecto.

Así que si quieres saber si las famosas órdenes stop loss te ayudarán realmente a reducir el riesgo de tus inversiones o si lo único que conseguirás es aumentarlo, este artículo es para ti.

¿Qué son las órdenes stop loss?

Uno de los tipos de órdenes más comunes son las órdenes condicionadas limitadas, las cuales te permiten poner una orden de compra o de venta a un precio concreto. De esta manera te aseguras de comprar tus acciones a ese precio como máximo (o venderlas a ese precio como mínimo) en el caso de que los precios lleguen a los niveles suficientes para que estas se ejecuten.

Pues bien, una orden “stop loss“, que podrías traducir vagamente como “parar las pérdidas” es una orden condicionada limitada de venta que puedes utilizar para vender tus acciones automáticamente en el caso de que su precio de mercado baje hasta ese nivel.

Una orden “stop profit“, en cambio, y que podrías traducir igual de vagamente como “para los beneficios” es una orden condicionada limitada de venta que puedes utilizar para vender tus acciones automáticamente en el caso de que su precio de mercado suba hasta ese nivel.

Si quieres saber más sobre el tema, te invito a descubrir qué tipo de órdenes de compra debes usar en tus inversiones en Bolsa.

stop loss

Utilidad de las órdenes stop loss y stop profit

Por lo tanto, ya te habrás dado cuenta de que en teoría las órdenes stop loss sirven para limitar tus pérdidas mientras que las stop profit sirven para limitar tus beneficios.

Por ejemplo, imagínate que compras tus acciones a 10€ por acción, tal y como puedes ver en el gráfico de la izquierda. Tras realizar tu compra, decides que en el caso de que el precio de estas suba hasta un determinado nivel, querrás venderlas. Ahí es donde colocas tu stop profit, marcado con una línea verde.

Al mismo tiempo, decides que si el precio de tus acciones baja hasta un determinado nivel, también querrás venderlas. Ahí es donde colocas tu stop loss, marcada en el gráfico con una línea roja.

La utilidad de estas órdenes radica en intentar controlar la gestión de tus inversiones en función de su precio sin tener que estar constantemente comprobando dichos precios.

A pesar de que el uso de este tipo de órdenes tiene su origen en la especulación pura y dura, algunos inversores también usan uno o ambos tipos de órdenes en su estrategia inversora a largo plazo. A mí personalmente no me gustan, ya que presentan tres grandes inconvenientes que anulan completamente sus ventajas.

3 razones para no usar stop loss en tus inversiones

Como no quiero que el uso de este tipo de órdenes perjudique la rentabilidad de tu cartera, a continuación voy a mostrarte las tres razones por las que no debes usar stop loss en tus inversiones. Sobre el otro tipo de órdenes, las stop profit, hablaré otro día.

Razón nº 1: Te pueden obligar a vender tus acciones en el peor momento

Las órdenes stop loss te pueden obligar a vender tus inversiones en el peor momento. Para verlo, imagínate que compras tus acciones a 10€ por acción, tal como te comentaba en el gráfico anterior.

Las órdenes stop loss te obligan a vender tus inversiones en el peor momento. Clic para tuitear

Pues bien, si colocas una orden stop loss a los 9€, por ejemplo, estás aceptando que si el precio de tus acciones baja un 10% tu orden stop loss se ejecutará y se venderá tu posición, tal como puedes ver en el gráfico de la derecha. Aunque comúnmente se crea que de esta manera se limitan pérdidas mayores, lo que estás haciendo en realidad es generarte tú mismo unas pérdidas innecesarias.

stop lossPiensa que si has comprado tus acciones a 10€ es porque crees, después del análisis pertinente, que estás comprando un buen negocio a un buen precio, lo que lo convierte en una buena inversión. Entonces, ¿para qué querrías vender tus acciones si el precio de estas baja un 10%?

Si lo piensas racionalmente, no sólo estarás desperdiciando la oportunidad de comprar más acciones de ese fantástico negocio un 10% más baratas, sino que además estarás renunciando a tu inversión con sus beneficios futuros y encima estarás generando para tu cartera unas pérdidas absurdas del 10% respecto a tu inversión inicial.

Y digo pérdidas absurdas porque si has hecho tus deberes y continúas creyendo en la calidad del negocio que hay detrás de esas acciones, y además las has comprado con un buen margen de seguridad, no debería importarte lo más mínimo si tus acciones bajan de precio un 10%, 20% 0 30%.

Bueno, sí que debería importarte lo justo para aprovechar esas bajadas de precio que te cambian la vida a mejor. Al fin y al cabo, sabes que puedes ganar mucho dinero si el precio de tus acciones baja un 50%.

Por lo tanto, creo realmente que las órdenes stop loss no tienen cabida dentro de la estrategia de un inversor, ya que lo único que consiguen es que vendas tus acciones en el peor momento dando lugar a unas pérdidas que realmente no deberías soportar si conservaras tus acciones, al mismo tiempo que te impiden aumentar tus posiciones en los momentos de menor riesgo, cuando los precios son más bajos.

Razón nº 2: Limitan el horizonte temporal de tus inversiones

Otro gran inconveniente de las órdenes stop loss es que limitan el horizonte temporal de tus inversiones.

Usar stop loss limita el horizonte temporal de tus inversiones. Clic para tuitear

Este tipo de orden vende automáticamente tu posición cuando el precio baja hasta un determinado nivel, con lo que yo te pregunto: ¿qué lógica tiene eso dentro de tu estrategia inversora?

Recuerda que inviertes a largo plazo, con lo cual el precio de tus acciones, mientras estas sigan siendo de calidad, no debería importarte más que para añadir posiciones a precios más atractivos.

Por este motivo, en una bajada de los precios no tiene sentido vender acciones de buenas empresas compradas a buenos precios, ya que ese es precisamente el momento para aumentar posiciones y disfrutar de un mayor margen de seguridad y una mayor rentabilidad.

Además, recuerda que el tiempo es el mejor amigo de las buenas inversiones, ya que el poder del interés compuesto hará que tus rentabilidades crezcan de manera exponencial sin que tú tengas que hacer nada más que conservar tus acciones.

Y es que invertir a largo plazo significa mantener tus inversiones mientras estas sigan funcionando bien y te generen una buena rentabilidad, por lo que usando stop loss corres el riesgo de que se ejecuten tus órdenes y se vendan tus inversiones.

Razón nº3: Generar comisiones de compra y venta extras

Algunos inversores me han comentado que colocando stop loss se sienten psicológicamente más seguros. Argumentan que en el caso de que algún fuerte movimiento de la Bolsa ejecute sus stops, siempre están a tiempo de volver a comprar sus inversiones a precios similares a los de venta.

Si bien esto es cierto, si te paras a pensarlo un momento no tiene ningún sentido, ya que aunque puedas volver a comprar rápidamente tus acciones al mismo precio al que se ha ejecutado la orden stop loss, estás generando comisiones de venta y de compra.

No hace falta decir que esto es muy ineficiente para tu cartera. En este sentido, si quieres sentirte seguro con tus inversiones sin la necesidad de colocar stop loss, te animo a que aprendas a seleccionar las mejores empresas en las que invertir. A la larga te aportará mucha más confianza, mayor rentabilidad y te ahorrará dinero que podrás usar para lo que de verdad importa: acercarte a tus objetivos de inversión.

Conclusión

Como has podido ver, los inconvenientes de las órdenes stop loss hacen que no tengan cabida dentro de una estrategia inversora a largo plazo. Entiendo que en la especulación, donde sólo se mira el precio sin tener en cuenta la calidad de la empresa, una herramienta que sólo se fija en el precio pueda parecer útil.

Sin embargo, para mí la clave para ganar dinero en Bolsa radica en comprar buenas empresas a los precios adecuados, con lo que las herramientas que obligan a vender justo cuando debería comprar, que limitan el horizonte temporal de las inversiones y que generan comisiones extras, no son una buena opción.

Mi recomendación es que, si realmente estás convencido de la calidad de tus inversiones (de no estarlo no deberías invertir) te olvides de las stop loss y dejes que el precio revolotee libremente y aproveches sus bajadas para comprar más acciones con un riesgo todavía menor.

Y, ¿qué opinas tú? ¿Usas órdenes stop loss en tu estrategia inversora? ¿Cuáles son tus motivos para usarlas o para no tenerlas en cuenta? ¡Comparte tus experiencias en los comentarios!

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

10 comentarios sobre “3 razones para no usar stop loss en tus inversiones a largo plazo

  1. Hola Marc, todo bien??
    Muy bueno como siempre!!
    Una de las cosas que yo personalmente llevo viendo en el tema de la inversión, es que por falta de educación financiera la mayoría de los inversores confunden lo que es invertir con especular,.. Para invertir hay que utilizar unas herramientas concretas basadas en el análisis fundamental, (hacer los deberes con el valor intrínseco, buscar gangas cuando el señor mercado se cabrea, etc) que no son las mismas que en el trading y para especular son otras análisis técnico, de hay los stop, no se pueden cambiar las herramientas de un sitio a otro, ya que si lo haces siniestros todos los días,.
    Pasa un feliz dia,..
    Saludos Jose Manuel,..

    • ¡Hola, Jose Manuel!
      Estoy totalmente de acuerdo contigo en que por falta de educación financiera muchos participantes del mercado creen que están invirtiendo cuando realmente lo que hacen es especular. Yo también soy de los que piensa que cada disciplina necesita unas herramientas concretas y, aunque algunas quizás se puedan aplicar también a la otra, creo que en el caso de las órdenes stop no tienen cabida dentro de una estrategia inversora. Esperaremos a ver si alguien opina lo contrario para debatir 😉
      Muchas gracias por tu comentario y que tengas un muy buen día.
      Un abrazo,
      Marc

  2. Hola, buena entrada. Desde mi punto de vista estoy de acuerdo en casi todo. Stop-loss en buenas empresas y a largo plazo jamás. Sin embargo creo que si en una empresa llevas un 80-100% de plusvalía, se traduce en 15-20 años vía dividendos al 5%. En este caso yo me plantearía ir poniendo stop de ganancias , pero sin poner limite a la subida. Mas que nada para que no se te quede cara de tonto por si vuelves a pillar un ciclo bajista o la empresa pasa por momentos delicados. Claro que siempre puedes acumular, pero yo soy mas de pajaro en mano. Saludos.

    • ¡Hola, Antonio!
      Buen planteamiento el tuyo. Entiendo que si vía plusvalía tienes el equivalente 10, 15 o más años de dividendos (considerando no sólo el dividendo actual sino también el crecimiento esperado de estos), una opción es asegurarte unos buenos beneficios a riesgo de renunciar, quizás para siempre, a esa empresa y la rentabilidad que te está generando. En cada caso deberá hacerse el cálculo y ver si hay alternativas igual de buenos o mejores para colocar el dinero en caso de que saltara el stop profit.
      Muchas gracias por tu aportación.
      Un saludo,
      Marc

  3. Un buen analisis el de Marc y el de Antonio…..

    Indra llegó a estar a 20 euros por acci’on y no creo que los llegue a recuperar y además recortó el dividendo según tengo entendido…. y hay casos similares como el de Telefónica…… está muy bien poner stop loss una vez estes ya en ganancias y las circustancias hayan cambiado.

    Un saludo
    Edgar

    • ¡Hola, Edgar!
      Entiendo la idea de poner una orden stop loss por si cambian las circunstancias, aunque como habrás notado soy partidario de dejar el precio revolotear libremente jeje. Según como yo lo veo, es preferible centrarse en negocios de calidad y aprovechar las grandes bajadas del precio no para vender, sino precisamente para comprar. Otra situación, sin embargo, es la que se da en el caso de negocios financieramente más delicados, como Telefónica e Indra que comentas, ya que con una deuda excesiva, bajas rentabilidades sobre los recursos propios y resultados que no mejoran a lo largo de los años las probabilidades de que se suprima el dividendo y hagan ampliaciones de capital son bastante mayores, con lo que órdenes para proteger ciertos beneficios pueden estar bien para prevenir los efectos de deterioros en estos negocios.
      Muchas gracias por tus reflexiones.
      Un saludo,
      Marc

  4. ¡Hola, Marc!

    ¡Gracias por compartir tus impresiones sobre la inversión y, en este caso, concretamente sobre dos herramientas como las órdenes de stop loss y de stop profits! Imagino que a medida que vas adquiriendo experiencia al invertir, te sientes más seguro y crees más en tu criterio, lo que te permite dejar de lado este tipo de órdenes. Pero también es verdad que cuando estás empezando, por no querer dar un paso en falso, utilizas todas las herramientas que tengas a mano. Creo que tienes muchísima razón cuando recomiendas que elijamos buenas empresas según nuestros criterios para adquirir acciones porque de esta manera reduciremos ese miedo de los novatos y limitaremos el riesgo de este tipo de órdenes en nuestra cartera.

    ¡Espero que tengas un fin de semana genial!

    Un abrazo 😉

    • ¡Hola, Maria!
      Al final se trata de que nos sintamos cómodos con nuestras decisiones, y en mi caso me siento más cómodo sin usar este tipo de órdenes. Sin embargo, entiendo, como bien has dicho, que uno pueda sentirse más cómodo utilizándolas, sobretodo al principio.
      Muchas gracias por tus comentarios.
      Un gran abrazo 🙂
      Marc

  5. Gran reflexión con la que estoy 100% de acuerdo Marc. Personalmente sólo invierto en lo que llamo “acciones legado”, ese tipo de empresas que tienen ventajas competitivas sostenibles en el tiempo (10 años de BPA creciente, 10 años de DPA creciente y 10 años de VCA creciente). Y, desde luego, pienso igual que si has comprado a un precio “barato” según tus criterios, que baje sólo puede obligarte a seguir 2 pasos.

    Paso 1: ¿Baja por algún fundamental (deterioro del negocio) o por oferta y demanda?
    Paso 2: Si baja por deterioro del negocio te planteas salirte “manualmente”, si baja por simple oferta y demanda entonces lo que debes ver es el cartel de REBAJAS. Y si compras más barato es sinónimo de mayor rentabilidad a largo plazo.

    Un fuerte abrazo,
    Pablo

    • ¡Hola, Pablo!
      Muchas gracias por compartir la esencia de tu metodología con todos. Yo también creo que si se deterioran los fundamentales se debe salir de la inversión de manera “manual”, sin stops.
      Me gustaría preguntarte lo siguiente, ¿cuántos años de estancamiento de los BPA y/o DPA (o incluso descenso) toleras en tus análisis?
      Un fuerte abrazo,
      Marc

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×