cómo ahorrar

Cómo ahorrar si ya gastas más de lo que ganas

11 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 11 11 Flares ×

¡Buenos días!

Ahorrar es una costumbre muy, pero que muy sana para tus finanzas personales. Ahorrar te permite disfrutar de un colchón de tranquilidad frente a posibles imprevistos, fortalecer tu situación financiera y, muy importante, te ofrece la posibilidad de destinar dinero a tu cuenta de inversión.

No obstante, muchas veces te puede resultar difícil ahorrar algo de dinero, especialmente si tus gastos ya son superiores a tus gastos. Pues bien, si este es tu caso, hoy quiero proponerte una sencilla pero muy efectiva estrategia para que consigas reducir tus gastos poco a poco y de manera controlada hasta que sean inferiores a tus ingresos.

¡Ojo! Si tus gastos ya son inferiores a tus ingresos no dejes de leer el artículo, ya que también voy a mostrarte cómo aplicar esta estrategia para incrementar tu nivel de ahorro actual.

Eliminar tu déficit anual

Lo primero que tienes que hacer si quieres ahorrar pero gastas más de lo que ganas es reducir tu nivel de gasto. De esta manera podrás eliminar tu déficit anual. Para ello, te propongo esta estrategia que consiste en los seis sencillos pasos que voy a contarte a continuación. Después te mostraré un pequeño ejemplo para asegurarme de que queda clara la idea.

Paso 1: Comprende las variables que entran en juego

El ahorro no es más que la diferencia entre lo que ingresas y lo que gastas en un periodo de tiempo determinado. Por lo tanto, hay tres variables en juego: tus ingresos, tus gastos y otra que a menudo muchos se olvidan de incluir en la ecuación, el tiempo. Recuerda que no es lo mismo ahorrar 1.000€ en una semana que hacerlo en un año.

Paso 2: Identifica y cuantifica tu nivel de gasto anual

La mayoría de la gente que no consigue ahorrar nunca dinero no sabe tampoco qué nivel de gastos tiene. Hace tiempo te hablé de una herramienta esencial para tus finanzas: el presupuesto. Lo que ya te comenté entonces y quiero que recuerdes ahora es que, para ahorrar, debes identificar y cuantificar tu nivel de gasto.

Esto significa identificar y enumerar todos tus gastos (ya sea en un papel, en una hoja de cálculo o en cualquier otro formato) y anotar cada cantidad que salga de tu bolsillo en el concepto que corresponda. Esta es la mejor manera, y la más simple, de llevar un registro de todos tus gastos para poder saber en qué nivel exacto se sitúan.

Recuerda, también, que para tener una visión más global de tu situación debes considerar tu nivel de gasto en términos anuales, además de mensuales. Si quieres descubrir otras ventajas de pensar en tu dinero de forma anual, te invito a leer ¿Te cuesta llegar a fin de mes? Céntrate en llegar a final de año.

Paso 3: Identifica y cuantifica tu nivel de ingresos anual

Consiste en hacer exactamente lo mismo que en el paso anterior, pero esta vez con los ingresos. Simple, ¿no? Igual que en el caso de los gastos, debes considerar tus ingresos en términos anuales además de mensuales.

Paso 4: Calcula tu déficit anual

El déficit es la cantidad de dinero en que tus gastos exceden a tus ingresos. Por lo tanto, tu déficit anual será la cantidad en que tus gastos exceden a tus ingresos a lo largo de un año. Para calcularlo, lo único que debes hacer es restar los gastos de los ingresos, tal como puedes ver en el siguiente gráfico. De esta manera obtendrás una cifra con signo negativo, que será tu déficit.

cómo ahorrarSi gastas más de lo que ingresas no sólo no podrás ahorrar, sino que además tendrás que cubrir dicho déficit con tus ahorros actuales, o peor aún, con dinero prestado. Por lo tanto, resulta fácil ver que no puedes sostener indefinidamente una situación de déficit en tus finanzas personales.

Paso 5: Decide en cuánto tiempo quieres eliminar tu déficit

Ahora lo que debes hacer es decidir en qué periodo de tiempo quieres comprometerte a eliminar tu déficit. Lo que estarás haciendo, al fin y al cabo, es decidir a partir de qué fecha tus gastos ya no serán superiores a tus ingresos.

Paso 6: Calcula qué cantidad debes ahorrar cada día para lograr tu objetivo

En este último paso lo que debes hacer es dividir tu déficit anual entre el número de días que hay dentro del periodo que hayas definido en el paso anterior. De esta manera sabrás en qué cantidad diaria deberás reducir tus gastos para que lleguen, de forma controlada y planificada, al mismo nivel que tus ingresos.

Un ejemplo para verlo con más claridad

Imagina que tu nivel de gastos mensual es de 1.200€, mientras que tus ingresos sólo ascienden a 1.000€ mensuales. Traducido a términos anuales, tus gastos ascienden a 14.400€, mientras que tus ingresos se colocan en los 12.000€. Por lo tanto, tienes un déficit anual de 2.400€, tal como puedes ver en el gráfico.

cómo ahorrarImagina que a día de hoy tienes ahorrados 3.000€, lo que significa que puedes aguantar en esta situación 15 meses. ¿De dónde salen los 15 meses? Muy sencillo, de dividir los 3.000€ que tienes ahorrados entre los 200€ mensuales que debes estirar de tus ahorros para cubrir tu déficit mensual.

Es decir:  3.000€ / 200€ = 15 meses. Así pues, decides reducir tu situación de déficit en 12 meses, con lo que dejas los otros 3 meses de margen.

Obviamente esta situación puede variar, ya sea por un cambio en tu nivel de gastos y/o en tu nivel de ingresos. Además, debes ser consciente de que es probable que tus ingresos y tus gastos no se repartan exactamente de la misma manera cada mes, por lo que te resultará muy importante tener una visión global anual así como una previsión mensual de ambos conceptos.

Llegado a este punto lo único que te queda por hacer es aplicar el paso 6: calcular qué cantidad debes ahorrar cada día para lograr tu objetivo. Para ello lo que tienes que hacer es dividir tu déficit anual entre el número de días comprendido dentro de los 12 meses, en este caso 365 días (366 si coincide con un año bisiesto).

Así pues, realizas el siguiente cálculo: 2.400€ / 365 días = 6,58€. Esto significa que si eres capaz de ahorrar 6,58€ diarios durante los próximos 365 días, en ese período habrás conseguido que tus gastos se reduzcan hasta igualarse a tus ingresos. Además, todavía te sobrarán los tres meses de margen, es decir, 200€ x 3 = 600€.

Una vez hayas conseguido reducir tus gastos lo suficiente para eliminar tu déficit anual, podrás aplicar la misma estrategia para seguir aumentando ingresos, tal y como te muestro en el siguiente punto. Por cierto, puedes echarle un vistazo a este fantástico método para gestionar tus ingresos.

¿Cómo aplicar la misma estrategia si tus ingresos ya son superiores a tus gastos?

Como te comenté al principio del post, en el caso de que tus ingresos ya sean superiores a tus gastos puedes igualmente aplicar esta estrategia para aumentar todavía más tu nivel de ahorro. Los pasos 1, 2 y 3 serán exactamente los mismos, con lo que deberás calcular tus niveles de ingresos y gastos anuales.

La diferencia la encontrarás en el paso 4, ya que en vez de calcular tu déficit, deberás calcular tu superávit, que no es más que la cantidad en la que tus ingresos exceden a tus gastos. Para ello, sólo tendrás que restar los gastos de los ingresos, tal como puedes ver en este gráfico. De esta manera obtendrás una cifra con signo positivo, que será tu superávit.

cómo ahorrarUna vez hayas cuantificado tu superávit anual, deberás decidir cuál es tu objetivo: ¿quieres aumentarlo un 10%? ¿Un 25%? ¿Quieres doblarlo? Cuando lo hayas decidido, el resto del proceso será exactamente igual que en el caso anterior, sustituyendo en tu caso el “déficit anual” por la cantidad adicional que quieras ahorrar en el periodo de tiempo que hayas elegido.

Conclusión

A menudo resulta mucho más fácil reducir gastos si empiezas por pequeñas cantidades, como por ejemplo los gastos hormiga. Por esto esta estrategia está pensada para que puedas controlar tu nivel de gasto diario, poco a poco.

Cuanto mayor sea tu déficit y menor el tiempo en el que quieras eliminarlo, más dinero tendrás que ahorrar cada día. No obstante, sea cual sea tu situación actual, te animo a hacer estos sencillos cálculos y a aplicar esta estrategia para aumentar tus ahorros. Recuerda que no se trata de tener más dinero, sino más tranquilidad y libertad, y que no puedes sostener indefinidamente una situación de déficit en tus finanzas personales.

No puedes sostener indefinidamente una situación de déficit en tus finanzas personales. Clic para tuitear

¿Qué plazo te has propuesto para reducir tu déficit / aumentar tu nivel de ahorro? ¿Qué otras estrategias has utilizado para ahorrar más? ¿Qué resultado te han dado?

Imagen: Save-Yourself-13-Odd-Ways-to-Trick-Yourself-into-Saving-Money-MainPhoto.jpg

11 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 11 11 Flares ×

13 comentarios sobre “Cómo ahorrar si ya gastas más de lo que ganas

  1. Hola Marc,
    Esta entrada sobre el ahorro y la forma de controlar el deficit me parece genial. Muchas veces lo que nos falla de base es tener una mínima cultura financiera. Yo lo percibo todos los días en la mayoría de la gente. Todos dicen que con los salarios actuales ni es posible ahorrar y que por supuesto invertir ni se lo plantean. Precisamente por eso y por intentar trasmitir esa cultura a mis hijos he empezado tambien como tu un blog propio sobre finanzas para jóvenes. El blog esta escrito pensando en mis hijos y en otros niños y jóvenes para que aprendan de finanzas y finalmente a invertir. Si tenéis interés poe echa un vistazo la web es “olvidatedetucerdito.WordPress.com”. Por el momento tiene solo dos entradas, pero esta tarde entrara otra nueva, y durante el verano nuevas cada dos o tres días. Enhorabuena por tu blog, me gusta mucho, ya que es muy didáctico. Lo sigo con mucho gusto.
    Un saludo a todos
    Antonio

    • ¡Hola, Antonio!
      Muchas gracias por seguir el blog y me alegro de que hayas empezado el tuyo propio. Cuantos más seamos, más gente podrá darse cuenta de cómo la Educación Financiera puede hacerle la vida más fácil. Creo también que es muy importante empezar con la gente joven, pues cuanto antes se aprende sobre el tema, antes se puede aplicar todo lo que se aprende. Además, cuanto más jóvenes somos menos ideas preconcebidas tenemos, con lo que puede resultar más fácil romper con los esquemas preestablecidos.
      Seguiré atento a tu blog, pues tiene buena pinta.
      Un saludo,
      Marc

    • Hola Antonio, que tal?’
      Muy buena idea lo del libro, yo he comprado uno!!, regalo de vacaciones a mi familia,.. menos tele, teléfono y más leer cosas interesantes para su futuro, puesto que la cuadrilla que me rodea están muy preparados en casi todo, pero de este tema nada de nada,. a ver si de una vez me escuchan y toman interés por las finanzas, que son las suyas,. su futuro,..
      Espero que algun dia con ayuda de todos, la juventud despierte del letargo invernal más la empanada TV.
      Saludos Jose Manuel

  2. ¡Hola, Marc!

    Graaande la idea de controlar el nivel de gasto diario. Sé que parece muy lógico pero hasta que no te lo dicen, no reparas en ello. Me parece genial calcular los costes a un tramo temporal tan pequeño como un día. La mayoría de veces pensamos mensualmente y no es lo mismo (a nivel de peso mental) tener que reducir 150€ cada mes que esforzarnos por ahorrar 5€ al día. Sí, es lo mismo, pero seguramente en el día a día nos será más fácil conseguir guardar esos 5€ que si, de repente, a final de mes tenemos que sacar 150€ de algún sitio.

    ¡Gracias por este artículo! Creo que aprender a ahorrar es una asignatura que muchas personas tenemos pendiente y con explicaciones como esta se nos hace más fácil 😉

    Te escribo un abrazo,

    Maria

    • ¡Hola, Maria!
      Muchas gracias por tu comentario. Tienes toda la razón al decir que resulta mucho más fácil ahorrar pequeñas cantidades en periodos de tiempo más cortos. Controlando pequeños gastos podemos reducir nuestros nivel de gasto general, a veces mucho más fácilmente que teniendo que suprimir grandes costes.
      Además, reducir gastos implica muchas veces un esfuerzo mental por nuestra parte, con lo que pequeñas metas pueden parecer más asequibles y darnos la fuerza necesaria para conseguirlo.
      Me alegro de que te haya resultado útil el artículo y espero que muchas otras personas puedan usarlo como motivación para optimizar sus finanzas personales.
      Te escribo un abrazo,
      Marc

      • ¡Me parece genial lo de las pequeñas metas! No lo había visto de esta manera y sí que es verdad que si tenemos un gran objetivo y nos planteamos pequeñas metas, conseguiremos lo que queremos más fácilmente 😉

        ¡Gracias por tu respuesta, Marc!

        ¡Abrazo grandote!

        • ¡Hola, Maria!
          Igual que dicen que para solucionar un gran problema es recomendable separarlo en pequeños problemas más pequeños, creo que pasa lo mismo con los objetivos. Pequeños objetivos pueden parecer más asequibles y motivarnos a seguir adelante al ir consiguiéndolos.
          Muchas gracias por tus comentarios 🙂
          Un abrazo,
          Marc

  3. Yo soy ahorrador por naturaleza,empece apuntar todos los gastos q hacia pero se me hace muy difícil apuntar todo y al final lo deje.
    Lo q si hago es apuntar todos los ingresos,como son menos es mas fácil.
    Saludos.

    • ¡Hola, Jose!
      A veces puedes resultar un poco lío acordarse de apuntar todos los gastos, pero una vez te acostumbras te sale automáticamente. Creo que es un buen hábito que ayuda a orientarnos hacia nuestros objetivos, con lo que te animo a volver a hacerlo 😉
      Gracias por compartir tu experiencia.
      Un saludo,
      Marc

  4. lo que yo hago es pagar todo lo que puedo con la tarjeta, no ha crédito si no al contado y de esa manera en el extracto que me llega todos los meses veo lo que he gastado y en que, es eficaz y comodo.

    • ¡Hola, Javi!
      ¡Bien hecho!Es una buena manera de llevar un control de los gastos. Así puedes repasar todos tus gastos y sabes a qué corresponde cada uno.
      Muchas gracias por compartir tus experiencias.
      Un saludo,
      Marc

  5. Hola Marc,

    En mi caso no llevo un presupuesto, simplemente intento gastar lo que necesito en cada momento. Lo que si hago es hacer un seguimiento de los gastos y desde que lo hago sistemáticamente los resultados han sido espectaculares… te das cuenta donde cometes errores (para mi un error es una compra que no me aporta nada de satisfacción a largo plazo).

    Al final, si haces el seguimiento correctamente tienes la información necesaria para los cálculos que indicas en tu artículo. Es más importante saber como te ha ido de media en un periodo de tiempo largo que en un periodo de tiempo corto. Por ejemplo, hace un año me compré un coche y el mes que tuve que hacer el pago inicial se hubiera descuadrado el presupuesto, sin embargo lo que hice fue contabilizarlo a un año (con una media móvil) de esta forma se lo que me supone el coche todos los meses…

    Un saludo,

    Homo Investor

    • ¡Hola, Homo Investor!
      Me alegra saber que llevas un registro de los gastos para tenerlos controlados. Como bien dices, cuando lo haces en un periodo largo de tiempo tienes mucha más información para hacer posibles previsiones.

      Entiendo que periodifiques el coche mensualmente durante un año para suavizar el efecto de su compra. Yo, en cambio, sigo un criterio de caja, por lo que hubiera contabilizado todo el gasto en el momento en que hubiera salido el dinero de mi bolsillo. No hay una manera mejor que otra, simplemente la que cada uno considere más oportuna. Me alegro de que tengas tus propios criterios y los apliques con resultados claramente buenos 😉

      Muchas gracias por tu participación. Un saludo,
      Marc

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
11 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 11 11 Flares ×