conseguir ingresos

Cómo conseguir ingresos independientes a tu trabajo

10 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 10 10 Flares ×

¡Buenos días!

Este es el primer artículo después del relanzamiento de la nueva y mejorada web de Despierta Tu Dinero, por lo que de doy la bienvenida de nuevo y espero que te guste el nuevo blog.

Y, qué mejor manera de retomar el ritmo de publicaciones que hablando sobre la esencia de este proyecto: cómo poner tu dinero a trabajar para conseguir ingresos independientes a tu trabajo.

¿Para qué poner tu dinero a trabajar?

La primera reacción de algunas personas cuando oyen por primera vez la idea de que el dinero también puede trabajar para ellas es preguntar: “Para qué querría yo poner mi dinero a trabajar? Qué faena, ¿no?” En estos casos mi respuesta es siempre la misma: para disfrutar de más tranquilidad y libertad.

Te habrás dado cuenta de que para vivir en la sociedad actual necesitas conseguir ingresos, por lo que debes tener cómo mínimo una fuente de ingresos. Por desgracia, la mayoría de la gente tiene una forma de ganar dinero que es incompatible con la vida que realmente quieren. Déjame mostrártelo.

Muchas personas desearían vivir viajando por el mundo; otras querrían dedicar todo su tiempo a sus aficiones mientras que a otras les gustaría pasarse el día tumbadas en la playa tomando el sol.

Sin embargo, ¿es eso lo que hacen en realidad a lo largo de su vida? ¿Destinan la mayor parte de su tiempo y energía en disfrutar de sus pasiones y hobbies? La respuesta es, por desgracia, un rotundo no. Pero, ¿por qué no lo hacen? Pues porque pasan buena parte de su valioso tiempo trabajando para ganar dinero, muchas veces incluso en trabajos que no les gustan.

No sé si te habrás encontrado alguna vez en un empleo estresante que no te gustaba y que ocupaba buena parte de tu tiempo. Yo sí lo he vivido, y puedo asegurarte que te crea una profunda sensación de incoherencia en tu interior con la que te levantas cada día que tienes que ir a trabajar.

Por lo tanto, imagínate que en vez de estar trabajando no sé cuantas horas diarias en ese empleo tuvieras una fuente para conseguir ingresos que fuera independiente de tu trabajo y de lo que hicieras con tu tiempo. Una fuente de ingresos que añadiera dinero en tu cuenta mientras estás en la playa, viajando por el mundo, practicando tus hobbies o buscando un trabajo que realmente te guste.

Y, ¿sabes cómo se consigue? Pues haciendo que sea el dinero el que trabaje para ti en vez de tener que trabajar tú por este. Así pues, fíjate en que si eres capaz de que tu dinero te genere ingresos independientes a lo que tú hagas podrás decidir más libremente y con tranquilidad lo que hacer con tu tiempo.

¿Qué tienes que hacer para conseguir ingresos por tu dinero?

Ahora que eres consciente de que el dinero también puede trabajar para ti, la siguiente pregunta que cruzará tu mente será: ¿cómo puedo hacer que mi dinero trabaje para mi? He acertado, ¿verdad? Da igual, porqué voy a responderte igualmente 😉

Si quieres que tu dinero trabaje para ti y te genere ingresos para que tú tengas que trabajar menos (o incluso nada) tienes que usarlo para crear y/o adquirir activos (en vez de pasivos, como hace la mayoría). Por lo tanto, lo primero que voy a explicarte es la diferencia entre un activo y un pasivo.

Aviso: Antes de continuar, quiero hacer una aclaración. Si, como yo, vienes del mundo de la contabilidad, ya tendrás muy interiorizadas las definiciones tradicionales de lo que es un activo y lo que es un pasivo. Si este es tu caso, te pido que durante el resto del artículo te olvides de dichas definiciones y abras tu mente a las ideas que voy a proponerte. Recuerda que a veces hay que dar un paso atrás para seguir avanzando 😉

Un activo es algo que por el simple hecho de tenerlo te genera ingresos, mientras que un pasivo es algo que por el simple hecho de tenerlo te genera gastos. Así que graba la siguiente idea a fuego en tu mente:

ACTIVO –> Te genera ingresos

PASIVO –> Te genera gastos

Por lo tanto, para saber si algo es un activo o un pasivo para ti debes ver si te genera ingresos o gastos. ¡Ojo!, algunas cosas pueden generarte, por el simple hecho de tenerlas, tanto ingresos como gastos. En estos casos, para determinar si algo es un activo o un pasivo deberás ver cuáles son superiores, los ingresos o los gastos.

Si los ingresos que te genera ese algo son superiores a sus gastos, tendrás un ingreso neto (después de descontar los gastos), por lo que estarás frente un activo. En cambio, si los ingresos que te genera no son suficientes para cubrir sus gastos, tendrás un gasto neto, lo que significará que estás frente un pasivo. Por lo tanto, añade lo siguiente (también a fuego) a la idea anterior:

ACTIVO –> Te genera ingresos netos

PASIVO –> Te genera gastos netos

Para conseguir que tu dinero trabaje para ti debes diferenciar entre un activo y un pasivo. Clic para tuitear

Ejemplos de activos

Para que comprendas realmente lo que es un activo, un pasivo y la diferencia entre ambos, voy a mostrarte algunos ejemplos de cada uno de ellos. Empecemos con los activos.

Un piso o casa de tu propiedad que tienes alquilado a un tercero

En este caso obtienes ingresos vía alquiler, por lo que si te sirven para cubrir todos los gastos que te genere el piso y disfrutar de un beneficio, ese piso será un activo para ti porqué te generará ingresos independientes a tu trabajo.

Acciones en la Bolsa

Si tienes acciones de empresas que cotizan en la Bolsa que te generan ingresos vía dividendos, esas acciones serán activos para ti, ya que ingresarán dinero en tu cuenta sin que tú tengas que hacer nada más que conservar tus acciones.

Recuerda que los dividendos son la parte del beneficio que una empresa paga a sus propietarios por el simple hecho de serlo, entre los cuales puedes estar tú, por lo que son una fantástica manera de conseguir ingresos independientes a tu trabajo.

Negocios privados

Se trata del mismo caso que las acciones de Bolsa pero con negocios privados, es decir, que no cotizan. Si eres propietario de todo un negocio o de una parte de este, vas a cobrar todos o una parte de los beneficios que genere sin que tú tengas que estar trabajando.

Aprovecho este punto para aclarar una cosa: si tienes un negocio en el que tú trabajas, independientemente de si tienes más trabajadores o no, ese negocio no es un activo para ti, sino un trabajo. En este caso no posees un activo, sino un puesto de trabajo, lo que no es nada malo, pero sí distinto.

La pregunta mágica

Recuerda que para que algo sea un activo debe generarte ingresos independientes a tu trabajo. Por lo tanto, si quieres asegurarte de que algo es realmente un activo para ti, aparte de generarte un ingreso neto, puedes hacerte la pregunta mágica: “si me voy un par o tres de años a una isla desierta, totalmente incomunicado, ese algo me seguirá generando ingresos”?

Si la respuesta es un SÍ, entonces ese algo es un activo. Si la respuesta es un NO, entonces ese algo no es un activo, sino un puesto de trabajo (ya sea tuyo o por cuenta ajena) u otra cosa.

Ejemplos de pasivos

Ahora que has visto algunos ejemplos de activos, déjame mostrarte algunos ejemplos clásicos de pasivos.

Tu vivienda en propiedad

El simple hecho de tener una vivienda de propiedad te ocasiona una serie de gastos, como el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles), el impuesto sobre recogida de basuras, el seguro del hogar, posibles reparaciones, los gastos de comunidad, otros IBIs en caso de que tengas parking y trastero, etc. Además, si tienes una hipoteca sobre tu vivienda, tienes otro pasivo más, pues te saca dinero del bolsillo en forma de intereses.

En cambio, dicha vivienda no te genera ningún ingreso, a no ser que alquiles una parte. Con lo cual se ve claramente que se trata de un pasivo como una casa, y nunca mejor dicho. No obstante, para el gobierno y el banco tu vivienda sí es un activo, pues mientras uno genera ingresos en forma de impuestos, el otro los consigue en forma de intereses.

Y, ¿de dónde salen esos ingresos para el gobierno y el banco? Exacto, de tu bolsillo que, a su vez, es probable que sean el resultado de tu duro trabajo. ¿Vas viendo la importancia de comprender realmente la diferencia entre activo y pasivo para tu situación financiera?

Recuerda: a diferencia de lo que el banco quiere hacerte creer, tu vivienda no es tu principal activo, sino probablemente tu principal pasivo.

Tu vivienda no es tu principal activo, sino probablemente tu principal pasivo. Clic para tuitear

Tu coche o moto

Tu precioso coche y tu ágil y práctica moto son pasivos para ti. No te generan ingresos, pero por el simple hecho de tenerlos te ocasionan gastos como ITV, impuestos de circulación, seguros, mantenimiento y posibles reparaciones.

Un inmueble de tu propiedad sin alquilar

Si tienes un terreno, una plaza de parking, un trastero, un piso, una casa, un local comercial o cualquier otro tipo de inmueble y no lo alquilas, será un pasivo para ti. Igual que en tu vivienda, te generará gastos vía impuestos, seguros, reparaciones, suministros mínimos, etc, pero no habrá ingresos vía alquileres que compensen dichos gastos.

Tu tarjeta y cuenta bancaria

Por cierto, si tienes una cuenta bancaria, una tarjeta de crédito o débito o cualquier otro producto financiero similar y te cobran comisiones por el simple hecho de tenerlos, estos son pasivos para ti.

Aumentando tu libertad y tu tranquilidad

Saber diferenciar entre activo y pasivo puede cambiar completamente tu relación con el dinero. Y cambiar completamente tu relación con el dinero puede cambiarte la vida. Piénsalo bien. Si te dedicas a adquirir activos, tu dinero estará trabajando para ti, generándote ingresos. Si estos ingresos los destinas a adquirir más activos, cada vez tendrás más dinero trabajando para ti, con lo cual tú necesitarás trabajar cada vez menos.

En cambio, si usas tu dinero para adquirir pasivos, cada vez tendrás que trabajar más duro para conseguir más dinero, pues no sólo tendrás que pagar dichos pasivos, sino los gastos adicionales que estos te generarán a lo largo del tiempo.

Por lo tanto, adquirir activos facilitará tu vida financiera, mientras que adquirir pasivos, la dificultará.

Adquirir activos facilitará tu vida financiera, mientras que adquirir pasivos la dificultará. Clic para tuitear

Dicho en otras palabras, adquirir activos y poner tu dinero a trabajar aumentará tu nivel de libertad y de tranquilidad, pues dependerás cada vez menos de tu trabajo. Además, puede que llegue incluso el día en que sean tus activos los que paguen tus pasivos.

Por desgracia, son muchas las personas que a pesar de tener trabajos que les generan buenos ingresos, nunca llegan a final de mes. Con frecuencia esto se debe a una falta de control financiero y a una acumulación de pasivos. Con cada aumento de salario aumentan sus pasivos, condenándose cada vez a trabajar más duro para pagar los crecientes gastos con los que se van cargando.

No se trata del “qué”, sino del “quién”

Ahora que sabes cómo diferenciar un activo de un pasivo, te darás cuenta de que realmente no es la naturaleza de las cosas lo que determina si son activos o pasivos, sino el uso que se les da. Es decir, la misma cosa puede ser un activo en un momento dado y, en otro momento, convertirse en un pasivo y viceversa.

Por lo tanto, no se trata del “qué”, sino de “quién”, pues será tu habilidad la que determinará si algo es un activo o un pasivo para ti en un momento concreto del tiempo. Todo depende del uso que le des y de tu habilidad para conseguir que ese algo te genere ingresos superiores a los gastos.

Por ejemplo, el propietario de un piso que actualmente lo alquila a un precio muy bajo puede pensar que ese piso es un desastre, pues con el alquiler no le llega ni para cubrir los gastos que le genera. En este caso, el piso es un pasivo para él.

No obstante, un inversor especializado en bienes inmuebles de ese tipo puede darse cuenta de que el alquiler que se puede conseguir por ese piso es mucho mayor, como también puede fijarse en que los gastos que genera dicho inmueble pueden reducirse considerablemente.

Como es probable que el propietario actual quiera desprenderse de lo que cree que es un pasivo, puede aceptar un precio bajo por este, permitiendo al inversor inmobiliario convertirlo automáticamente en un activo. El mismo piso (mismo “qué”) en manos de distintas personas (distinto “quién”) deja de ser un pasivo para convertirse en un activo.

Este es uno de los motivos por los cuales siempre que alguien me pregunta en “qué” debe invertir su dinero, le contesto que no puedo darle una respuesta exacta, pues lo que para mí puede ser un activo, para esa persona podría ser un pasivo y viceversa.

Será la habilidad de cada uno lo que hará que un determinado bien se convierta en un activo o un pasivo. Sin embargo, lo que sí puedo enseñarte es a identificar activos en la Bolsa (que para otros pueden ser pasivos) para poner tu dinero a trabajar duro para ti, ya que es a lo que me dedico.

Conclusión

Antes de terminar, quiero ponerte deberes. Agarra un trozo de papel y un boli, divídelo en dos columnas, una para activos y otra para pasivos, tómate un rato para pensar en todo lo que tienes y ve clasificando cada cosa en la columna que corresponda.

Olvídate de las definiciones de activo y pasivo que te dice la contabilidad (las que favorecen al gobierno y a los bancos, ¡qué casualidad!) y míralo desde el punto de vista de tu bienestar económico.

Repasa las definiciones que has aprendido en este artículo, clasifica tus bienes y fíjate en qué columna tienes más cosas. ¿Tus activos superan a tus pasivos? O, por el contrario, ¿son tus pasivos los que superan con creces a tus activos?

Adquirir activos significa poner tu dinero a trabajar para ti, lo que con el tiempo te hará la vida mucho más fácil. Adquirir pasivos, en cambio, significa que estás trabajando para enriquecer a otros, lo cual supone una clara dificultad para poder progresar económicamente.

En Despierta Tu Dinero aprenderás a adquirir activos a través de la Bolsa de Valores de manera responsable y relajada mientras creas un patrimonio que te genere ingresos para siempre

Pero esto no es todo…

y es que también te he preparado una sorpresa…

…¡un bonus para ti!

Demuestra que sabes diferenciar un activo de un pasivo… ¡con este minijuego que he preparado para ti!

¿Cómo te ha ido? ¿Has acertado muchas? ¿Sabías lo que es un activo y un pasivo? ¿Habías escuchado alguna vez esto de que tu vivienda es tu principal activo? ¿Quién te lo había dicho? ¡Comparte tus comentarios!

Imagen: growing-money.jpg

10 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 10 10 Flares ×

10 comentarios sobre “Cómo conseguir ingresos independientes a tu trabajo

  1. Hola Marc.
    Me alegra que empieces a publicar otra vez. La nueva web te ha quedado genial, y has empezado con un artículo básico, la diferencia entre activos y pasivos.
    Vamos a ser “mas activos” en general, seremos más felices.
    Un abrazo.

    • ¡Hola, Miguel!
      Me alegro de que te guste la nueva web, aún quedan algunas cosas que retocar e ir ajustando pero así ya está operativa otra vez. Como bien dices el artículo de hoy trata sobre un tema fundamental a la hora de invertir, que es adquirir activos. Así que seremos más activos y más felices 😉
      Un abrazo,
      Marc

  2. Hola!!

    Felicidades por la nueva web.

    Interesante el artículo. Creo que principal que debe entender de las finanzas personales. Ojalá enseñaran esto en el colegio.

    Sólo enseñando esto cambiarían muchas cosas. Muy acertado el minijuego, le ha dado un toque diferente.

    Salu2

    • ¡Hola, Alberto!
      Tienes toda la razón, si en el colegio nos enseñaran la diferencia entre un activo y un pasivo claramente habría una diferencia brutal en el nivel económico de buena parte de la población. Quizás este sea el motivo por el cuál no lo hagan, quien sabe.
      Me alegro de que te guste el minijuego y la nueva web 😉

      Gracias por tu comentario,
      Un saludo,
      Marc

  3. Gracias Marc, básico artículo y sencillo, necesario para mucha gente.

    Por otro lado, en cuanto a los activos, creo que es difícil encontrar hoy en día activos realmente rentables, por ejemplo la bolsa ya no s lo que era, y alquilar un piso y sacarle rendimiento no es tan sencillo, así que yo creo que hay pocos activos hoy en día para invertir el dinero que tengamos, y otro aspecto es el riesgo. En un mercado tan volátil está a la orden del día. Hay incluso gurús que predicen una inminente caída en bolsa y en el sistema financiero en general.

    • ¡Hola, Miguel!
      Es precisamente esa volatilidad de la Bolsa la que nos ofrece la oportunidad de encontrar activos rentables de vez en cuando, cuando los precios son lo suficientemente bajos. Si es cierto lo que dicen los gurús que comentas, ojalá tengamos el suficiente efectivo disponible para comprar acciones que paguen buenos dividendos a precios de risa, es decir, activos altamente rentables y con bajo riesgo.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un saludo,
      Marc

  4. hola marc, discrepo en que la vivienda donde vives sea un pasivo ya que en algún sitio hay que vivir, será un pasivo o un activo depende como lo mires, por ejemplo si tienes una vivienda que compras a buen precio y sobre todo y muy importante que su coste de mantenimiento sea económico te saldrá mas rentable que un alquiler y por lo tanto yo lo consideraría un activo, en cambio si tienes una mansión entonces si que será un enorme pasivo

    • ¡Hola, Javi!
      Entiendo tu punto de vista, ya que puede ser que te cueste menos vivir en una vivienda en propiedad que pagando según qué alquileres. No obstante, creo que igualmente es estos casos la vivienda sigue siendo un pasivo porqué te ocasiona gastos en vez de ingresos o ahorro de gastos, por más reducidos que estos sean.
      Otra manera que se me ocurre para pensarlo es la siguiente: si en vez de tener una vivienda tuvieras diez viviendas, todas con la misma estructura de gastos, ¿podrías vivir de ellas? No me refiero a casa alquiladas, sino a viviendas que no te generaran ingresos (aunque te ahorrasen dinero por otros lados). Al no poder vivir de ellas, pues no te generarían ingresos, creo que no se podrían considerar activos, puesto que de los activos sí se puede vivir si tienes suficientes. ¿Qué opinas?
      Coincido contigo en que una mansión sería un pasivo mucho mayor que una vivienda más pequeña y modesta.
      Gracias por compartir tus opiniones.
      Un saludo,
      Marc

  5. hola marc, no se trata de tener un monton de viviendas si no de que la vivienda habitual sea tuya y ahorres el alquiler, si sale mas barato vivir en una casa de tu propiedad que en una alquilada seria un activo y si no seria un pasivo, te pongo mi ejemplo, tengo una vivienda ya pagada en la que los gastos(ibi, comunidad, agua, basuras y seguro de hogar) no llegan a 500 euros anuales, aparte la electricidad pero la electricidad también tienes que pagarla si estas alquilado por lo tanto no la cuento, en esa zona los alquileres mas baratos no bajan de 300 euros al mes lo que son 3600 anuales como minimo, por lo tanto yo me estoy ahorrando mas de 3000 anuales que puedo dedica a comprar acciones que me dan dividendos, por eso la considero un activo.

    • ¡Hola, Javi!
      Gracias por poner tu ejemplo personal. Si para ti algo que ahorra dinero por otros lados es un activo, pues ya tenemos otra definición de activo 😉
      Un saludo,
      Marc

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
10 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 10 10 Flares ×