8%

Cómo conseguir un 8% de rentabilidad con tus inversiones

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¡Buenos días!

Muchos de vosotros me habéis mandado e-mails preguntando cómo se puede conseguir una rentabilidad anual del 8% como la que menciono en el artículo Cómo convertirte en millonario siendo mileurista. Dado que se trata de un tema de interés, hoy voy a contarte una de las muchas manera de conseguirlo mediante tus inversiones en Bolsa.

De qué estamos hablando

En primer lugar, quiero dejar claro desde un principio que cuando hablo de conseguir una rentabilidad determinada con tus inversiones en Bolsa me estoy refiriendo a una rentabilidad media anual a largo plazo, ya que puedo decirte con total seguridad que no vas a conseguir la misma rentabilidad todos y cada uno de los años, ya sea un 8%, un 6%, un 10% o la que sea.

Como su nombre indica, la rentabilidad media anual es la media de las rentabilidades que consigues a lo largo de varios años. Imagínate que inviertes tu dinero y obtienes los siguientes resultados:

  • Año 1: rentabilidad del 5%
  • Año 2: rentabilidad del 15%
  • Año 3: rentabilidad del 4%
  • Año 4: rentabilidad del 9%

Calculada como una media sencilla, en este caso habrás conseguido una rentabilidad media anual del 8%, aunque realmente en ningún año habrás obtenido ese 8% exacto. Por lo tanto, mientras que obtener la misma rentabilidad año a año es muy improbable si inviertes en Bolsa, conseguir una buena rentabilidad media durante largos periodos de tiempo es perfectamente posible, y es sobre lo que te voy a hablar a continuación.

Conseguir una buena rentabilidad durante largos periodos de tiempo es perfectamente posible. Clic para tuitear

Sí, ya sé lo que estás pensando, que faltaría calcular la rentabilidad media compuesta anual para afinar el cálculo. No obstante, este no es el objetivo del artículo, con lo que te hablaré de cómo calcular esta rentabilidad compuesta otro día, así hoy mantengo la explicación lo más sencilla posible.

De dónde viene tu rentabilidad

Si leíste el artículo en el que te presento un enfoque empresarial para tus inversiones en Bolsa, recordarás que cuando compras acciones no estás comprando un trozo de papel o una lucecita en tu pantalla, sino que lo que estás comprando en verdad es una parte de una negocio muy real. Cuando inviertes en compañías cotizadas en la Bolsa, tu rentabilidad puede venir básicamente por dos vías:

1) Rentabilidad por dividendo

Cuando una empresa gana dinero puede dejar esos beneficios dentro de la empresa, pasando a formar parte de lo que contablemente se conoce como reservas, o puede repartirlos entre sus accionistas, ya sea en parte o en su totalidad. Pues bien, cuando un negocio reparte los beneficios entre sus propietarios lo hace vía dividendos. Por lo tanto, los dividendos son el dinero que sale de la empresa para ir a parar a los bolsillos de sus felices accionistas.

La rentabilidad por dividendo es, por lo tanto, la rentabilidad que obtienes vía dividendos (ojo con la frase, para enmarcarla…). Imagina que compras acciones de la empresa Dividendos, S.A. y pagas un precio de 10€ por acción. Si a lo largo del año esa empresa te paga nos dividendos de 0,30€ por acción, tu rentabilidad por dividendos será del 3%, puesto que ese año tu inversión de 10€ te está pagando 0,30€.

Fíjate en que mientras el dividendo que te da la compañía ese año es el que es, cuánto menor sea el precio que pagues por tus acciones mayor será la rentabilidad por dividendo que conseguirás. Este es el motivo por el cual las crisis profundas son los mejores momentos para comprar negocios excelentes que siguen pagando sus dividendos, a precios escandalosamente bajos, lo que te permite disfrutar de una elevada rentabilidad por dividendo desde el primer momento.

2) Rentabilidad por apreciación

Otra forma de obtener rentabilidad con tus inversiones en Bolsa es a través de la apreciación del precio de tus acciones. Imagina las acciones de Dividendos, S.A. que compraste en el apartado anterior por 10€ cada una. Si al cabo del tiempo esas acciones cotizan a 15€, significa que sobre el papel estás obteniendo una rentabilidad del 50%, ya que teóricamente estás ganando 5€ con cada acción respecto a tu inversión inicial de 10€. Pero ojo, hasta que no vendas tus acciones no podrás transformar esa rentabilidad sobre el papel en una rentabilidad real.

¿Qué rentabilidades reales puedes esperar?

Mirando cualquier estudio sobre la rentabilidad media por dividendo del Ibex35, para poner un ejemplo muy cercano de la Bolsa española, podrás observar que esta se sitúa en torno al 3,5% entre 1995 y 2015. Dicho en otras palabras, la rentabilidad por dividendo media de las 35 empresas más grandes de la Bolsa española durante los últimos 20 años ha sido aproximadamente del 3,5% anual.

Además, consultando cualquier portal financiero podrás ver la revalorización que ha experimentado el Ibex35 durante esos 20 años. En mi caso, tras consultar las cotizaciones históricas en Invertia, mi cálculo me muestra una revalorización media anual del 4,87%. Esto significa que el índice de referencia de la Bolsa española ha aumentado su valor de mercado, su precio, una media del 4,87% anual durante los últimos 20 años.

Cómo combinar ambas rentabilidades

Ahora que conoces las dos fuentes principales de rentabilidad de tus inversiones en Bolsa y tienes en mente una imagen global de lo que es razonable esperar, voy a contarte una manera de combinarlas para conseguir ese 8% de rentabilidad media anual, o más.

Antes has visto que la rentabilidad media anual por dividendo del Ibex35 ha sido del 3,5% durante los últimos 20 años. Ten en cuenta que esta rentabilidad media incluye tanto las empresas que pagan grandes dividendos como las que no pagan ninguno (cosa que no significa necesariamente que sean malos negocios, sencillamente que no pagan dividendos).

Por lo tanto, si te centras en los negocios de calidad que además paguen dividendos sólidos y crecientes año tras año, incluso en épocas de crisis, podrás conseguir rentabilidades por dividendo bastante superiores desde el inicio, ya que dejarás de lado las compañías que no los pagan y que tiran la media hacia abajo.

En realidad, si tienes la suficiente paciencia para esperar a invertir sólo en los momentos más idóneos, no debería sorprenderte encontrar fantásticos negocios con una rentabilidad por dividendo inicial del 5% – 6%, a veces bastante más. Además, aunque te haya puesto el caso del Ibex35 como referencia, no hace falta que te centres sólo en este índice, ya que tienes a tu disposición miles de empresas en las Bolsas de todo el mundo, lo que aumenta tus posibilidades de encontrar rentabilidades por dividendo todavía mayores.

Por lo tanto, obteniendo una rentabilidad por dividendo del 5% – 6%, sólo necesitas que tus acciones se revaloricen una media del 2% – 3% anual para conseguir una rentabilidad del 8%. Como puedes ver, esto es perfectamente posible, pues ya has visto que la revalorización media del Ibex35 durante los últimos 20 años ha sido del 4,87%, y eso teniendo en cuenta tanto las empresas que han subido como las que han bajado, así que imagínate si intentas centrarte sólo en las de mayor calidad. Ojo, no estoy diciendo que sea fácil, pero tampoco es algo imposible o al alcance de muy pocos.

Una última reflexión

En muchas ocasiones me dicen que no es posible conseguir rentabilidades anuales del 5%, 8%, 10% o superiores, especialmente en épocas de crisis como la actual. Cuando alguien me dice eso, comprendo que se está fijando en que la Bolsa cae y cae sin parar, pensando que para hacer dinero esta tiene que subir y subir.

Después de leer el artículo de hoy te darás cuenta de que cuánto más bajo sea el precio al que compres tus acciones, mayor será tu rentabilidad por dividendo inicial, así como la potencial revalorización, especialmente si te centras en negocios de gran calidad. Y, ¿sabes cuándo se pueden comprar esos fantásticos negocios a precios muy bajos? Exacto, en tiempos de crisis profundas.

A medida que vayas formándote en inversiones en Bolsa, aspecto en el cual puedo contarte algunas cosillas que he ido aprendiendo con el tiempo, dejarás de preocuparte por si tu banco te da un 0,5% o un 1% por tu dinero y esperarás que esos negocios excelentes que tanto te gustan se vendan a precios de rebajas, permitiéndote invertir tu dinero a una rentabilidad anual más que aceptable.

Conclusión

Cómo has podido ver, obtener una rentabilidad del 8% en todos y cada uno de los años con tus inversiones en Bolsa es casi imposible. Sin embargo, conseguir una rentabilidad media del 8% está perfectamente a tu alcance si te formas debidamente en inversiones.

Hoy te he mostrado una de las muchas maneras que te permiten obtener una buena rentabilidad por tu dinero y, sin haberlo planificado así, te he vuelto a mostrar una vez más la esencia de mi filosofía de inversión: comprar excelentes negocios a precios lo suficientemente bajos para convertirlos en fantásticas inversiones.

¿Enfocas tus inversiones hacia el dividendo, la apreciación o una combinación de las dos? ¿Compras cuando la Bolsa sube o cuando baja? ¿Qué rentabilidad objetivo te propones?

 

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

16 comentarios sobre “Cómo conseguir un 8% de rentabilidad con tus inversiones

  1. ¡Buenos días, Marc!

    Me ha encantado el artículo de hoy, ¡gracias! Siempre me había preguntado cómo se calculaban estas rentabilidades y, ahora que ya lo sé, me veo capaz de marcar mis objetivos financieros en la inversión en Bolsa de esta manera. Como desde los bancos siempre nos proponen rentabilidades muy bajas (0,poco%, 1,menos%…), terminamos por creer que esa es la única rentabilidad a la que podamos aspirar. Me gusta saber que puedo decidir qué rentabilidad quiero conseguir más allá de la que me proponen los bancos y trabajar yo misma para alcanzarla.

    ¡Gracias por el artículo!

    Un abrazo y feliz fin de semana,

    Maria

    • ¡Hola, Maria!

      Efectivamente, el banco normalmente te dará mucho menos por tu dinero del que podrías conseguir por ti misma, ya que el negocio lo quieren hacer ellos en vez de que lo hagas tú. Me alegro de que el artículo te sirva de motivación para seguir persiguiendo tus objetivos financieros.

      Un abrazo y buen fin de semana.
      Marc

  2. Hola Marc, buen artículo de esos de levantar el ánimo, sobre todo si una acción de 10 euros te da 3 de dividendos …un 30% …revisa eso, je,je,je.

    Saludos

    • ¡Hola, Pobre Pecador!

      Efectivamente, son 0,30€ y no 3€, error mío (aunque si encontráramos una de estas, tampoco le haríamos aun feo jeje). Muchas gracias por avisarme, ya lo he corregido.

      Un abrazo,
      Marc

  3. Hola Marc. Un artículo muy interesante y con el que coincido absolutamente. Diversificar en varios mercados fuera del España como bien dices, nos permitirá encontrar dividendos muy interesantes, estaría bien comentar la doble retencion que erosiona el retorno en segun que paises.

    Sería tu consejo pues, hacer una seleccion de la empresas que ofrecen dividendo, filtrarlas por su recorrido (crecimiento) en los ultimos años y asignarlas un precio idóneo de entrada?. Despues esperar en liquidez a que se de ese precio y comprar. Entiendo que eres partidario de que la empresa reinvierta el dividendo en acciones en vez de cobrarlo?

    Gracias por simplificar tu experiencia y conocimientos para que los novatos lo podamos asimilar

    • ¡Hola, Jose!

      Respecto a la doble retención de los dividendos extranjeros tengo pensado hablar otro día, ya que hoy he querido mantener la explicación lo más sencilla posible.

      Mi consejo sería buscar empresas de calidad, que sigan ganando dinero incluso en tiempos difíciles, con buenas perspectivas de futuro y esperar con mucha paciencia y liquidez a que la locura que periódicamente reina en el mercado nos ofrezca sus acciones muy baratas.

      No es que sea partidario de que las empresas reinviertan los dividendos en forma de acciones. Creo que lo importante es centrarse en negocios de calidad, independientemente de sí pagan dividendos o no. Dependerá de cada inversor decidir si quiere orientar su cartera hacia el cobro de dividendos, la revalorización, o una combinación de ambas. En mi opinión, si una empresa es capaz de reinvertir sus beneficios a una tasa de rentabilidad superior a la que puede conseguir el inversor por su cuenta, se deberían dejar los beneficios dentro de la empresa (y así también permites que el interés compuesto haga su trabajo antes de impuestos). Por el contrario, si el inversor puede conseguir una rentabilidad superior por su cuenta, entonces lo ideal sería que la empresa repartiera sus beneficios vía dividendos.

      Muchas gracias por tus aportaciones, invitan a la reflexión.

      Un saludo,
      Marc

  4. Gracias por el artículo. Muy interesante. Por cierto en el ejemplo la rentabilidad por dividendo de la empresa Dividendos sería del 30% ( accione s a 10 euros que pagan 3 de dividendo. ) Un saludo.

    • ¡Hola, Carlos!

      Gracias por el aviso, se me fue el dedo con los 3€, ya que como bien dices, son 0,30€ (ojalá encontráramos algún día una con una rentabilidad del 30% jeje.

      Un saludo,
      Marc

  5. Hola Marc, te agradezco este artículo, porque no entendía nada sobre rentabilidad. Ahora empiezo a aclarar un poco las ideas sobre inversión y no descarto más adelante intentar invertir en Bolsa!!! Un saludo!!!!

    • ¡Hola, Claudia!

      Muchas gracias por tu comentario, me alegra saber que a raíz de mis artículos te vas animando a descubrir más de este apasionante mundo que es la inversión. Estoy seguro de que los posts futuros también serán de tu interés.
      Un saludo,
      Marc

  6. Hola Marc,yo no entiendo de inversiones, me gustaria que escribieras un articulo explicando paso a paso como se buscan esos negocios excelentes,de calidad que paguen dividendos solidos y crecientes,para incorporar a tu cartera a largo plazo.Te estaria muy agradecido.Muchas gracias.

    • ¡Hola, Jose Alberto!

      Muchas gracias por tu aportación. Estoy convencido de que leyendo el blog con asiduidad irás descubriendo no sólo como identificar negocios de calidad, sino también cómo gestionar tu capital y controlar el riesgo. Te agradezco la recomendación para futuros artículos.

      Un saludo,
      Marc

  7. ¡Por supuesto que se puede conseguir un 8% de rentabilidad! Es lo fantástico que tiene la bolsa.

    Y lo mejor es que conseguirlo es más seguro de lo que muchos se imaginan. Con una buena diversificación, promediación y en el largo plazo (más de 10 años), se pueden obtener rentabilidades medias anuales normalmente de entre el 8 y hasta el 12% según las estadísticas.

    Unas cifras fantásticas para los tiempos de tipos de interés ultrbajos que vivimos. Así que se puede decir bien alto que, ¡sí se puede!

    Un saludo Marc, y buen fin de semana.

    • ¡Hola, Alvaro!

      Como muy bien dices, se pueden conseguir rentabilidades más que interesantes con un riesgo mucho menor de lo que mucha gente piensa. Al fin y al cabo, asumir una rentabilidad muy baja como la que ofrecen las entidades bancarias en estos tiempos también tiene riesgo, pues incluso una pequeña inflación puede erosionar el poder adquisitivo del dinero. Así que ya somos dos que decimos ¡sí se puede!

      Un saludo y buen fin de semana.
      Marc

  8. Buenas Marc,
    Ya has demostrado que no es imposible lograr rentabilidades en torno al 8% anual.
    Si me permites voy a aportar un dato que puede ser interesante porque la mayoría de los gente no piensa en el largo plazo.
    ¿ Por qué ese 8% y no otra cifra? Pues porque si logras esa rentabilidad media anual puedes duplicar tu capital inicial en 10 años. ¿Que te parece mucho? Es todo un regalo.
    Piensa en este ejemplo. Si partes de 20.000 €, dentro de 20 años (no olvides que estamos hablando de inversiones a largo plazo) tendrás 80.000€.
    ¿Te gusta la idea? Pues ya sabes.
    Anímate y fórmate que puedes conseguirlo.

    Marco de reinventatudinero.com

    Felicidades por el post Marc. Seguimos trabajando.

    • ¡Hola, Marco Antonio!
      Así es, a una rentabilidad compuesta anual del 8% doblaremos nuestro capital cada 9 años, por lo que incluso empezando a invertir con cantidades modestas, a lo largo del tiempo pueden llegar a ser cantidades más que significativas para nosotros.
      Muchas gracias por tu participación y tus opiniones, como siempre aportas ideas muy interesantes 😉
      Un abrazo,
      Marc

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×