cuantas empresas

¿Cuántas empresas debes incluir en tu cartera de inversiones?

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¡Hola!

Si eres un lector asiduo de Despierta Tu Dinero te habrás dado cuenta de que he estado unas cuantas semanas sin publicar. La verdad es que este verano he vivido circunstancias personales que me han dificultado mucho poder atender el blog y, aunque he seguido contestando e-mails y comentarios, no he podido crear nuevo contenido.

Pero, ¿sabes qué? ¡Ya estoy de vuelta y preparado para seguir a tope como siempre! Y para demostrártelo, hoy te traigo un artículo centrado en un tema que siempre genera controversia.

Seguro que más de una vez te has preguntado cuántas empresas distintas debes incorporar a tu cartera de inversiones. Dicho en otras palabras, ¿entre cuántas empresas debes repartir tu dinero?

Buscando la respuesta por la red habrás encontrado opiniones de todo tipo, desde inversores que concentran todo su capital en un puñado de empresas hasta los que mantienen sesenta, ochenta o incluso cien valores distintos en sus carteras.

Sin embargo, ya habrás descubierto que no parece haber una respuesta clara y, cuánto más lees, más confuso te sientes. Si este es tu caso, no te preocupes, ya que tu confusión es perfectamente normal y se debe a una sencilla razón: no existe un número mágico de empresas entre las que repartir el dinero que sea ideal para todos los inversores.

No obstante, sí existe un número óptimo de empresas para ti y para tu cartera, y hoy te voy a explicar cómo encontrarlo. Para ello voy a presentarte un par de estrategias de gestión del capital y explicarte tres variables clave, rentabilidad, el riesgo y la viabilidad que te ayudarán a descubrir el número óptimo de empresas para ti.

Diversificación vs concentración

Creo que un buen punto de partida para decidir cuántas empresas incluir en tu cartera de inversiones es comprender las dos principales estrategias que existen al respecto: la diversificación y la concentración.

La diversificación, sobre la que seguramente habrás oído hablar al tratarse de un concepto ampliamente extendido, consiste en separar el dinero entre varias inversiones, de manera que si alguna de ellas va mal, no afecte al resto de tu dinero.

Seguro que has oído la mítica frase “no poner todos los huevos en la misma cesta”. Pues bien, esa es la esencia de la diversificación, repartir los huevos en distintas cestas por si se rompe alguna de ellas (junto a los huevos que contiene).

Se puede diversificar entre distintas empresas (REE, TELEFONICA, INDITEX), pero también entre distintos sectores empresariales (utilities, gran consumo, inmobiliario), entre distintos países y también entre divisas, por nombrar algunos de los criterios de diversificación más habituales.

Incluso se puede diversificar entre distintos tipos de activos, como por ejemplo acciones cotizadas en Bolsa (sobre las que en Despierta Tu Dinero hemos hablado alguna que otra vez :p), negocios privados y bienes inmobiliarios.

Diversificar significa repartir los huevos entre cestas distintas, por si alguna se rompe. Clic para tuitear

La diversificación cobró especial importancia a raíz de la publicación de la Hipótesis del Mercado Eficiente décadas atrás, motivo por el cual a día de hoy es un concepto muy conocido y utilizado por la prensa financiera y la industria del dinero.

Pues bien, si la diversificación te invita a repartir los huevos entre distintas cestas, la concentración te dice que los pongas todos en la misma cesta y la vigiles atentamente. Dejando a un lado la metáfora de los huevos, en la práctica la concentración implica tener un reducido número de empresas en cartera.

Grandes inversores como Warren Buffett llevan décadas defendiendo la concentración frente a la diversificación, sino fíjate en lo que este fenómeno de la inversión dice sobre ella:

La diversificación es sólo una protección contra la ignorancia.

Warren Buffett

No obstante, lo que en la teoría son dos aspectos casi opuestos en la gestión de carteras, en la práctica la frontera entre ambas es muy fina, a veces imperceptible. Y es que realmente no hay un número exacto a partir del cual se deja de lado la concentración para empezar a diversificar.

De hecho, si consultas el número de negocios que posee la empresa de Buffett, Bershire Hathaway, es bastante larga (quizás porqué tiene más dinero para invertir que buenas empresas que comprar).

Además, debido a que la diversificación es mucho más conocida y practicada por la mayoría de fondos y demás instituciones de la industria del dinero (al estar estrechamente ligada a la Hipótesis del Mercado Eficiente) que la concentración, para muchos inversores tener más de una empresa ya significa diversificar.

Tres variables clave que debes tener en cuenta para saber cuántas empresas incluir en tu cartera

Ahora que ya sabes la teoría sobre la diversificación y la concentración, voy a mostrarte las que para mí son las tres variables clave que debes tener en cuenta para inclinar tu cartera hacia una u otra estrategia y encontrar el número óptimo de empresas a incluir en ella.

Variable clave nº1: La rentabilidad

Decidir entre cuántas empresas repartir el dinero de tu cuenta de inversión puede tener un impacto directo sobre la rentabilidad de tu cartera, especialmente a largo plazo.

Piénsalo de la siguiente manera. Una vez tengas una metodología ganadora para elegir en qué empresas invertir, como la que te enseño paso a paso en mi guía Aprende a identificar las mejores empresas de la Bolsa: un método infalible para saber qué acciones comprar, irás haciendo tu propia lista de la compra con las mejores empresas que seas capaz de encontrar.

De esta manera, análisis tras análisis irás añadiendo cada vez más y más negocios a tu lista, esperando luego a que su precio baje lo suficiente para convertir esas buenas empresas en buenas inversiones. Y, aunque todas ellas tendrán la calidad suficiente para formar parte de tu cartera, inevitablemente habrá unas que considerarás mejores que las otras.

Y es que siempre, absolutamente siempre, podrás hacer un ránking con todas las empresas de tu lista, ordenándolas de mejor a “menos mejor”. Por lo tanto, cuanto mayor sea el número de negocios entre el cual repartir tu dinero, más abajo tendrás que ir en tu lista, lo que implicará dejar de invertir en las que están en la parte superior de la lista (las mejores) para ponerlo en las de la parte inferior (buenas pero de menor calidad).

Y, como ya sabes que a largo plazo la rentabilidad de tu cartera está estrechamente ligada a la calidad de las empresas que la componen, la calidad global de la cartera bajará haciendo disminuir al mismo tiempo la rentabilidad a largo plazo.

Por lo tanto, una primera conclusión que podemos sacar es que cuántas más empresas tengas en cartera, menor será la rentabilidad potencial a la que aspirarás a largo plazo, ya que cada empresa que añadas tendrá supuestamente menor calidad que la anterior.

Variable clave nº2: El riesgo

Entonces, si cuantas más empresas incluyas menor será la rentabilidad potencial de tu cartera, ¿debes concentrar todo tu dinero en una sola empresa? ¡Claro que no!, ya que entonces bastaría con que le pasase algo malo a dicha empresa para que la rentabilidad de tu cartera bajara enormemente, al depender sólo de esta.

Y aquí es donde entra en juego la segunda variable clave, el riesgo. El riesgo es el que evita, aunque sea de manera inconsciente, que concentres todo tu dinero en la primera empresa de tu lista, la que supuestamente tiene mayor calidad.

Ya sabes que en Despierta Tu Dinero te he comentado varias veces que, a diferencia de lo que la mayoría cree, rentabilidad y riesgo no son dos variables paralelas, sino más bien opuestas. Es decir, no hace falta asumir más riesgo para aumentar la rentabilidad, sino que puedes reducir el riesgo al mismo tiempo que aumentas la rentabilidad de tus inversiones gracias al margen de seguridad.

No obstante, cuando se trata de decidir cuántas empresas incluir en tu cartera, sí hay un intervalo en el que rentabilidad y riesgo van de la mano, y esto sucede concretamente en los extremos de la diversificación y de la concentración.

¿Verdad que no invertirías toda tu cuenta de inversión en la misma empresa? Intuitivamente ya te das cuenta de que con una concentración tan extrema estarías asumiendo un enorme riesgo, ya que si algo malo sucediera con dicha empresa (ya fuera por un error tuyo o por circunstancias que no puedes controlar), la rentabilidad de tu cartera podría bajar enormemente, incluso hasta ser negativa y causarte pérdidas irreversibles.

Y, igual que no invertirías toda tu cuenta en una única empresa, tampoco repartirías tu capital entre cien empresas, ya que la número cuarenta, cincuenta o noventa no tendrían, ni de lejos, la calidad de las primeras, de modo que el riesgo de tu cartera aumentaría al invertir en empresas de menor calidad (que a su vez a largo plazo acabaría afectando a tu rentabilidad global).

Por lo tanto, una segunda conclusión que podemos extraer es que, aunque la diversificación y la concentración tienen como objetivo reducir el riesgo, llevadas al extremo ambas estrategias lo que hacen es precisamente aumentarlo.

La diversificación y la concentración, llevadas al extremo, aumentan el riesgo de tu cartera. Clic para tuitear

Variable clave nº3: La viabilidad

La tercera variable clave que debes tener en cuenta a la hora de elegir entre cuántas empresas repartir tu dinero es la viabilidad. Y, ¿a qué me refiero con viabilidad? Pues a que el número de empresas que elijas debe permitirte seguir tu estrategia de inversión y acercarte a tu vida deseada.

Dicho en otras palabras, el número de empresas entre el cual repartir tu dinero debe mantenerse dentro de unos límites razonables que te permitan analizar y estar al día de todas tus empresas (viabilidad técnica) y al mismo tiempo gestionar tu cartera sin tener que dedicarle una jornada completa (calidad de vida).

Resulta obvio que si tienes sesenta empresas en tu cartera tendrás que dedicarle mucho más tiempo a análisis periódicos y seguimiento de algunas publicaciones que si tienes muchas menos empresas. Al fin y al cabo, no tienes detrás a un equipo completo de analistas a tiempo completo, ¿a que no? 😉

Entonces, ¿cómo saber en la práctica entre cuántas empresas repartir tu dinero?

Como has visto, no existe un número mágico de empresas a tener en cartera que sirva para todos los inversores. Y, aunque no es recomendable que apliques una diversificación extrema que se vuelva inviable y poco rentable, tampoco es buena idea focalizar todo tu dinero en una única empresa siguiendo una concentración bestial y arriesgada.

Así pues, ¿cómo puedes saber, en la práctica, entre cuántas empresas repartir tu dinero? Mi opinión al respecto es muy simple, tanto que quizás sin haber leído el artículo completo te parecería hasta vulgar.

En mi opinión, el número óptimo de empresas a incluir en tu cartera de inversiones para aumentar la rentabilidad, disminuir el riesgo y mantener tu cartera dentro de un tamaño manejable, es el número mínimo de empresas con el que te sientas cómodo.

Sí, lo has leído bien, el número mínimo de empresas con el que te sientas cómodo.

Si te sientes cómodo con ocho o diez empresas, estupendo. Si necesitas veinte o veinticinco, no hay problema. Lo importante es que estés totalmente convencido de que las empresas que tengas en cartera, muchas o pocas, sean de gran calidad y compradas a precios razonables.

Sentirte cómodo con el número de empresas que tienes, además, te aportará la tranquilidad y la confianza necesaria para evitar errores tontos derivados del estrés. No te obsesiones con los que te dirán que necesitas como mínimo veinticinco o treinta valores distintos, ni tampoco te confíes poniendo todos tus huevos en una única cesta, por más robusta y bonita que te parezca.

Y para ponerte un ejemplo real, en el momento de escribir estas líneas tengo en mi cartera personal ocho empresas distintas. Y, aunque en el futuro espero poder comprar algunas más de todas las que están en mi lista de la compra, me siento totalmente cómodo con ellas.

De hecho, y a excepción de cuando sólo tenía para invertir unas pocas decenas de miles de euros, siempre he mantenido el número medio de mi cartera alrededor de las diez empresas, llegando a sólo cinco en un par de ocasiones donde roté varias de ellas por cambios de estrategia.

Por lo tanto, mi punto óptimo personal se situaría entre las ocho y doce empresas, pudiendo tener hasta unas quince sin ponerme nervioso, y sin bajar en circunstancias normales por debajo de las ocho.

Y, ahora que yo te he dicho entre cuántas empresas tengo repartido mi dinero, también quiero saber cuál es tu opinión: ¿cuántas acciones tienes en cartera? ¿Cuál es tu óptimo? ¿Con qué número de negocios de sientes cómodo? Comparte tus respuestas en los comentarios 😉

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

18 comentarios sobre “¿Cuántas empresas debes incluir en tu cartera de inversiones?

  1. Hola Marc q alegría volver a leerte.
    Yo tengo 11 y como mucho tendré dos más.
    Para afuera utilizo fondos value internacional como Metavalor.
    Saludos

    • ¡Hola, Jose!
      Ya veo que también te gusta mantener tu cartera con relativamente pocas empresas. ¿Como es que prefieres usar fondos para tus inversiones en el extranjero en vez de seleccionarlas directamente?
      Gracias como siempre por tu participación 🙂
      Un saludo,
      Marc

    • ¡Hola, Antonio!
      Los ETF indexados también pueden contener una empresa que quiebre, por lo que aunque no puede mermar toda tu rentabilidad ni capital, sí puede afectarlo en función del peso que tenga esa en el índice (en algunos muy poco). Creo que vale la pena complicarse (pero no mucho) con empresas para seleccionar solo las que consideramos mejores, en vez de tener que cargar con otras no tan buenas que sí o sí habrá en cualquier indexado.
      Gracias por tu participación. Un saludo,
      Marc

  2. Hola Marc!

    Muy buena tu entrada y bienvenido nuevamente a este tu blog! Si bien como dices es un tema bien controversial pero creo que una vez un inversor sabe y entiende lo que hace en la bolsa el numero de empresas no importa sino el tiempo que le dediques a ellas. En mi caso actualmente tengo 88 empresas en mi cartera que sigo a diario o semanalmente cuando puedo por que también tengo un trabajo de tiempo completo al cual doy unas 55-60 horas semanales. Una vez conocí como es entender los fundamentos de las empresas y solo invertir en calidad y no mediocridad aprendí que puedo estar mas tranquilo a diario. Sigo añadiendo empresas de acuerdo a la valuación y fundamentos y tengo reglas estrictas que me permiten vender a una empresa si se diese así que no tengo numero de cuantas empresas me gustaría tener. Mientras paguen un dividendo, lo aumenten, los fundamentos sigan intactos y no corten el dividendo serán parte de mi cartera. Buen día!

    • ¡Hola, Capturando Dividendos!
      Coincido contigo en que las decisiones de inversión deben basarse en los fundamentales. Por este motivo, como bien dices, podemos dormir tranquilos sabiendo que tenemos buenos negocios, de calidad. Comparto también la filosofía de mantenerlas mientras paguen dividendo, lo aumenten y su calidad no se vea afectada. Muchas gracias por compartir tu opinión. Un saludo,
      Marc

  3. actualmente tengo 26, pero quiero tener mas de 30, pienso que cuanto mayor diversificación mejor asi si algunas recortan o suspenden el dividendo no me afectara demasiado, o si alguna quebrara.

    • ¡Hola, Javi!
      Ya veo que tienes bastantes empresas en cartera. ¿Les das a todas el mismo peso inicial respecto a tu capital o qué criterio usas?
      Muchas gracias, un saludo.
      Marc

      • como mi estrategia es la inversión por dividendos pondero según estos, no quiero que ninguna de mis empresas represente como máximo mas del 10% de los ingresos totales por dividendos.

        • Hola, Javi. La norma del 10%, ya sea respecto a la cantidad invertida o al peso de los dividendos, es una norma muy extendida entre los inversores, y me alegro de que te sirva para mantener tu cartera bajo control. Un saludo,
          Marc

  4. Respondiendo a tu pregunta ,para fuera prefiero fondos x la doble retención y nos las conozco tanto.
    Y a parte dan poco dividendo y me gusta cada poco tiempo tenerlo en mi cuenta.
    Saludos

  5. ¡Hola, Marc!

    ¡Qué alegría leerte de nuevo! Un artículo muy interesante y sobre una temática a la que damos muchas vueltas cuando estamos planeando nuestra cartera 😉

    Qué recomendarías a una novata de la inversión en Bolsa, ¿estructurar una cartera más diversificada o concentrada? Tengo la sensación de que concentrarla puede darme una sensación de más control, aunque repartir los huevos en varias cestas puede sacarme presión sobre si he hecho buenas o no tan buenas decisiones de compra…

    ¡Espero seguir leyéndote muy a menudo! 😉

    ¡Gracias por tu artículo!

    Un abrazo,

    Maria 🙂

    • ¡Hola, Maria!
      Me alegro de que te haya gustado el artículo. Respondiendo a tu pregunta, creo que para alguien que está empezando a formar la cartera es normal al principio tener una cartera muy concentrada, aunque yo la planificaría desde el inicio con la intención de tener alrededor de 10 empresas distintas. Esto significa que como mucho podrías utilizar el 10% de toda tu cuenta de inversión en cada empresa.
      Espero que sigas disfrutando de los próximos artículos y muchas gracias por tu participación 😉
      Un abrazo,
      Marc

  6. Yo creo que entre 25 a 30, más es difícil de seguir, para mantenerte al día. Lo importante que sean de distintos sectores y que no estén correlacionadas unas con otras. Tengo claro que el sector consumo es uno de los que más va a pesar en mi cartera, pero aún así, intento repartir entre los distintos sectores.

    • ¡Hola, invirtiendo!
      Ya veo que eres de los que les gusta tener bastantes empresas en cartera. Distribuir el dinero entre varios sectores es un factor importante también. Cuando dices empresas que no estén correlacionadas unas con otras, ¿a qué tipo de correlación te refieres?
      Muchas gracias por tus opiniones.
      Un saludo,
      Marc

  7. Hola Marc!
    Qué bueno que estás de vuelta.
    Creo que soy muy conservador. Yo manejo únicamente 3 empresas que componen el 10% de mi capital. 20% lo tengo en FIBRAS y el 70% en deuda gubernamental a corto plazo para tener recursos disponibles por si sale alguna oportunidad con las empresas que tengo en listadas.

    Una consulta, en una de las empresas invertí poco capital y ha incrementado su valor un 44%, considero que es una buena empresa y quisiera más acciones de la misma. ¿crees que deba invertir más a pesar del precio actual (obvio se encarecería) o consideras que debo esperar una bajada de precio para comprar nuevamente? A lo mejor es obvia pero acudo a tu experiencia.

    • ¡Hola, Roberto!
      Veo que tienes tu dinero bastante diversificado y que incluso tu liquidez (deuda a corto plazo) te genera un rendimiento, lo cual está muy bien. Respecto a tu duda, deberías plantearte dos cosas:
      1- Después de la subida del 44%, ¿la empresa sigue estando barata o está cara?
      2- ¿Se trata de una inversión en dividendos o para conseguir plusvalías?
      En el caso de que esté barata puede ser buena compra, aunque no tan buena como la primera que hiciste, pero igualmente atractiva. Y, en el caso de que inviertas en dividendos, si al precio actual igualmente cumple con tu RPD mínima, también puede ser una buena compra. Y, si no lo ves claro no te preocupes, ya que puedes esperar a que baje de precio. Si no baja, siempre puedes buscar otra alternativa de inversión.
      Muchas gracias por compartir tu experiencia con todos.
      Un saludo,
      Marc

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×