Promediar a la baja

Promediar a la baja: ventajas, peligros y cuándo y cómo hacerlo con seguridad

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¡Hola!

Sois muchos los que desde hace tiempo me preguntáis si debéis promediar a la baja cuando el precio de vuestras acciones disminuye. Si lees sobre el tema por la red rápidamente te darás cuenta de que se trata de un tema que genera mucha controversia, ya que parece no haber un término medio: o eres un entusiasta de este método, o lo rehuyes como la peste.

Tanto seguidores como detractores de esta práctica tienen argumentos válidos para argumentar su postura. Por este motivo he querido escribir este artículo, para mostrarte las ventajas y los peligros de promediar a la baja, cuándo y cómo hacerlo correctamente para potenciar la rentabilidad de tus inversiones y cuándo deberías evitarlo a toda costa. ¡Vamos allá!

¿Qué significa promediar a la baja?

Promediar a la baja (Dollar Cost Averaging en inglés) es un método de gestión del capital que consiste en comprar acciones a medida que el precio de estas va descendiendo. El objetivo principal al promediar a la baja es conseguir un precio medio de adquisición más bajo para tus acciones.

Por ejemplo, compras 100 acciones de una empresa a 30€ cada una, invirtiendo un total de 3.000€ (sin tener en cuenta las comisiones de compra). Mientras conserves tus 100 acciones y no adquieras más, tu precio medio de adquisición será precisamente de 30€.

No obstante, imagina ahora que al cabo de un tiempo el precio de estas desciende a los 25€, momento en el que aprovechas para comprar 50 acciones adicionales, añadiendo así 1.250€ a tu posición. Fíjate en que ahora tienes 100 acciones compradas a 30€ y 50 acciones compradas a 25€, por lo que te pregunto: ¿cuál es el precio medio de adquisición de tu posición?

Para averiguarlo debes calcular primero qué peso tiene cada compra dentro de tu posición total y multiplicarlo luego por el precio de dicha compra. No te preocupes, es más fácil hacerlo que decirlo, así que te lo muestro con el ejemplo que nos ocupa:

promediar a la bajaComo puedes ver, en el recuadro azul he calculado qué peso tiene cada compra dividiendo el número de acciones de cada una de ellas entre el total de acciones y multiplicándolo por cien. Luego, en la última columna “Precio medio de adquisición“, he multiplicado dicho porcentaje por el precio de cada compra y los he sumado para obtener el precio medio de adquisición de toda la posición.

En este caso tu precio medio de adquisición sería de 28,33€. Dicho en otras palabras, tendrías 150 acciones compradas a 28,33€. Fíjate en que tu inversión total es la misma tanto si sumas las dos compras por separado (3.000€ + 1.250€ = 4.250€) como si lo haces directamente con el precio medio de adquisición (150 acciones x 28,33€ = 4.250€), lo que te sirve de comprobación para verificar que has hecho bien tus cálculos.

Y, ¿qué pasaría si hicieras una tercera compra de 50 acciones a 20€ aprovechando otra bajada en los precios? Pues que estarías otra vez promediando a la baja, lo que daría como resultado un precio medio de adquisición de tu posición todavía menor:

promediar a la bajaEn este caso la manera de calcular el precio medio de adquisición sería exactamente la misma que antes, dando ahora un resultado de 26,25€. Dicho en otras palabras, tendrías 200 acciones compradas a un precio medio de 26,25€, lo que te daría una inversión total de 5.250€, la misma que si la calcularas compra a compra.

¡Ojo! Hay un detalle que quiero que tengas muy en cuenta y es que, a diferencia de lo que hacen algunos inversores, NO debes incluir en el cálculo del precio medio de adquisición los dividendos que cobres mientras conserves tu inversión. Quienes lo hacen argumentan que el cobro de los dividendos representa la “recuperación” de parte de su inversión, por lo que es equivalente a haber comprado sus acciones más baratas o, lo que es lo mismo, a un precio medio de adquisición más bajo.

Con independencia de la validez conceptual que pueda tener este razonamiento y en la cual no entraremos ahora, lo que debes tener muy presente es que a ojos de tu bróker y del Estado a la hora de calcular tus posiciones, beneficios e impuestos, el precio medio de adquisición no tiene en cuenta los dividendos. Por lo tanto, si aún y así quieres introducirlos en el cálculo para “disminuir” el precio medio de adquisición de tus inversiones, que sea sólo para tus cálculos internos, pero nunca para los “oficiales”.

 Principales ventajas de promediar a la baja

Ahora que ya sabes lo que significa promediar a la baja y cómo calcular el precio medio de adquisición de tus inversiones, voy a contarte cuáles son las principales ventajas de utilizar este método. Así pues, promediar a la baja te puede ayudar a:

Aumentar la rentabilidad de tus inversiones

Una de las principales ventajas de promediar a la baja es que te da la oportunidad de aumentar la rentabilidad de tus inversiones, tanto en lo que respecta a tus dividendos como a las futuras plusvalías. Al fin y al cabo, promediar a la baja te permite reducir el precio medio de adquisición de tus inversiones, y ya sabes que cuánto más barata compres una acción mayor será la rentabilidad por dividendo que conseguirás y mayores serán las plusvalías que acumularás si esta sube de precio.

Reducir el riesgo de tu cartera

Si lo haces correctamente, tal y como te explicaré luego, promediar a la baja te ayudará a reducir el riesgo de tus inversiones y, por lo tanto, de tu cartera. Esto es así porque al disminuir el precio medio de adquisición disfrutas de un margen de seguridad mayor, lo que permite a su vez el aumento de rentabilidad que te comentaba en el párrafo anterior.

Peligros potenciales de promediar a la baja

Si has leído anteriormente sobre el tema, sin ninguna duda habrás visto que algunas personas se oponen totalmente a promediar a la baja, argumentando principalmente que puede llevarte a:

Aumentar posiciones en una mala inversión

Si hemos hecho una mala inversión, ni tú ni yo queremos poner todavía más dinero en ella. Al contrario, querremos potenciar las buenas inversiones, no las malas. Por esta razón, este es uno de los principales motivos por los cuales mucha gente no es partidaria de promediar a la baja, ya que mal utilizado, se trata de un arma de doble filo.

Sobre ponderar en exceso una posición

Aunque evitemos el peligro del punto anterior y acertemos en nuestra inversión, promediar a la baja nos hará igualmente correr el riesgo de acabar comprando demasiadas acciones de una empresa determinada. Esto daría lugar a una sobre ponderación de nuestra inversión respecto al total de nuestra cartera, lo que aumentaría nuestro riesgo en vez de reducirlo, ya que estaríamos expuestos en exceso a lo que pasara con esa inversión en concreto.

 Cuándo promediar a la baja y cuándo NO hacerlo

Ahora que ya conoces las principales ventajas y los peligros potenciales de promediar a la baja, voy a contarte cuándo te resultará beneficioso hacerlo y cuándo deberás evitarlo a toda costa. Así pues, empezando por los casos en los que debes evitarlo, recuerda que bajo ningún concepto debes promediar a la baja cuando…

…No estés seguro de estar comprando una empresa de calidad.

Evita promediar a la baja cuando no estés seguro de estar comprando una empresa de calidad. Clic para tuitear

Para estar seguro de que compras una empresa de calidad debes fijarte en sus números para concluir que esta gana dinero, que es sólida desde el punto de vista financiero y que tiene buenas perspectiva de futuro. Dicho en otras palabras, promediar a la baja debe ir acompañado siempre de un enfoque empresarial de la Bolsa.

Teniendo esto en cuenta no es de extrañar que la mayoría de detractores de esta práctica pertenezca al mundo del Trading o especulación, donde las decisiones de qué empresas comprar se basan principalmente en los gráficos de precios y no en un análisis de los números del negocio que hay detrás.

Así pues, si no estás totalmente convencido de que vas a comprar una empresa de calidad, mi recomendación es que no promedies a la baja, ya que de hacerlo correrás el riesgo de seguir poniendo dinero en una mala empresa, y las acciones de las empresas mediocres pueden no recuperarse nunca de las bajadas de precio que sufren.

Entonces, ¿cuándo SÍ vale la pena promediar a la baja? Pues, como ya te imaginarás, cuando…

…Estés totalmente convencido de estar comprando una empresa de calidad.

Puedes promediar a la baja cuando estés totalmente convencido de comprar una empresa de calidad. Clic para tuitear

A diferencia de las mediocres, las empresas de calidad se acaban recuperando con el tiempo de la mayoría de fuertes bajadas que experimentan los precios de sus acciones, por lo que promediar a la baja durante dichas bajadas te ofrece la oportunidad de comprar esas mismas buenas empresas a precios de oferta, aumentando así tu rentabilidad y tu margen de seguridad.

2 consejos para promediar a la baja con responsabilidad

Ahora ya sabes en qué consiste promediar a la baja, cuáles son sus ventajas, sus potenciales peligros y cuándo es una buena idea hacerlo. Así que antes de terminar quiero compartir contigo dos consejos que te ayudarán a evitar los dos peligros que te comentaba antes: aumentar posiciones en una mala inversión y sobre ponderar en exceso una inversión.

Nº1: Consejo para evitar aumentar posiciones en una mala inversión

Compra empresas de calidad. Así de simple, así de claro. Sé que puede parecer obvio, pero este es uno de los pilares fundamentales sobre los que se asienta cualquier filosofía de inversión sólida.

Soy consciente de que tienes claro que para hacer buenas inversiones debes comprar buenas empresas. No obstante, una cosa es querer hacerlo y, otra muy distinta, saber cómo identificar esas empresas de calidad.

Por este motivo, te invito a conocer la guía Aprende a identificar las mejores empresas de la Bolsa: un método infalible para saber qué acciones comprar, en la que te presento paso a paso mi propia metodología de análisis para saber si una empresa es de calidad y decidir cuáles comprar.

invertir en bolsaClic aquí para saber más sobre la guía

Nº2: Consejo para evitar sobre ponderar en exceso una posición

Como te comentaba antes, aún y centrándote en comprar sólo buenas empresas corres el riesgo de que promediar a la baja te lleve a seguir comprando acciones hasta sobre ponderar en exceso una inversión determinada. Esto aumentaría el riesgo de tu cartera, ya que esta dependería en exceso de los resultados de dicha inversión.

Por suerte, esto tiene muy fácil solución, la cual consiste en planificar y organizar tu inversión total en distintas compras parciales. Por ejemplo, si quieres comprar acciones de una empresa que te gusta pero no quieres invertir más de 5.000€ en ella, puedes dividir esos 5.000€ en distintas compras parciales.

Una primera aproximación “neutra” sería dividir las compras en tres partes iguales, destinando unos 1.666€ a cada una de ellas a medida que el precio fuera bajando.

Pero, ¿qué pasa si después de la primera compra el precio empieza a subir y a subir y no te permite hacer las otras dos compras? Pues que habrás comprado cerca del mínimo, disfrutarás de unas buenas plusvalías latentes tras la subida de precios, habrás puesto una parte de tu dinero a trabajar duro para ti y todavía te sobrará dinero para seguir buscando otras oportunidades.

Sin embargo, si incluso todo esto no es suficiente para compensarte el hecho de no poder completar tu posición, puedes darle más importancia a la primera compra, de manera que represente el 50% de tu inversión total y, las otras dos, el 25% cada una. En este caso te asegurarías de poner 2.500€ a trabajar desde el principio y te reservarías los otros 2.500€ para seguir comprando si el precio bajara más.

Y, si crees que el precio bajará pero no quieres arriesgarte a que se de la vuelta y se escape antes de hacer tu primera compra, puedes destinar un 25% para la primera compra y reservar el otro 75% para aprovechar una futura caída en los precios.

Con independencia de la distribución de tus compras parciales y de cuántas decidas hacer, sí o sí debes planificarlas de antemano para evitar comprar en exceso, ya que esto te llevaría a sobre ponderar algunas de tus posiciones aumentando así el riesgo de tu cartera.

Conclusión

Como has podido ver en este artículo, promediar a la baja es un método que te ayudará si lo usas bien y te perjudicará si lo usas indebidamente. En mi opinión, si lo combinas con un enfoque empresarial de la Bolsa y eres capaz de aplicarlo única y exclusivamente en la compra de empresas de calidad, te resultará muy útil para aumentar la rentabilidad de tu cartera y, al mismo tiempo, reducir su riesgo. No obstante, si lo usas sin estar seguro de la calidad que hay detrás de tus acciones, puede ser una auténtica locura.

Y ahora soy yo el que quiere saber tus opiniones y experiencas, ¿acostumbras a promediar a la baja? ¿Cuándo crees que es buena idea hacerlo y cuándo es mejor evitarlo?

Espero que este artículo te haya aportado un poco de luz sobre un tema tan controvertido como este y, como siempre, te animo a participar con tus comentarios y a compartirlo en tus redes sociales.

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

12 comentarios sobre “Promediar a la baja: ventajas, peligros y cuándo y cómo hacerlo con seguridad

  1. Hola!
    Durante mucho tiempo creí que promediar a la baja no era bueno porque muchos analistas no lo recomiendan, luego me di cuenta de que esos analistas nunca invierten por dividendo.

    Ahora creo que promediar a la baja lo haces en casos puntuales pero esos casos son los que te pueden dar una rentabilidad extra. Primero solo con empresas de primera linea y que además de un buen dividendo (REE, Enagas, BME, Gas natural, etc).
    Son empresas que cuando las compras lo haces con la intención de comprarlas de por vida (buy&hold), las has estudiado y en el momento de compra la rentabilidad por dividendo supera el 4% y además crees que las estás comprando baratas. Cuando estas empresas bajan es una oportunidad para comprar más acciones a un precio menor haciendo que la rentabilidad por dividendo suba. En este caso, cuando bajan más pero tú ya tienes el número de acciones que querías, puedes comprar más pensando que ahora “desnivelas” un poco la cartera pero la equilibrarás cuando suban de precio, con lo cual aprovechas el dividendo y además ganas un dinero en plusvalias como decias (Mark) en tu artículo anterior.

    Promediar a la baja en acciones de especulación me parece mala idea en general, puede salir bien, pero el riesgo que se corre es excesivo en comparación con los beneficios que esperas optener, sobre todo si se descompensa la cartera.
    Un saludo
    Edgar

    • ¡Hola, Edgar!
      Estoy de acuerdo contigo en que para promediar a la baja es buena idea si se compran empresas de calidad, nunca chicharros y demás empresas de dudosa continuidad. Sin embargo, creo que también puede ser buena idea aunque no se invierta por dividendo sino por plusvalías, siempre y cuando se compren igualmente empresas de calidad a buenos precios. En estos casos también se da un buen impulso a las plusvalías futuras. Al final se reduce todo a lo mismo, comprar buenas empresas, ya sea con el objetivo de venderlas al cabo de un tiempo, mantenerlas indefinidamente y/o disfrutar de sus dividendos.

      Muchas gracias Edgar por tus opiniones y experiencias, seguro que ayudarán a que cada vez más gente deje de tenerle miedo a promediar a la baja.
      Un saludo,
      Marc

  2. Buen artículo Marc. Promediar a la baja es bueno, como dices, siempre que compremos más acciones de la empresa porque es una buena empresa y una buena oportunidad.

    El problema de promediar a la baja es que mucha gente lo ve solo como una forma de bajar el precio medio de las acciones. Recuerdo el caso Gowex, en el que la empresa pasó de cotizar a 23 a cotizar a unos 10 en un día. Ese día, mucha gente compró acciones para promediar a la baja, sin pensar que el precio podía disminuir, que es lo que terminó pasando.

    Promediar a la baja si, pero con cabeza.

    • ¡Hola, Opinatron!
      Así es, promediar a la baja puede ser buena idea si se compran buenas empresas, nunca chicharros o empresas de dudosa calidad, como acabó siendo el caso de Gowex que comentas. Además, las caídas de más del 50% en los precios de empresas de calidad no acostumbran a darse de forma aislada, sino de forma conjunta con grandes caídas de la Bolsa en general, lo que también puede usarse como indicador de que algo huele mal.
      Gracias por tu participación.
      Un abrazo,
      Marc

      • Cierto, si una empresa baja en un dia un 40% sin que haya crisis ni nada es muy posible que esa empresa no sea una empresa de calidad.

        Ahora por ejemplo con Popular … Os atreveríais a comprar acciones y si sigue bajando promediar a la baja? o a promediar a la baja en caso de que ya tengais acciones?
        Por una parte yo si que creo que terminarán subiendo, pero el riesgo es excesivo (más del que me gusta asumir) en relación al beneficio, porque aunque sea una acción que pueda facilmente cuatripliar su precio, al final lo que yo termino haciendo, debido a los vaivenes que sufre la acción, es vender con un 15% de beneficios… y eso si sale bien…. si sale mal pierdes el 90% de la inversion.
        Vamos para mi “un popular” no vale la pena porque para sufrir y sacar un 15-20% compro un REE o un Gas en recortes que le terminas sacando eso fácilmente y sin sufrir…. y mientras van dando dividendos.

        • ¡Hola, Edgar!
          Una bajada del 40% en un día se da pero muy pocas veces, por lo que da pistas de que algo fuerte puede estar pasando. Es cierto que aunque el potencial de plusvalía sea enorme, en la práctica es difícil aprovecharlo en toda o su mayor parte.
          Respondiendo a tu pregunta, yo también preferiría una REE o similar antes que Popular, en la cual no ponderaría a la baja, aunque esto va a gustos. Además, el motivo principal es que en mi caso porque no entro en el sector bancos.
          Gracias por el debate, veremos que dicen los demás despiertos 😉
          Un saludo,
          Marc

  3. Buenas tardes:
    Resumiendo:
    Si compras por value puedes promediar sin miedo.
    Si compras por análisis técnico, ni se te ocurra.

    Saludos.

    • ¡Hola, Jesús!
      Comprendo lo que quieres decir, pero yo lo ampliaría a: si inviertes, ya sea en dividendos, value, buy&hold, etc. en empresas de calidad, como bien dices, a promediar a la baja sin miedo (incluso aunque intentes afinar tus entradas con análisis técnico, como hacen algunos inversores). Si especulas, en cambio, buen consejo el de “ni se te ocurra”.
      Muchas gracias por tu participación.
      Un saludo,
      Marc

  4. Hola,yo empecé comprando en esto de la bolsa cerca de los 12000 en el 2015.
    Compre las mejores y más grandes empresas del Ibex,según bajaba el Ibex seguía comprando,cuando el brexin ,solo ese día metí 10k.
    Seguí así y ahora con el Ibex en 9000 ya gano y al día de hoy le gano un 17% más dividendos.
    El problema ahora me cuesta comprar al alza así q no se q haré cuando toque mi próxima compra.
    Ahora estoy con los fondos value de autor.
    Ya veremos cómo me va , saludos a todos.

    • ¡Hola, Jose!
      Me alegra saber que estás disfrutando de unas buenas plusvalías en tu cartera. Creo que a todos los que vamos a largo plazo nos cuesta comprar al alza, así que tendremos que ver como evolucionan los precios 😉
      Espero que te vaya muy bien con los fondos value, ya nos contarás.
      Un saludo,
      Marc

  5. Hola Marc.

    Es difícil reconocer que te has equivocado. Es difícil psicológicamente y por eso se promedia, con la intención de (y descanso mental) verte en verde lo antes posible. Lo ideal es aguantar la posición porque uno ha entrado cuando el precio le parecía correcto, y ya subirá..
    Si eres de mantener para siempre, se supone que tu empresa es buena,cualquier bajada es una oportunidad y un regalo del mercado.
    Si estás convencido de que la empresa no está valorada, y eso es suponer que los demás se equivocan, vuelve a ser una oportunidad de compra.

    Entiendo el comprar por debajo del precio inicial siempre y cuando el motivo no sea el salir de una inversión en verde.

    S2.

    • ¡Hola, Antonio!
      Evidentemente, si en una mala inversión promediamos a la baja sólo para intentar recuperarnos antes, también creoque es una mala decisión, ya que puede empeorar mucho más nuestra situación. Sin embargo, en una buena inversión, es una gran oportunidad. Eso sí, si la primera compra la hicimos muy muy cara, aunque baje bastante puede no ser muy buena idea hacer una segunda compra cara, aunque sea a mejor precio que la segunda. Por eso coincido contigo en que lo ideal es entrar primero al precio correcto, aunque luego baje más.
      Gracias por tus opiniones.
      Un saludo,
      Marc

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×