Lemming

El Síndrome del Lemming

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¡Buenos días!

¿Te has fijado en la cantidad de personas inteligentes, bien preparadas, con un nivel educativo muy elevado y amplia experiencia en sus disciplinas, que en cuestiones de dinero toman decisiones que les alejan totalmente de su vida deseada? En mi opinión, uno de los principales motivos por los que sucede esto es el Síndrome del Lemming, sobre el cual voy a hablarte a continuación.

¿Conoces a los Lemmings?

Los Lemmings son unos pequeños y peludos roedores de unos 100g de peso. Miden entre 7 y 15 cm de longitud y se caracterizan por moverse siempre en manada. De hecho, llegan a juntarse en cantidades tan numerosas que se desorientan entre ellos, perdiendo la noción del clima al que se aproximan e ignorando las características del terreno. Simplemente se siguen unos a otros, creyendo que el camino correcto es el que sigue el grupo.

Esto los lleva, en muchas ocasiones, a adentrarse en zonas llenas de depredadores, lugares sin alimento y con climas adversos. No obstante, los Lemmings son mundialmente conocidos por acercarse peligrosamente a los acantilados y acabar cayendo al mar.

El Síndrome del Lemming

Ahora que conoces a los Lemmings ya puedo decirte que el Síndrome del Lemming consiste en seguir a la multitud sin plantearte realmente si ese es el mejor camino para ti. Igual que esos pequeños roedores están dispuestos a seguir al grupo hasta zonas peligrosas, tú también corres el riesgo de seguir a la sociedad sin llegar a plantearte realmente si esta te acerca a tu vida deseada o al precipicio financiero.

Implicaciones del Síndrome del Lemming

Si crees, con lo que te he contado hasta ahora, que tienes el Síndrome del Lemming, ¡no te preocupes! Piensa que todos lo hemos tenido en algún que otro momento y, probablemente, lo volveremos a tener en determinados momentos de nuestra vida.

Así que, para ayudarte a detectar si actualmente lo estás padeciendo en lo referente a tu situación financiera, a continuación voy a mostrarte algunos de los síntomas más habituales de este Síndrome, los cuales vienen en forma de ideas preconcebidas y de comportamientos nocivos para tu salud financiera. De esta manera, en caso de que te identifiques con alguno de ellos, podrás decidir si realmente te están acercando a tu vida deseada o al precipicio financiero, pudiendo tomar acciones para remediarlo.

1) “Estudia mucho, saca las mejores notas y encuentra un trabajo seguro”

Durante generaciones muchos padres han transmitido este mensaje a sus hijos: estudia mucho, saca las mejores notas y podrás encontrar un trabajo seguro, por lo que este es uno de los comportamientos Lemming más extendidos.

Existe la creencia de que si encuentras un trabajo seguro no tendrás que preocuparte por el dinero. Pero, ¿qué es exactamente un trabajo seguro? ¿El tipo de trabajo que tenían los millones de parados que hay en la actualidad? ¿Tener un trabajo de estos es lo que te puede aportar más seguridad económica?

Tal y como yo lo veo, dedicarte a generar ingresos con tu pasión es mucho más seguro. Destinar tu tiempo a lo que te gusta, a lo que te hace feliz y, además, vivir de ello, sí creo que te da la seguridad de disfrutar de tu tiempo y aumentar tus ingresos.

Además de dedicarte a tu pasión, creo que es mucho mejor conseguir también que tu dinero trabaje para ti, ya que este te continuará generando ingresos independientemente de lo que tú hagas. Por lo tanto, si quieres evitar el comportamiento Lemming de estudiar mucho y sacar las mejores notas con el único objetivo de encontrar un trabajo seguro, creo que la mejor alternativa es estudiar mucho y sacar las mejores notas para poder dedicarte a tu pasión.

2) “Gástate todo el dinero, incluso antes de ganarlo”

Vives en una sociedad de consumo en la cual se premia a quien más gasta y se mira con desconfianza a quien no sigue sus pautas de consumo. Es probable que a tu alrededor la gente se gaste el dinero mucho más rápidamente de lo que ha tardado en conseguirlo, incluso antes de ganarlo.

Si te gastas todo el dinero que ganas nunca vas a progresar económicamente, aunque ganes miles de millones. Siempre vas a estar a un paso de la quiebra, pues si tu fuente de ingresos se corta de golpe, ¿cuánto tiempo podrás aguantar tu ritmo de vida?

Y, si encima gastas dinero que todavía no tienes, tendrás que pedirlo prestado y estarás enriqueciendo a otros con los intereses que tendrás que pagar, dificultándote todavía más el camino hacia tu vida deseada. Así pues, reflexiona sobre tus pautas de consumo y decide cuáles te acercan a tus objetivos y cuáles te alejan de ellos. Si quieres saber más sobre este tema, te invito a descubrir cómo evitar que la sociedad de consumo te apartara de tus sueños.

3) “Tienes que trabajar más duro para ganar más”

Esta es otra de las ideas Lemming por excelencia. Todo el mundo te ha dicho siempre que si quieres ganar más, tienes que trabajar mucho más duro. Y, ¿sabes qué? Esto no tiene porqué ser necesariamente así. Cuando inviertes tu dinero y lo pones a trabajar para ti, por ejemplo, es este el que trabaja más para generarte más ingresos, no tú.

Cuando inviertes tu dinero es este el que trabaja más para generarte más ingresos, no tú. Clic para tuitear

Si creas un negocio que con el tiempo puedes automatizar, tú no tienes que trabajar más para ganar más, sino que tus ingresos van aumentando mientras tú trabajas cada vez menos. Si creas y adquieres activos conseguirás que estos te generen ingresos independientemente de tu esfuerzo, pudiendo ganar más trabajando menos.

Por lo tanto, reflexiona sobre si el esfuerzo que estás haciendo para conseguir tus sueños financieros está bien enfocado, pues puede ser que estés cavando un hoyo enorme para encontrar oro cuando en otro sitio lo puedes conseguir sin tener siquiera que agacharte. Así que recuerda, aprende cómo poner tu dinero a trabajar para ti y podrás ganar más trabajando cada vez menos.

4) “Aumenta tu formación como profesional para ganar más”

¿Seguro? Si tienes dos carreras, tres másters, hablas cinco idiomas y tienes un nivel experto en las nuevas tecnologías, ¿aumentan tus posibilidades de ganar más dinero? Puede que sí, como puede que no. Todo dependerá de cómo el mercado de trabajo remunere determinadas tareas en determinados momentos. Por lo tanto, el consejo de estudia una profesión que tenga mucha salida está totalmente obsoleto, pues cuando termines tus estudios probablemente se demanden otro tipo de profesionales. Además, ¿para qué estudiar algo que realmente no te apasiona?

Si quieres ganar más dinero debes formarte en Educación Financiera, pues no sólo conseguirás gestionar tu dinero a tu favor, sino que además podrás dedicarte a lo que realmente te gusta sin preocuparte de si el año que viene esa tarea te dará para vivir. La formación es muy importante, pero en temas de dinero, la educación tradicional no te aportará ninguna solución a tus problemas financieros.

 5) “Trabaja duro hasta que el gobierno acepte hacerse cargo de ti”

Una creencia muy extendida y que mucha gente parece aceptar sin pestañear consiste en estudiar una profesión, trabajar durante 40 años a cambio de que una empresa se haga cargo de ti y finalmente depender del gobierno durante el resto de tu vida mediante una pensión.

Curiosamente eso es para lo que te preparan en la escuela, no se diera el caso de que descubrieras que puedes ser libre y no depender ni de trabajos que no te gustan ni de míseras pensiones en decadencia.

Te lo digo muy en serio, fórmate financieramente, toma las riendas de tu vida, aprende a invertir tu dinero y dedícate a tu pasión. Ni tus jefes ni el gobierno podrán seguir aprovechándose de ti, mientras que tú sí aprovecharás mucho mejor tu tiempo y tu dinero.

6) “Cómprate una vivienda con un dinero que no tienes”

Durante décadas se te ha hecho creer que alquilar es tirar el dinero, no fuera el caso de que el gobierno dejara de cobrar los impuestos por tu vivienda y el banco los intereses de tu hipoteca. Debes ser consciente de que si adquieres un piso o una casa para vivir, estás adquiriendo un pasivo enorme, el cual vendrá seguramente acompañado de otro enorme pasivo llamado hipoteca. Si quieres usar el dinero a tu favor para vivir la vida que deseas, te facilitará mucho más el camino adquirir activos.

Cómo superar el Síndrome… ¡de una vez por todas!

Recuerda que los Lemmings siguen al grupo por inercia hasta el precipicio, así que plantéate si podrías estar siguiendo tú al grupo por inercia hacia tu precipicio financiero. Que la inmensa mayoría de la población tome ciertas decisiones respecto a su dinero no significa que sean las que más te convengan a ti.

Al fin y al cabo, sólo el 1% de la población mundial es rica en términos económicos, con lo que yo te planteo: ¿no será que ese 1% piensa y actúa de manera distinta a la mayoría? Así que si te has identificado con alguno de los síntomas anteriores, no te preocupes, pues puedes empezar a superarlo desde ya mismo.

¿Habías escuchado hablar sobre los Lemmings? ¿Has padecido alguna vez el Síndrome del Lemming? ¿Cómo lo remediaste?

Imagen: pop up Lemming

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

12 comentarios sobre “El Síndrome del Lemming

    • ¡Hola, Oscar! Todos hemos tenido el Síndrome del Lemming en algún que otro momento de nuestra vida. Me alegro de que te el artículo te haya sido útil. Muchas gracias por tu comentario. ¡Un saludo!

      Marc

  1. ¡Hola, Marc!

    ¡Creo que he tenido (o quizás aún tengo) el Síndrome del Lemming! Empezaré a pensar independientemente y a tomar decisiones que beneficien a mi situación financiera, más allá de las ideas que me han acompañado siempre y que, en realidad, nunca me había cuestionado.

    ¡Muchas gracias por un artículo tan claro y revelador!

    ¡Un abrazo!

    • ¡Hola, Maria! Gracias por tu comentario, me alegra saber que te ha resultado útil el artículo 🙂 Como bien dices, a veces tenemos ideas que nunca nos hemos cuestionado, y el ámbito financiero no es una excepción. De vez en cuando va bien pararse a reflexionar para poder decidir hacia dónde queremos ir. ¡Un abrazo!

      Marc

  2. Marc! DE corazón…. Muchas Felicidades!!!! Has hecho de este espacio una adicción muy benefica para realmente saber manejar adecuadamente nuestros ingresos, a la vez que poder controlar adecuadamente nuestros gastos…

    En hora buena por la nueva organización de la Página, es mucho más sencilla y práctica…

    Un abrazo desde México!!!!

    • ¡Hola, Gabriel! Muchas gracias por tu valoración :). El objetivo de las nuevas categorías ha sido precisamente ordenar la información para que cada lector pueda encontrar fácilmente los artículos de la temática que le resulten más interesantes. Y, por lo que respecta al Centro de Recursos, espero poder seguir aportando valor y compartiendo conocimientos y herramientas para que entre todos continuemos mejorando nuestra vida financiera continuamente.

      Muchas gracias de nuevo. Un abrazo desde España!!

      Marc

    • ¡Hola, Miguel!

      Muchas gracias por tus palabras, de verdad. Espero poder seguir manteniendo el listón bien alto jejeje. Creo que lo más importante es hacer lo que a cada uno nos gusta, aunque muchas veces algunas cosas nos vienen impuestas de manera muy sútil. El Síndrome del Lemming es una forma más divertida de transmitir un mensaje potente.

      ¡Gracias de nuevo y un abrazo!

      Marc

  3. Gracias por el artículo. Me ha parecido ocurrente y con suficiente información como para plantear el tema bien, aclarando tópicos. Has atraído mi interés. Voy a suscribirme a tu newsletter.
    David

    • ¡Hola, David!

      Muchas gracias por leer el artículo y por suscribirte 🙂
      Me alegro de que te haya gustado y espero que los próximos artículos también sean de tu interés.
      ¡Un saludo!

      Marc

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×