12 frases peligrosas de la industria del dinero traducidas para desvelar sus oscuras intenciones

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Cuando empiezas a interesarte por el mundo de la Bolsa es normal que te sientas perdido y desorientado. Al no tener todavía los conocimientos y la experiencia necesaria para tomar decisiones de inversión siguiendo tu propio criterio, lo más probable es que acabes confiando en las opiniones y recomendaciones de los demás.

Intuitivamente sabes que confiar tu futuro financiero a terceras personas entraña un riesgo considerable por lo que, en un intento por minimizarlo, decides dejar a un lado los consejos y las recomendaciones de inversión de tus amigos, las de tu cuñado y las del vecino del quinto.

Consideras mucho más seguro, en cambio, confiar única y exclusivamente en las recomendaciones de los supuestamente expertos de la Bolsa como los brókers, los analistas, los gestores de fondos, los gurús del momento y los asesores financieros.

Todos ellos forman, en conjunto, lo que comúnmente se conoce como la industria del dinero. Y, aunque estoy convencido de que la inmensa mayoría de las personas que trabajan en ella son honradas y altamente cualificadas para ofrecerte el mejor asesoramiento, la historia y la experiencia demuestra que en algunos casos fiarse de sus opiniones y recomendaciones puede ser nefasto para tus resultados de inversión y tu salud financiera general.

Así que, para protegerte frente a posibles amenazas para tu bienestar financiero, hoy quiero alertarte sobre las frases más peligrosas con las que algunos miembros de la industria del dinero pueden intentar quedarse con tu dinero.

Junto a las frases peligrosas encontrarás su traducción para mostrarte el significado que realmente se esconde tras cada una de ellas. Por cierto, las he ordenado aleatoriamente ya que, en mi opinión, todas resultan igualmente peligrosas.

Frase peligrosa: «Estas acciones van a subir mucho en poco tiempo.»

Traducción preventiva: «Uno de mis clientes más importantes quiere deshacerse de un gran lote de acciones poco atractivas y necesito encontrarle compradores.»

Esta frase ha sido repetida tantas veces que se ha convertido en un clásico. Se trata de una forma tradicionalmente muy efectiva que tienen ciertos brókers para dar salida a una orden de venta de un gran inversor repartiendo las acciones entre muchos pequeños inversores distintos.

Como las acciones que el gran cliente quiere vender normalmente resultan poco atractivas para el mercado, la única manera que tiene el bróker de colocarlas rápidamente y sin castigar los precios es encontrando a muchos pequeños inversores sin criterio que con solo escuchar que estas subirán mucho en poco tiempo estén dispuestos a comprarlas sin analizar los negocios que hay detrás y sin valorarlas.

No hace falta decir que, la mayor parte de las veces, dichas acciones no suben de precio. Así que, como buen inversor con criterio propio, no caigas en esa trampa.

Frase peligrosa: «Vende ahora antes de que los precios de estas acciones se desplomen.»

Traducción preventiva: «Uno de mis clientes más importantes quiere comprar un gran lote de estas acciones tan interesantes y mi trabajo consiste en encontrarle suficientes inversores que quieran vendérselas.»

Se trata del caso justamente opuesto al anterior. Como ya te imaginarás, las acciones en cuestión acostumbran a estar infravaloradas cuando los grandes capitales se interesan por ellas, de modo que la única alternativa que tiene el bróker para encontrar suficientes vendedores es asustándoles con la idea de que los precios bajarán con fuerza.

Por cierto, antes de seguir quiero preguntarte una cosa. Teniendo en cuenta que tu bróker vive principalmente de las comisiones generadas al comprar y vender acciones, ¿qué intereses crees que defenderá, los de un cliente que mueve continuamente decenas o incluso centenares de millones de euros, o los tuyos?

Sigamos.

Frase peligrosa:«Estas acciones son aburridas, es mejor venderlas y comprar otras.»

Traducción preventiva: «Si no haces nada con tus acciones no podré cobrarte comisiones, así que mejor os convenzo a ti y a otro cliente impaciente de que vuestras acciones son aburridas para que os las intercambiéis y así cobraros comisiones de compra y de venta a los dos.»

Si tú no compras y no vendes, tu bróker no genera comisiones más allá de la de mantenimiento de cuenta, si es que te la cobra.

Por lo tanto, la única manera de que vendas unas acciones cuando él quiere, aunque sean de una buena empresa y las hayas adquirido al precio adecuado, es aprovecharse de tu impaciencia por conseguir grandes beneficios en poco tiempo para convencerte de que cambiándolas por otras más activas e interesantes es tu mejor opción.

Con esta idea en mente, ¿crees que es una casualidad que más del 90% de las recomendaciones de los analistas sean de compra o de venta y menos del 10% recomienden mantener las acciones?

Si crees que es una mera casualidad, sigue leyendo. Y sino, también 😉

Frase peligrosa: «Tienes que mover el dinero, cuánto más rápido mejor.»

Traducción preventiva: «Tienes que mover el dinero, cuánto más rápido mejor para mí y peor para ti.»

Evidentemente, cuánto mayor sea la rotación de tu cartera más comisiones de compra y de venta pagarás y más feliz será tu bróker. Fíjate que en este caso no te están mintiendo, sino simplemente omitiendo las últimas seis palabras de la frase.

Frase peligrosa: «Se acerca el siguiente crack bursátil.»

Traducción preventiva: «A ver si conseguimos hacer cundir el pánico para que los precios se desplomen y podamos ofrecer a nuestros mejores clientes empresas excelentes a precios de risa.»

Recordando las frases anteriores, y teniendo en cuenta que en la Bolsa cada poco tiempo se acerca el siguiente fin del mundo, sobran las palabras.

Frase peligrosa: «Opera con 40.000€ invirtiendo solo 400€.»

Traducción preventiva: «¿Solo tienes 400€ pero quieres empezar a vivir de la Bolsa hoy mismo? Antes de que tu avaricia desmesurada te lleve a la ruina multiplicaré las comisiones y, al mismo tiempo, te cobraré incluso más comisiones por prestarte un dinero que realmente no te estoy prestando.»

Hace ya muchos años que en la industria del dinero se dieron cuenta de que si sus clientes tuvieran mucho más dinero les podrían cobrar muchas más comisiones.

Así que pensaron que sería una buena idea prestarles dinero para ello, de manera que se popularizó entre las masas la práctica lo que se conoce como apalancamiento.

En el contexto bursátil, apalancase significa tomar dinero prestado para comprar más acciones de las que se podrían comprar con el dinero del que inicialmente se dispone. Por ejemplo, si tu bróker te ofrece la posibilidad de apalancarte 10 a 1 significa que por cada euro que pongas este pondrá nueve, por lo que dispondrás de diez veces más dinero para comprar acciones.

Pero ojo, el bróker te cobrará comisiones no solo por el dinero que tú has puesto, sino por el total. Así pues, con un apalancamiento de 10 a 1, este te cobrará comisiones diez veces más elevadas.

No es de extrañar, pues, que con frecuencia te ofrezcan niveles de apalancamiento de 40 a 1, 60 a 1 o incluso 100 a 1. Por cierto, recuerda que también te cobrarán comisiones por «prestarte» el dinero. Y digo «prestarte» entre comillas porque en realidad no te está prestando ni un solo euro.

Y es que cuando quieres apalancarte en Bolsa debes dejar cierta cantidad de dinero en tu cuenta de efectivo, la cual actúa de garantía frente a posibles pérdidas.

En este sentido, si el precio de mercado de las acciones que has comprado de forma apalancada desciende ocasionando una minusvalía latente cercana a la cantidad que has puesto como garantía, tu bróker te hará una margin call o llamada al margen para pedirte que aumentes la garantía o venderá tus acciones, te guste o no.

En otras palabras, el bróker no arriesgará ni un solo euro mientras que bastará con un descenso del 5% en los precios de mercado para que tú, con un apalancamiento de 20 a 1, fulmines tu cuenta.

Ahora dime, ¿en serio puede considerarse que te está prestando dinero? ¿O está, más bien, multiplicando las comisiones que te cobra antes de que te arruines comprometiendo solo tu capital?

Si tu objetivo es ganar dinero para disfrutar de una vida más libre y con un mayor nivel de bienestar, te animo a descubrir por qué el apalancamiento es la forma más rápida de perder dinero en Bolsa.

Frase peligrosa: «Apalancamiento.»

Traducción preventiva: «Tú apalanca que yo miento.«

Así de simple, así de claro.

Frase peligrosa: «Compra en la Oferta Pública Inicial (OPI) antes de que los precios se disparen.»

Traducción preventiva: «Compra a los precios absurdamente hinchados de la OPI para que podamos pagar las elevadas comisiones de colocación del banco de inversión de turno y aún así sigamos ganando una pasta antes de que los precios desciendan para siempre a niveles inferiores a los de la OPI.»

Echando la vista hacia atrás, la experiencia nos demuestra que la mayor parte de las OPI acaban siendo una mala inversión para los inversores iniciales. No es de extrañar, pues, que la industria del dinero se encargue de promocionar esas pocas ocasiones en las que sí resultan positivas y se olviden del resto.

Los motivos principales por los cuales las OPI resultan casi siempre pésimas inversiones para los inversores iniciales se pueden apreciar claramente en la traducción preventiva de esta peligrosa frase. Los precios iniciales a los que empiezan a cotizar las nuevas acciones deben, simplemente, cubrir los gastos y el margen de beneficios de los emisores.

Pero, ¿sabes cuál es el principal peligro de las OPI para los pequeños inversores iniciales? Que, de vez en cuando, alguna resulta ser una buena inversión. Curiosamente, el número mínimo suficiente para que en el futuro los inversores vuelvan a comprar las acciones inicialmente sobre valoradas y la historia se repita.

Frase peligrosa: «Aprovecha antes de que termine el año para vender las acciones que acumulen minusvalías y ahorrarte impuestos.»

Traducción preventiva: «Vende tus acciones justo cuando tendrías que estar comprando más y así, aparte de pagar más comisiones de venta y después de compra, el estado te devolverá unos pocos céntimos por cada euro que pierdas.»

En serio, querer perder un euro para ahorrarte unos céntimos no es una estrategia ganadora. Es como si te dijera que tú me das un euro y yo te devuelvo algunos céntimos.

En primer lugar, ¿seguro que unas acciones que acumulan minusvalías latentes son malas inversiones? ¿O podrían ser una fantástica oportunidad para promediar a la baja? ¿No será que la persona que te dice eso, al confundir precio y valor, piensa que por el hecho de que los precios han bajado ya es una mala inversión?

Si tu asesor te dice que vendas tus acciones con minusvalías para ahorrarte impuestos, puede que tenga un mal día. Pero si, además, usa la palabra «inversión» en la misma frase que «corto plazo» o «productos derivados», olvídate de colocar la silla en su sitio, aléjate sin hacer movimientos bruscos y sal corriendo sin mirar atrás. En serio, sin mirar atrás.

Frase peligrosa: «Consigue una rentabilidad del 10% mensual operando con derivados.»

Traducción preventiva: «Deriva el dinero de tu cuenta de inversión a la mía.»

Los derivados financieros, esos productos que pueden llegar a resultar tan complejos que no los comprenden ni quienes te los recomiendan, difícilmente te ayudarán a ganar más dinero de forma consistente a largo plazo.

En vez de eso, lo más probable es que te ayuden a «derivar» (de ahí su nombre) sin saber muy bien cómo, el capital de tu cuenta de inversión a la cuenta de otros.

Y es que si tu objetivo es invertir en Bolsa de forma tranquila y relajada para obtener una buena rentabilidad por tu dinero, con la compra de acciones comunes tienes más que suficiente. Y si eres de los que todavía cree que obtener un 10% mensual tampoco es tan difícil, descubre si es realidad o ficción.

Ah, por cierto, ¿sabías que los productos derivados normalmente se complementan con altos niveles de apalancamiento? Qué coincidencia…

Frase peligrosa: «Hasta ahora la economía y la Bolsa se han movido en ciclos, pero gracias a esta nueva tecnología, esta vez es diferente.»

Traducción preventiva: «Vamos a hacer creer a las masas que los precios de las acciones subirán para no bajar jamás y así podremos vender nuestro gran número de acciones a precios tan altos que de otra forma nadie racional pagaría.»

Con la fiebre holandesa de los tulipanes en pleno siglo XVII parecía que los precios no tenían techo. Varios siglos más tarde, la llegada del ferrocarril fue considerada como la tecnología que permitiría a las empresas ferroviarias cotizadas elevar sus precios hasta el infinito.

Más tarde pasó lo mismo con el automóvil y también con Internet. «Esta vez es diferente» es, probablemente, unas de las frases que más dinero ha hecho perder en la historia de los mercados financieros.

La historia siempre se repite, excepto la próxima vez, que será diferente 😉

Frase peligrosa: «Prueba gratis nuestro simulador con 100.000€ virtuales.»

Traducción preventiva: «Juega con el simulador y haz todo lo que nunca harías con una cantidad de dinero que no tienes a ver si, a pesar de reiniciarlo diez veces al día, tus ansias por ganar te hacen ver solo esa inversión con la que, por pura suerte, conseguiste 20.000€ en pocas horas.»

Usar un simulador para practicar cuando estás empezando a invertir en Bolsa no tiene porqué ser una mala opción. No obstante, para que realmente cuenten como horas de vuelo reales debes hacer única y exclusivamente lo que harías con dinero de verdad.

Si en vez de eso, lo que haces es jugar y probar cosas sin sentido, estarás perdiendo el tiempo y no obtendrás ninguna experiencia aplicable en la vida real.

Además, recuerda que el simulador es un gancho que te ofrecen para que te enganches a comprar y vender acciones como un loco y te acostumbres a mover cantidades de dinero virtual elevadas para que luego tengas que apalancarte para lograrlas en la vida real.

Así que, la próxima vez que quieras usar un simulador para practicar, piensa si podrías simplemente anotar en un papel o en una hoja de cálculo el número y el precio de las acciones virtualmente compradas.

Sencillo, fácil y más sano.

Conclusión

Como has visto, no puedes fiarte ciegamente de las recomendaciones de inversión de nadie, incluidos los supuestos expertos de la industria del dinero, ni tampoco tomarlas como recomendaciones totalmente opuestas o contrarias, ya que a veces aciertan con sus predicciones.

Entonces, si quieres ganar dinero de forma consistente a largo plazo invirtiendo en Bolsa, ¿qué debes hacer? Debes, simplemente, aprender a invertir por tu cuenta para tomar tus propias decisiones de inversión con criterio.

Y ahora dime, ¿te han intentando convencer alguna vez con estas frases? ¿Qué otras han utilizado? Comparte tus experiencias en los comentarios.

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

6 comentarios en “12 frases peligrosas de la industria del dinero traducidas para desvelar sus oscuras intenciones

  1. ¡Uf, qué miedito! Creo que he escuchado la mayoría, y de verdad es que son para salir corriendo. Sobre todo la de comprar y vender rápido para que luego te revienten a comisiones de operación.
    Gracias por compartir!

    • ¡Hola, Inversor Millennial!
      La verdad es que sí que da un poco de miedo. Por suerte, mientras tengamos nuestro propio criterio inversor, estaremos a salvo de todas las recomendaciones que vayan en contra de nuestros intereses de inversión.
      Como bien dices, la recomendación de comprar y vender rápidamente es de las más populares.
      Gracias por tu participación.
      Un saludo,
      Marc

  2. Yo con la q más flipo y sale mucho en los blogs q leo ,es vender algunas minusvalía para compensar alguna plusvalías.
    Si tengo q pagar plusvalías como me pasa este año con abertis,pues pago pero no vendo otras q tengo en pérdidas x compensar.En estás sigo cobrando dividendos y espero a q suban.O no estámos por dividendo.
    Pero insisto en muchos blogs y muy buenos ,sale mucho.
    Saludos

    • ¡Hola, Jose!
      Es verdad que que el consejo de vender minusvalías para compensar plusvalías está enormemente extendido. Imagino que se debe a los mismos motivos por los cuales mucha gente confunde precio y valor, o inversión y especulación. Y es que si repites una idea suficientes veces, aunque no estés de acuerdo con ella, tienes muchos números de acabar aplicándola en la práctica.
      Gracias como siempre por tu participación.
      Un saludo,
      Marc

  3. Hola, Marc. Entretenido artículo, buenas recomendaciones como siempre.
    Aprovecho la ocasión para comentarte que el popup lateral que aparece sobre tu libro «Jubilado a los 30» es sumamente molesto. No se puede quitar ni aunque vayas a la página que redirige; creo que deberías agregar la opción de quitarlo, para que no entorpezca tanto la lectura.
    Saludos

    • ¡Hola, Felipe!
      Gracias por tu comentario, me alegro de que, además de haberte parecido útil, el artículo te haya resultado entretenido.
      En relación al popup que comentas, miraré de mejorarlo, gracias por avisar 🙂 Al menos ya estoy seguro de que sabes que tengo un libro jejeje.
      Un saludo,
      Marc

Deja un comentario

Los datos que proporciones en este formulario serán tratados por Marc Alomar Lluch, responsable del fichero. La finalidad de la recogida de tus datos es información de mis publicaciones así como prospección comercial. Al marcar la casilla "Acepto la política de privacidad" estás otorgando tu consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a la finalidad anteriormente establecida. Te informo que tus datos estarás ubicados en servidores de MailRelay, suscrito al convenio Privacy Shield y propiterarios CPC Servicios Informáticos Aplicados a Nuevas Tecnologías S.L. pudiendo ver su política de privacidad. Te recuerdo que puedes ejercer tus derechos para Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://despiertatudinero.com/aviso-legal-y-politica-de-privacidad/

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×