trucos para no estresarte

3 sencillos trucos para no estresarte al darle al botón para comprar tus acciones

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¡Buenos días!

Una situación que te resultará familiar

Has hecho tus análisis y te parece un buen negocio. Has seguido la evolución del precio de sus acciones durante meses, esperando que bajasen más y más. Has fantaseado incluso con la idea de que sus acciones bajaran tanto de precio que te ofrecieran rentabilidades por dividendo iniciales del 10%, o más.

Aunque te duele admitirlo públicamente, en tu interior deseas que se acerque el siguiente gran colapso bursátil para que el miedo generalizado se apodere de todo el mundo, las cotizaciones se desplomen y puedas comprar las acciones de ese negocio a precios de ganga.

Un día cualquiera entras por casualidad en tu herramienta de seguimiento de cartera para mirar los precios de tus acciones favoritas y te das cuenta de que, tras meses y meses de espera, ha llegado el día soñado.

Aunque no te dan ese 10% inicial con el que soñabas, las acciones de ese negocio que tanto te gusta por fin están lo suficientemente baratas para ofrecerte una rentabilidad inicial superior a la que exiges para una primera compra parcial.

Con una sensación a caballo entre la emoción y la ansiedad, intentas acceder a la cuenta de tu broker online sin éxito. Parece ser que todo el mundo está comprando esas acciones y han colapsado el sistema. Empiezas a ponerte nervioso.

Tras varios intentos, consigues por fin entrar, seleccionar tu empresa, indicar el número de acciones a comprar y, cuando es el momento de confirmar tu orden, ves que el precio sigue bajando con fuerza.

Decides esperarte, actualizando frenéticamente los precios a tiempo real que te ofrece tu broker con la esperanza de que tras cada clic las acciones sean un poco más baratas. Después de treinta o cuarenta clics, empiezan a subir, y es entonces cuando te arrepientes de no haber comprado dos minutos antes.

Ahora decides esperar a ver si vuelven a bajar, ya que piensas que sólo será un pequeño repunte de pocos céntimos en medio de la bajada. Mientras tanto la ansiedad y el estrés se van apoderando de ti, te colocas en posición Golum frente a la pantalla y empiezas a bailar con las piernas bajo la mesa.

Cuando por fin vuelven a caer bajo el mínimo anterior y te decides a comprarlas, llamas a un amigo o familiar para avisarle de las oportunidades que han aparecido ese día. Sin embargo, esa persona no comparte tu emoción, sino que más bien notas el tono asustado de su voz y empiezas a dudar de si realmente es bueno comprar en ese momento.

Los mismos precios de ganga que meses antes te emocionaban al pensar en ellos, ahora hacen que te cuestiones si deberías comprar o no, ya que te asusta la idea de que puedan no recuperarse nunca y que todo el sistema se vaya al garete.

¿Te resulta conocida esta situación? ¿Has experimentado alguna vez el estrés y la ansiedad del momento de darle al botón para comprar tus acciones? Yo sí, y no es nada agradable, ya que hace que te cuestiones todo el análisis previo y que llegues a dudar de las decisiones que habías tomado tranquilamente meses atrás.

Así que para evitar ese estrés y esa ansiedad, hoy voy a contarte tres sencillos trucos para no estresarte justo en el momento de darle al botón para comprar tus acciones. Yo los uso siempre y me funcionan muy bien, así que estoy convencido de que te servirán a ti también.

Truco 1: Toma tus decisiones de inversión cuando el mercado está cerrado

Para evitar caer presa del frenético ritmo de los cambios de precios, te va a resultar muy útil tomar tus decisiones de compra (y de venta) cuando el mercado está cerrado. Así no te dejarás llevar por el sentimiento de urgencia de que se te escapa la oportunidad cuando el precio suba o baje unos pocos céntimos.

Toma decisiones de inversión cuando el mercado está cerrado y evita el estrés y la ansiedad. Clic para tuitear

Piensa que habrás hecho tus análisis tiempo atrás y llevarás seguramente meses esperando esa oportunidad, con lo que no hay ninguna prisa en comprar justo en ese instante. Además, una diferencia de pocos céntimos no cambiará mucho tu rentabilidad ni el nivel de riesgo que deberás asumir.

No obstante, es justamente ese movimiento de pocos céntimos el que puede generarte la sensación de urgencia que te comentaba unas líneas más arriba y que puede envolverte en una sensación de estrés que te haga modificar en el último momento decisiones que habías tomado con tranquilidad y calma tiempo atrás.

Por lo tanto, el truco está en decidir qué empresas te gustaría tener en tu cartera, cuántas acciones comprar de cada una y a qué precio cuando el mercado está cerrado, ya sea por la noche o los fines de semana. Así evitarás la tentación de mirar los precios de última hora y dejarte llevar por el frenético estrés que siempre envuelve la Bolsa.

Además, no sólo te ayudará a evitar cambios de decisión y miedos de última hora, sino que te permitirá tomar decisiones con total tranquilidad, calma, reflexión y a seguir tus propias normas.

Truco 2: Coloca órdenes de compra o venta al precio que quieras y olvídate de ellas

Igual que es recomendable que tomes tus decisiones de inversión cuando el mercado está cerrado, también te recomiendo colocar órdenes de compra (o de venta) cuando el mercado está cerrado y olvidarte de ellas durante el día.

¡Ojo! No se trata de que te olvides de ellas para siempre, ¿eh? De lo que se trata es de que los continuos cambios en los precios no te hagan dudar de tus análisis y de las decisiones que habías tomado sobre qué precios te resultan atractivos para comprar.

Por lo tanto, colocando tus órdenes cuando reina la calma podrás centrarte en ejecutar tus decisiones tal y como las habías previsto, sin distracciones y de una forma relajada. Si quieres consultar si se han ejecutado dichas órdenes, te recomiendo hacerlo por la noche, cuando la Bolsa haya cerrado.

Descubre más sobre qué tipo de órdenes usar en tu rutina inversora.

3) No le digas a nadie lo que quieres hacer hasta que ya lo hayas hecho

Por mi propia experiencia, puedo decirte que si les dices a otros que quieres comprar unas cuantas acciones de tal empresa a un determinado precio es muy probable que encuentren mil y un argumentos para llenarte de dudas, especialmente si vas a comprar en medio de una gran bajada de la Bolsa.

Aunque lo hacen con la mejor intención para intentar protegerte, lo curioso del caso es que las personas que te quieren advertir de lo peligroso e insensato que es lo que quieres hacer muchas veces ni son inversores o si lo son, no conocen absolutamente nada de la empresa que quieres comprar.

Sencillamente se dejan llevar por el miedo generalizado, ese miedo que todos hemos sentido al pensar que esta vez será diferente, que los precios de estos buenos negocios que queremos no se van a recuperar nunca y que vamos a entrar en una gran depresión de la que sólo saldremos volviendo al truque antiguo.

Está claro que compartir con otros es enriquecedor, tanto si saben más que tú como si saben menos. Sin embargo, creo que hay que saber en qué momento compartirlo, y justo antes de ejecutar una decisión de compra en un momento en que todo el mundo está asustado (y que por eso es justo el momento más adecuado para comprar) lo más probable es que te llene de dudas y te haga dudar de todo tu análisis.

Por lo tanto, el truco aquí está en que si quieres compartir tus decisiones con otros lo hagas cuando ya hayas comprado tus acciones y estés disfrutando de tus beneficios.

Ya te advierto, no obstante, que incluso entonces la opinión de tu entorno puede que también te haga dudar de esa decisión que has tomado, pero al menos podrás mantenerte firme y volver a auto convencerte de que realmente has hecho lo correcto. Eso sí, haz esta reflexión tranquilamente cuando el mercado esté cerrado 😉

Conclusión

Recuerda estos tres trucos para no estresarte justo en el momento decisivo de comprar tus acciones. Toma tus decisiones de inversión cuando el mercado está cerrado para evitar dejarte llevar por el frenético ritmo de los precios, coloca órdenes de compra o venta al precio que quieras y olvídate de ellas y no le digas a nadie lo que quieres hacer hasta que ya lo hayas hecho.

Al fin y al cabo, después de un buen análisis y de meses y meses esperando a que los precios bajen lo suficiente, no querrás que todo este esfuerzo se evapore por la locura, el estrés y la ansiedad que envuelve la Bolsa, ¿verdad?

¿Utilizas alguno de estos trucos? ¿Qué otros nos recomiendas para evitar el estrés en el momento de darle al botón de comprar? Compártelo con todos en los comentarios 😉

 

Imagen: long-time-computer-usage.jpg

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

8 comentarios sobre “3 sencillos trucos para no estresarte al darle al botón para comprar tus acciones

    • ¡Hola, Albesti!
      A todos nos puede la ansiedad, en mayor o menor medida. Por esto motivo, por sencillos que sean, estos trucos nos pueden ayudar a tener la cabeza fría y ahorrarnos estrés. Gracias por tu participación.
      Un saludo,
      Marc

  1. Hola Marc.

    Mi gestora alucina porque normalmente pongo las órdenes de madrugada y me pregunta ¿¡como se puede operar con el mercado cerrado!?.
    La respuesta (que no le doy) es que prefiero dormir y que si llevo siguiendo la empresa meses para comprar a un precio que creo bueno, no me va de unas décimas.
    Saludos.

    • ¡Hola, Antonio!
      Creo que tu argumento está muy bien. Además, así te evitas el estrés y la ansiedad que aparecen por el ruido del mercado. Las décimas algunas veces serán a favor y otras en contra, pero no cambiarán mucho la rentabilidad global de la cartera. Gracias por compartir tus experiencias.
      Un saludo,
      Marc

  2. Hola Marc,

    La mayoría de la gente piensa que para ganar en bolsa tienes que tener unos conocimientos técnicos elevados… sin embargo, en mi opinión, lo más importante es tener el “temple” para poder tomar las decisiones en función de la razón y no de la emoción. Estos consejos ayudan a controlar las emiciones.

    Un saludo,

    Homo Investor

    • Hola, HomInvestor.
      Así es, aunque es imprescindible tener conocimientos técnicos para invertir con éxito se necesita tener la capacidad emocional para seguir las propias normas que nos fijemos, guiados siempre por la razón y el sentido común. Muchas gracias por tu comentario.
      Un saludo,
      Marc

Deja un comentario

Los datos que proporciones en este formulario serán tratados por Marc Alomar Lluch, responsable del fichero. La finalidad de la recogida de tus datos es información de mis publicaciones así como prospección comercial. Al marcar la casilla "Acepto la política de privacidad" estás otorgando tu consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a la finalidad anteriormente establecida. Te informo que tus datos estarás ubicados en servidores de MailRelay, suscrito al convenio Privacy Shield y propiterarios CPC Servicios Informáticos Aplicados a Nuevas Tecnologías S.L. pudiendo ver su política de privacidad. Te recuerdo que puedes ejercer tus derechos para Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.  Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://despiertatudinero.com/aviso-legal-y-politica-de-privacidad/

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×