Análisis fundamental en Bolsa. 7 claves para mejorar tu método de selección de empresas

0 Flares Twitter 0 0 Flares ×

El análisis fundamental es uno de los aspectos esenciales que deberás dominar si quieres invertir en Bolsa a largo plazo para hacer crecer tu patrimonio y aumentar tus ingresos pasivos.

Este tipo de análisis consiste, básicamente, en analizar e interpretar la situación económica de una empresa para decidir, desde una perspectiva empresarial, si vale la pena invertir tu dinero en ella o si es mejor buscar otra.

Por lo tanto, un buen análisis fundamental te permitirá separar las empresas de gran calidad, que te harán ganar unos excelentes beneficios, de las mediocres, que te harán abandonar la Bolsa con numerosas pérdidas.

De hecho, la inversión sin análisis fundamental no es inversión, sino especulación. Por este motivo, hoy quiero compartir contigo 7 claves que te ayudarán a mejorar tus análisis fundamentales para disfrutar de una rutina de inversión sólida, práctica y metódica que te permita identificar las mejores empresas de la Bolsa en las que invertir tu dinero de forma eficiente, rentable y con el menor riesgo posible.

Suena bien, ¿verdad? ¡Empecemos!

El objetivo del análisis fundamental

El objetivo principal del análisis fundamental es dar respuesta a una única y sencilla pregunta: ¿vale la pena invertir tu dinero en una empresa determinada?

Con el fin de responderla de la manera más eficiente posible, tus análisis deben permitirte analizar un negocio en poco tiempo, encontrar toda la información necesaria con rapidez y poder decidir, de manera fácil y con fundamento, si merece un puesto en tu cartera de inversiones.

Un buen análisis fundamental te ayudará a tomar decisiones de inversión de mejor calidad, dedicándole una pequeña parte de tu tiempo y evitando las contradicciones y la indecisión derivadas del exceso de información.

Si me lees con asiduidad, ya sabrás que uno de mis mantras es:

«Si quieres hacer buenas inversiones, debes comprar buenas empresas.»

Si quieres hacer buenas inversiones en Bolsa, debes comprar buenas empresas. Clic para tuitear

Pues bien, el análisis fundamental es el que te permitirá identificar esas buenas empresas y dejar a un lado los chicharros, los negocios con elevadas probabilidades de quiebra y los que tienen dificultades económicas graves.

Veamos ahora las claves que debes tener en cuenta para mejorar tus análisis.

Clave nº1 para mejorar tu análisis fundamental: Mantén tus análisis lo más simples posible

Si en Bolsa menos es más, en el caso del análisis fundamental esto es especialmente cierto. Y, para demostrarte que debes mantener tus análisis en su esencia para ahorrarte una infinidad de datos y cálculos que solo te servirán para distraerte, voy a contarte brevemente mi propia experiencia para que no cometas el mismo error que cometí yo.

Hace más de una década que analizo empresas desde el punto de vista fundamental. Primero lo hice como alumno de la licenciatura en Administración y Dirección de Empresas, tratando de comprender abstractas y filosóficas teorías conceptuales y complejos cálculos matemáticos.

Luego completé mi formación con dos másteres en finanzas y contabilidad en los que me enseñaron a aplicar todas esas teorías en casos reales.

Después aprendí a revisar los números de grandes empresas trabajando como Auditor Financiero en la firma líder mundial en auditorías de cuentas. Y, aunque en este caso el enfoque de mis análisis era mucho más práctico que en la universidad, tenía la sensación de hacer un montón de cálculos innecesarios en lo que a la toma de decisiones de inversión se refería.

En 2013 dejé mi empleo de Auditor para dedicarme en exclusiva a gestionar mis propias inversiones y, aunque llevaba ya unos cuantos años invirtiendo en Bolsa, fue en ese momento cuando realmente apliqué todo lo que había aprendido en la universidad y en mi trabajo con el objetivo de elegir las mejores compañías cotizadas en las que invertir.

Pero, ¿sabes cuál fue el resultado? Unos análisis quilométricos para cada una de las empresas que pasaban por mis manos, con multitud de complejos cálculos y pestañas en mis Excels que parecían no acabar nunca y que, al final, me intoxicaban con tanta información.

Quería entrar tan en detalle en cada análisis para no pasar nada por alto que tardaba varios días en analizar una única compañía, aun dedicándome a ello a tiempo completo. Además, gastaba mucho tiempo y energía tratando de encontrar toda la información necesaria para mis detallados análisis, y muchas veces simplemente no la encontraba toda.

Pero lo peor de todo es que analizaba tantas variables que no podía tomar una decisión clara. Mientras algunas me indicaban que estaba frente a una buena empresa, otras parecían alertarme para que me apartase de ella.

Por suerte, con el tiempo aprendí que menos es más y me di cuenta de que, a pesar de la gran profundidad y nivel de detalle de mis análisis, mi decisión final se basaba siempre en unas pocas variables.

Así que me propuse depurar mi sistema de análisis para hacerlo mucho más simple, directo y práctico. Para ello apliqué el principio de Pareto, el cual dice que el 20% de lo que hacemos produce el 80% de nuestros resultados, mientras que el 80% restante de nuestros esfuerzos producen solo el 20% de los resultados.

Por lo tanto, en vez de revisar una lista infinita de variables, me centré en los puntos clave que consideré esenciales para dar respuesta a una sencilla pregunta: ¿quiero invertir mi dinero en esa empresa?

El resultado de todo este proceso es la metodología de análisis que sigo usando en la actualidad, la cual me permite identificar en qué empresas de la Bolsa invertir mi dinero de forma cómoda, rápida y rentable.

Así que ya lo sabes, mantén tus análisis lo más simples posible y no te líes ni te distraigas con cálculos innecesarios. En pocas palabras, no te infoxiques como me pasó a mí.

Clave nº2 para mejorar tu análisis fundamental: Usa cálculos sencillos y automatizables en Excel

Todos los cálculos que necesitas para hacer un buen análisis fundamental son realmente sencillos, concretamente simples sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. Si bien es cierto que puedes aplicar conocimientos más avanzados de matemáticas financieras si dispones de ellos, no resulta imprescindible y, en muchas ocasiones, incluso poco recomendable.

Lo más importante es la interpretación que hagas de los resultados de tus cálculos. Y, cuánto más sencillos sean estos, más reales y fiables serán. Esto se debe a que, a pesar de que los cálculos complejos están muy bien para alardear frente a tus amigos de tu capacidad intelectual, su complejidad te alejará de la realidad de la empresa y distorsionará tus decisiones de inversión.

Así que ya lo sabes, si alguna vez encuentras alguna letra griega entre tus análisis, es un síntoma evidente de que te estás complicando la vida sin necesidad.

Es recomendable, además, que uses programas como Excel, OpenOffice u otros para automatizar todos tus cálculos ahorrándote así mucho tiempo y reduciendo considerablemente la posibilidad de cometer errores. Cada hoja de cálculo será un trabajador que nunca se equivoca y que tendrás a tu entera disposición 7/24h.

Clave nº3 para mejorar tu análisis fundamental: Elige un horizonte temporal eficiente para tus análisis

Cuando analizo una empresa por primera vez siempre me fijo, para todas y cada una de las variables clave que tengo en cuenta, en los últimos diez años.

Por experiencia me parece un periodo de tiempo suficiente para ver cómo se ha comportado la compañía en distintos ciclos económicos, identificar tendencias en sus resultados y, al mismo tiempo, mantener el análisis dentro de un tamaño manejable para evitar la infoxicación. En pocas palabras, es un horizonte temporal eficiente.

A veces la empresa no llega a los diez años de cotización y no hay información disponible para todo el periodo. Cuando ocurre esto, si hay siete, ocho o nueve años disponibles y creo realmente que puede tratarse de una empresa de calidad, le doy una oportunidad y la analizo igualmente.

No obstante, si hay menos de siete años de información disponible la descarto sin pestañear.

Es probable que me pierda alguna buena oportunidad, pero exijo empresas que lleven tiempo demostrando su calidad. Y, como solo es necesario encontrar un puñado de ellas, no estoy dispuesto a asumir mayores riesgos con negocios de los que no puedo obtener la suficiente información.

Además, cada año actualizo mis análisis con la nueva información que van publicando las compañías para comprobar que siguen manteniendo su calidad. En estos casos, siempre conservo los años anteriores en mis análisis ya que, en vez de convertirse en un exceso de información, me ayudan a tener una perspectiva más amplia de la evolución de un negocio que ya conozco bien.

Clave nº4 para mejorar tu análisis fundamental: Exige a tus empresas un gran nivel de calidad

El hecho de que una empresa presente ciertas características de calidad no la convierte automáticamente en una candidata para tu cartera de inversiones. Del mismo modo, que una empresa no cumpla todas tus exigencias al pie de la letra no significa que debas descartarla.

Dicho esto, debes exigir a tus empresas un gran nivel de calidad. Recuerda que únicamente necesitas un puñado de buenos negocios para formar una cartera ganadora, por lo que no vale la pena destinar dinero a una empresa de menor calidad si puedes invertirlo en una que te hará ganar más.

Exige que tus potenciales inversiones en Bolsa sean empresas de calidad. Clic para tuitear

No obstante, no existe el negocio perfecto, de modo que si esperas hasta encontrar una compañía reluciente por todos los lados, probablemente lo único que conseguirás será acumular una gran cantidad de liquidez.

Evidentemente, cuántos más filtros deba pasar una candidata para decidir que tiene la calidad suficiente para invertir tu dinero en ella, mayor calidad tendrá tu cartera, pero también te costará más tiempo y esfuerzo formarla.

Así que recuerda, el análisis fundamental es la herramienta perfecta para descubrir la calidad de una empresa desde una perspectiva empresarial, pero no te servirá para encontrar el negocio perfecto, porque no existe.

Clave nº5 para mejorar tu análisis fundamental: Asegúrate de que las sorpresas sean positivas

Sí, lo admito, tengo una clara tendencia a realizar cálculos conservadores, lo que significa que en muchos casos presentan resultados menos atractivos de los que seguramente acabarán mostrando en realidad.

No es que sea pesimista, pues de serlo no invertiría en Bolsa, sino precavido, y tú deberías serlo también. En este sentido prefiero que, de haber sorpresas, estas sean positivas.

De esta manera, si aun considerando un escenario más pesimista del esperado el análisis resulta igualmente atractivo, tendrás un plus de tranquilidad al pensar que, si hay sorpresas, probablemente serán para bien. Es decir, que acabarás ganando más dinero del que esperabas.

Y, si las sorpresas acaban siendo negativas, al haber hecho cálculos conservadores habrás aumentado el margen de seguridad de tus inversiones, el cual absorberá todo o la mayor parte de dicho impacto negativo. En otras palabras, dejarás de ganar algo de dinero, pero es poco probable que sufras pérdidas.

Clave nº6 para mejorar tu análisis fundamental: Céntrate en empresas con negocios predecibles

El pasado no es un indicador cien por cien fiable de lo que ocurrirá en el futuro. Pero como no puedes saber a ciencia cierta cómo evolucionará una empresa en los próximos años, lo mejor que puedes hacer es quedarte con las que mejor se hayan comportado durante los últimos diez años y para las cuales todo parezca indicar que les seguirá yendo bien en el futuro.

Este punto está directamente relacionado con los tres anteriores. Por un lado, entra en juego el horizonte temporal del análisis. Este, al ser suficientemente amplio para ver la evolución del negocio a lo largo de distintos contextos, te ayudará a definir su predictibilidad en el futuro.

Por el otro, al exigir un elevado nivel de calidad a las candidatas a tu exclusiva cartera de inversión en Bolsa, pronto te darás cuenta de que, de forma natural, te irás quedando con empresas cuyos resultados serán bastante previsibles.

Finalmente, serán esos negocios predecibles los que te permitirán disfrutar de los mayores márgenes de seguridad dado que te ayudarán a mantener la calma cuando los precios desciendan con fuerza para ofrecerte las mejores oportunidades de inversión.

Recuerda, además, que tus cálculos deben ser conservadores. Y, para ello, necesitas compararlos con los esperados. Por lo tanto, cuanto más predecibles sean dichos resultados esperados, más lo serán también tus estimaciones a futuro.

Clave nº7 para mejorar tu análisis fundamental: Recuerda que el análisis cualitativo está dentro del cuantitativo

Las empresas de calidad disfrutan de ventajas competitivas sostenibles a largo plazo. Dichas ventajas, no obstante, no siempre son fáciles de identificar, ya que hacen referencia a aspectos cualitativos que pueden verse condicionados por la subjetividad de cada inversor.

Estas pueden tener forma de marcas comerciales, acceso a ciertos recursos limitados o tecnologías específicas, por nombrar solo algunos ejemplos. Y, en la mayoría de ocasiones, no aparecen reflejados en el balance de la empresa.

Como te comenté anteriormente, años atrás trataba de combinar todos los detalles del análisis cuantitativo y del cualitativo, con los resultados infoxicados que ya conoces.

Por suerte, con el tiempo comprendí que las empresas de calidad que disfrutan de una ventaja competitiva sostenible a largo plazo reúnen una serie de características cuantitativas que sí son identificables de manera objetiva. Esas características cuantitativas son, precisamente, las que uso desde entonces para identificar las empresas en las que invertir.

Por este motivo, si quieres que tu análisis fundamental sea eficiente y útil para la toma de decisiones, debes tener presente dos cosas. Por un lado, que los aspectos cualitativos del pasado ya están incluidos en los resultados cuantitativos.

Al fin y al cabo, si durante el horizonte temporal de tu análisis estos no se han traducido en mayores resultados económicos para la empresa, es que realmente no se trata de una ventaja competitiva, y mucho menos sostenible a largo plazo.

Por el otro, que las variables cualitativas sí te serán de ayuda para predecir si la compañía que estás analizando seguirá siendo de calidad en el futuro. Y, como ya te imaginarás, cuanto más predecible sea esta, más fácil será hacer tus estimaciones a partir de las variables cuantitativas, mucho más objetivas que las cualitativas.

Conclusión

Como has podido ver a lo largo del artículo, si quieres que tu análisis fundamental sea eficiente y práctico, deberás mantenerlo lo más simple posible. Esto implica usar cálculos sencillos y automatizables en hojas de cálculo que puedan reflejar fielmente la realidad económica de la empresa.

Además, deberás elegir un horizonte temporal para tus análisis suficientemente amplio para identificar las tendencias en los resultados del negocio y que, a su vez, te permita mantenerlo en un tamaño manejable.

También tendrás que exigir una gran calidad a las empresas candidatas a entrar en tu exclusiva cartera, para lo cual deberás hacer análisis conservadores con el fin de disfrutar de un mayor margen de seguridad que te permita ganar más arriesgando menos.

Finalmente, centrarte en compañías cuyos negocios sean predecibles te ayudará a determinar su calidad, teniendo siempre presente que el análisis cualitativo se acaba materializando dentro del cuantitativo, mucho más observable y medible.

Aprende cómo hacer un análisis fundamental paso a paso y desde cero

¿Te imaginas aprender cómo hacer un análisis fundamental…

  • analisis fundamental paso a paso… paso a paso y con todo detalle?
  • … con ejemplos reales en vídeo?
  • … desde cero?
  • … con soporte directo vía e-mail para resolver tus dudas?
  • … con una plantilla de análisis en Excel totalmente formulada y lista para usar tantas veces como quieras?

Entonces el curso Aprende a identificar las mejores empresas de la Bolsa es justo lo que estás buscando. Conoce todos los detalles aquí.

 

 

0 Flares Twitter 0 0 Flares ×

Deja un comentario

Los datos que proporciones en este formulario serán tratados por Marc Alomar Lluch, responsable del fichero. La finalidad de la recogida de tus datos es información de mis publicaciones así como prospección comercial. Al marcar la casilla "Acepto la política de privacidad" estás otorgando tu consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a la finalidad anteriormente establecida. Te informo que tus datos estarás ubicados en servidores de MailRelay, suscrito al convenio Privacy Shield y propiterarios CPC Servicios Informáticos Aplicados a Nuevas Tecnologías S.L. pudiendo ver su política de privacidad. Te recuerdo que puedes ejercer tus derechos para Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://despiertatudinero.com/aviso-legal-y-politica-de-privacidad/

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Flares Twitter 0 0 Flares ×