negocio excelente

Cómo evitar que un negocio excelente se convierta en tu peor inversión

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¡Buenos días!

Te pasas horas y horas analizando estados financieros para encontrar empresas de calidad. Estudias el modelo de negocio y su ventaja competitiva. Miras el nivel de beneficios y su tendencia. Calculas el ROE con todas sus variantes y te aseguras de que la compañía no tenga una deuda excesiva. Sin embargo, justo cuando parece que has encontrado la mejor empresa que existe, compras un puñado de acciones y el precio de estas empieza a bajar y bajar para no recuperarse hasta pasados muchos meses.

¿Te ha pasado alguna vez algo parecido? A mi sí, y en más de una ocasión. Pero, ¿sabes qué? Con el tiempo me he dado cuenta de que realizar análisis profundos, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo, es sólo una parte de la ecuación. Entonces, ¿cuál es la otra parte? El precio que pagas por tus acciones.

El precio sí importa

Parece haber un debate entre los que, por un lado, opinan que no importa el precio que pagues por tus acciones mientras sean de una empresa de calidad y, por el otro, los que creen que el precio es una variable fundamental a tener en cuenta. Yo soy de estos últimos, ya que en mi opinión, el precio que pagas por una inversión es muy, muy importante.

Hoy quiero mostrarte los motivos por los cuales el precio que pagas por tus acciones impacta directamente en la rentabilidad de tu inversión y en el riesgo que asumes. La idea que quiero transmitirte es que incluso la mejor empresa del mundo puede convertirse en la peor inversión si pagas un precio excesivo por ella.

La mejor empresa puede convertirse en la peor inversión si pagas un precio excesivo por ella. Clic para tuitear

Cómo un precio bajo te ayuda a reducir el riesgo de tus inversiones

Como bien sabes, no existe la inversión 100% libre de riesgo, con lo que desde el momento en que compras acciones estás asumiendo ciertos riesgos. Sin embargo, está en tu mano controlarlos y reducirlos tanto como sea posible. En mi opinión, el precio que pagas por tus acciones te puede ayudar a reducir el riesgo de tu inversión desde tres perspectivas distintas.

1) Necesitas menos dinero para comprar tus acciones

Cuánto más bajo sea el precio de las acciones que quieres comprar, menos dinero necesitarás para comprar una determinada cantidad de acciones. Por lo tanto, habrá una menor parte de tu dinero expuesta al riesgo concreto de esa inversión.

Por ejemplo, si quieres comprar 200 acciones de una compañía y su precio es de 10€ por acción, sin contar comisiones, tendrás que pagar 2.000€. En cambio, si el precio baja a 8€, sólo necesitarás 1.600€ para adquirirlas. Obtendrás la misma cantidad de acciones por menos dinero.

2) Menor recorrido a la baja

Aunque compres acciones de los negocios de mayor calidad, estos nunca estarán totalmente a salvo de sufrir deterioros permanentes en su situación fundamental. Por lo tanto, en caso de sufrir uno de dichos deterioros, el precio de tus acciones puede descender para ajustarse al nuevo valor intrínseco de la empresa.

Cuánto más barato hayas comprado tus acciones, mayor nivel de deterioro podrás soportar, ya que tendrás un mayor margen de seguridad entre el precio que pagaste por acción y su valor intrínseco.Imagina que tus cálculos te indican que el valor intrínseco de una empresa que te gusta está entre los 30€ y los 35€ por acción.

Si en algún momento la situación fundamental de dicha compañía se deteriora y su nuevo valor intrínseco se sitúa alrededor de los 25€ y los 30€, si la compraste por 20€ todavía tendrás una buena inversión, mientras que si la compraste por 35€ habrás pagado más por algo que ahora vale menos. Recuerda que para optimizar tus finanzas e inversiones debes obtener el máximo valor por tu dinero.

3) Menor riesgo en caso de tener que vender tus acciones inesperadamente

Aunque el dinero que destinas a tus inversiones está restringido sólo a estas, nunca sabes si vas a necesitarlo en el futuro para cubrir algún imprevisto de fuerza mayor. Esto implica el riesgo de que el precio al que tengas que vender en ese momento determinado no te resulte favorable.

Los negocios de calidad van aumentando de valor con el paso del tiempo, con lo que el mercado tarde o temprano acaba reflejando ese valor ajustando los precios de las acciones al alza. Por lo tanto, cuánto más bajo sea el precio que has pagado por tus acciones, mayor es la probabilidad de que si tienes que vender inesperadamente en el futuro, consigas hacerlo a un precio que te sea favorable y te genere beneficios.

Cómo un precio bajo te ayuda a aumentar la rentabilidad de tus inversiones

Ahora que has visto que cuánto más bajo es el precio que pagas por tus acciones menor es el riesgo que tienes que asumir, ha llegado el momento de descubrir que ese bajo precio también te permite aumentar la rentabilidad de tus inversiones.

1) Puedes comprar más acciones con la misma cantidad de dinero

Cuánto más bajo sea el precio, mayor será el número de acciones que podrás adquirir con la misma cantidad de dinero. Por lo tanto, invirtiendo la misma cantidad de dinero cobrarás más dividendos y/o obtendrás una mayor apreciación del capital en el caso de que tu acciones suban de precio.

Retomando el ejemplo inicial, si tienes 2.000€ disponibles para invertir en una determinada empresa y sus acciones cotizan a 10€ por acción, podrás comprar 200 de ellas. En cambio, si el precio es de 8€ por acción, con los mismos 2.000€ podrás adquirir 250 acciones.

2) Aumenta la rentabilidad por dividendo inicial y futura

En caso de que inviertas para obtener una renta en forma de dividendos, vas a cobrar el dividendo por acción que marque la política de dividendos de la compañía independientemente del precio que hayas pagado por cada acción.

Por lo tanto, cuánto menor sea el precio al que adquieres cada una de ellas, mayor será tu rentabilidad por dividendo inicial, puesto que pagarás menos para conseguir el mismo dividendo. Pero no sólo eso, ya que si este va aumentando con los años, tu rentabilidad por dividendo irá creciendo cada vez más aumentando también tu rentabilidad futura.

Si la compañía en la que quieres invertir paga actualmente un dividendo por acción de 0,50€, adquiriendo las acciones por 10€ obtendrás una rentabilidad por dividendo inicial del 5%. No obstante, si las adquieres a 8€, cómo cobrarás igualmente 0,50€ por cada una de ellas, tu rentabilidad por dividendo inicial aumentará hasta el 6,25%.

3) Aumenta la rentabilidad global inicial y futura

Tanto si inviertes para conseguir una renta en forma de dividendos, buscas una apreciación del capital o una combinación de ambas, el precio que pagas por tus acciones va a condicionar para siempre la rentabilidad de tu inversión.

El precio que pagas va a condicionar para siempre la rentabilidad de tu inversión. Clic para tuitear

Si adquieres un negocio de calidad es muy probable que el valor intrínseco de tus acciones vaya aumentando con el tiempo. Por lo tanto, cuánto más baratas las hayas adquirido, mayor será esa rentabilidad superior que irás acumulando año tras año.

Y…¿qué hay del coste de oportunidad?

Uno de los argumentos a favor de invertir sin tener demasiado en cuenta el precio es precisamente el coste de oportunidad. La idea es que si tienes que esperar mucho tiempo hasta que el precio para comprar tus acciones sea lo suficientemente bajo, puede ser que los dividendos que hubieras cobrado durante todo ese tiempo sean superiores incluso a la rentabilidad extra que consigues comprando realmente barato.

Si este coste de oportunidad es mayor o menor va a depender de cada caso concreto. No obstante, si compramos realmente barato, el interés compuesto se encargará de que esa rentabilidad extra se multiplique cada vez más a lo largo de los años.

Por lo tanto, mi recomendación al respecto es esperar realmente a que el precio te sea muy, muy favorable. De esta manera no sólo podrás conseguir una rentabilidad actual y futura superior, sino que además la conseguirás a cambio de un riesgo menor.

Un truco final para comprar al mejor precio

Para comprar al mejor precio tienes que tener mucha paciencia, ya que no siempre el mercado está dispuesto a ofrecerte negocios excelentes a precios de rebajas. Sin embargo, con la suficiente paciencia y un poco de dinero disponible para cuando llegue la ocasión, puedes conseguir adquirir esas inversiones que te cambian la vida.

Para asegurarse comprar al precio adecuado, lo que hacen algunos grandes inversores, y que desde que lo descubrí lo intento aplicar también a mi cartera, es imaginarse que durante el resto de su vida sólo podrán realizar un determinado número de inversiones. Es como tener una tarjeta con 20 0 25 casillas en la cual vas tachando una casilla cada vez que adquieres una inversión.

De esta manera se aseguran que destinan su capital sólo a las mejores inversiones, es decir, las que se dan cuando pueden comprar negocios excelentes a precios verdaderamente bajos. Así que ya lo sabes, si quieres centrar tu dinero en las mejores oportunidades de inversión, espera a que la locura del mercado te ofrezca negocios excelentes a precios realmente bajos.

¿Qué importancia le das al precio que pagas por tus inversiones? ¿Esperas a que el mercado te ofrezca las acciones a precios de rebajas? ¿Te centras exclusivamente en la calidad de las empresas?

 

Imagen: arrow down

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

8 comentarios sobre “Cómo evitar que un negocio excelente se convierta en tu peor inversión

  1. ¡Hola, Marc! ¿Cómo estás?

    Gracias por estas lecciones sobre inversión 😀 Seguiré muy atenta tu blog para aprender más y así poder empezar a invertir con buen criterio.

    ¡Un abrazo!

    • ¡Hola, Maria! Estoy contento de saber que leer el blog te está despertando el gusanillo por la inversión. Sin duda los artículos futuros te ayudarán a empezar con buen pie. ¡Un abrazo!

      Marc

  2. Hola Marc.
    Un gran artículo, y del que todos debemos de aprender algo. El precio es fundamental para la rentabilidad futura, los únicos que no necesitan tenerlo en cuenta son los traders, pero porque su forma de actuar es totalmente distinta.
    Un abrazo.

    • ¡Hola, Miguel! Efectivamente, el precio es fundamental a la hora de maximizar la rentabilidad de nuestras inversiones. Como bien dices, en el trading ya es distinto, especialmente en el intradía. Me alegro de que te haya gustado el artículo.
      ¡
      Muchas gracias por tu comentario!. Un abrazo.

      Marc

  3. Hola, Marc & Cia

    Yo tengo precios marcados de todas mis empresas objetivos y no me los salto. El argumento en contra siempre es el mismo, el coste de oportunidad y que no sabes cómo va a evolucionar la bolsa en el futuro y puedes perder esa empresa. Pero a mi me da igual, ya volverá a ponerse a cotizaciones atractivas o, si no se pone, ya cambiaré el precio objetivo o me decantaré por otra empresa de características similares que esté más atractivamente valorada. En general no me “enamoro” de mis empresas y soy bastante flexible en mis planteamientos. Si Cocacola no se pone a tiro, se acabará poniendo otra y no me importará comprar Procter&Gamble, al ser empresas de calidades similares.

    Un abrazo,
    Czd

    • ¡Hola, Cazadividendos!

      Muchas gracias por tu comentario, pues resume perfectamente la esencia del artículo. Si las acciones de una empresa que nos gusta no llegan a venderse a un precio lo suficientemente bajo como para convertirla en una buena inversión, buscamos otros buenos negocios que sí se vendan a un precio atractivo. Creo, igual que tú, que no debemos enamorarnos de nuestras empresas, ya que de hacerlo nos estaríamos ligando emocionalmente a ellas y eso podría reducir la calidad de nuestras decisiones.

      Un abrazo,
      Marc

  4. Hola, Marc,..
    Estupendo articulo, al final de todo el buen inversor lo que tiene que hacer es estar más tiempo afilando el hacha que dar palos de ciego en el bosque, gastando dinero sin cortar leña ( los broker),.. hay que ser un cocodrilo no tiburón, estar tranquilo y si puede ser durmiendo con la alarma puesta en despierta tu dinero, cuando la manada se espanta, como esta ocurriendo con el Brexit, abrir la boca para que te entren la piezas mas grande sin moverte, ya tienes comida para un largo tiempo,..
    Gracias por tu trabajo,.. repito ,.. no tiene precio lo que estás haciendo, OK,. Sigue asi, abriendo los ojos al pequeño inversor,..
    Saludos J.M.C. Toledo (España)

    • ¡Hola, Jose Manuel!
      Has hecho una buena descripción del proceso y de la idea que trataba de transmitir en este artículo 🙂
      Sin duda el Brexit puede representar una buena oportunidad para comprar algunas acciones a buen precio, veremos cómo evoluciona los siguientes días, de momento seguiremos afilando el hacha.
      Muchas gracias por tu comentario, me alegra mucho saber que los contenidos de los artículos resultan de utilidad al pequeño inversor, con lo que me anima a seguir compartiendo reflexiones.
      Un abrazo,
      Marc

Deja un comentario

Los datos que proporciones en este formulario serán tratados por Marc Alomar Lluch, responsable del fichero. La finalidad de la recogida de tus datos es información de mis publicaciones así como prospección comercial. Al marcar la casilla "Acepto la política de privacidad" estás otorgando tu consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a la finalidad anteriormente establecida. Te informo que tus datos estarás ubicados en servidores de MailRelay, suscrito al convenio Privacy Shield y propiterarios CPC Servicios Informáticos Aplicados a Nuevas Tecnologías S.L. pudiendo ver su política de privacidad. Te recuerdo que puedes ejercer tus derechos para Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.  Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://despiertatudinero.com/aviso-legal-y-politica-de-privacidad/

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×