Fondos de inversión. ¿Realmente puedes competir contra ellos desde tu casa?

0 Flares Twitter 0 0 Flares ×

Los grandes fondos de inversión disponen de enormes cantidades de dinero, gestores con másteres y doctorados y los recursos técnicos más avanzados. Y, del otro lado, estás tú, con tu portátil y un vaso de agua.

No parece una batalla justa, ¿verdad? Tienes razón, no es una batalla justa, no para los fondos de inversión, quienes deben luchar constantemente con una serie de claras desventajas que tú, como pequeño inversor, no tienes.

Por este motivo, hoy quiero recordarte cuáles son esas grandes desventajas de los grandes capitales y fondos de inversión para que puedas aprovecharlas al máximo a tu favor y competir contra ellos desde la comodidad de tu casa.

Ventaja nº1 frente a los fondos de inversión: la ausencia de clientes cortoplacistas

Una de las mayores ventajas que como pequeño inversor tienes frente a los grandes fondos de inversión es el hecho de no tener que dar ningún tipo de explicación a clientes cortoplacistas.

Y es que, por desgracia de los gestores de los fondos de inversión, estos deben mostrar continuamente informes mensuales o trimestrales de la evolución de los resultados del fondo a sus clientes, la mayoría de los cuales tienes horizontes temporales para ver resultados a muy corto plazo.

En consecuencia, los gestores de los fondos de inversión pueden verse presionados a desviarse de su filosofía inversora a largo plazo para satisfacer las demandas de dichos clientes, reduciendo enormemente el aprovechamiento del interés compuesto.

El hecho de tener que dar explicaciones de forma constante, además, añade una presión extra que dificulta la toma de decisiones de inversión y condiciona los resultados. Y es que no debes olvidar que los clientes de los fondos de inversión son los que aportan el capital, sin el cual los fondos simplemente no existirían.

Esto es especialmente cierto en la actualidad porque existe una infinidad de fondos de inversión distintos. Para que te hagas una idea, desde hace ya años en los Estados Unidos hay más fondos registrados que el número de empresas que cotizan en las Bolsas estadounidenses).

Como resultado de esta gran competencia, los clientes siempre tienen la opción de retirar fácilmente su dinero y ponerlo en manos del gestor estrella del año que les promete esas enormes y rápidas rentabilidades que ellos ansían.

No es de extrañar, pues, que muchos gestores de fondos de inversión prefieran alejarse de sus filosofías de inversión a largo plazo para satisfacer las exigencias a corto plazo de sus clientes antes de arriesgarse a que estos se vayan con su dinero a otra parte.

Tú, en cambio, como pequeño inversor no tienes ningún cliente frente al que dar explicaciones, lo que te permite seguir tu filosofía de inversión sin ningún tipo de presión ni limitación externas más allá de las que tú te impongas.

Puedes invertir a largo plazo sin necesidad de vender unas determinadas acciones solo para repartir cierta cantidad de beneficios entre tus clientes o para hacer frente a retiradas constantes de capital, igual que puedes aprovechar las grandes caídas de la Bolsa para comprar acciones de excelentes empresas a precios extraordinarios sin tener que convencer a ningún cliente temeroso que piensa que estás haciendo una locura comprando lo que todos están vendiendo.

Ventaja nº2 frente a los fondos de inversión: no arriesgas tu empleo

La mayor parte de los fondos están gestionados por profesionales contratados para ello, por lo que estos no tienen su propio dinero invertido en el fondo. Este dato, que a priori parece poco relevante ya que es perfectamente normal contratar a una persona cualificada para dicho trabajo, deja entrever la segunda gran ventaja que como pequeño inversor tienes frente a la mayoría de los grandes fondos de inversión.

Los gestores profesionales que no tienen su propio dinero invertido en los fondos que gestionan se enfrentan a un eterno dilema. Por un lado, estos dependen de su salario, ya que en caso de echarles se quedarían sin empleo y sin ingresos. Por el otro, su trabajo consiste en obtener los mejores resultados posibles para sus clientes, quienes acostumbran a tener un horizonte a muy corto plazo.

Pues bien, cuando un gestor toma decisiones distintas a las de sus competidores y sus resultados sobresalen por encima del resto, su jefe le da una palmadita en la espalda y los clientes están encantados.

Esto se traduce en una excelente publicidad para el fondo, el cual acostumbra a captar al año siguiente un gran número de nuevos clientes deseosos de disfrutar de las habilidades superiores y extraordinarias de su gestor.

Desafortunadamente, lo más habitual es que al cabo de uno o dos años los resultados vuelvan a descender hasta los niveles históricos del fondo, causando una gran decepción entre sus clientes al no cumplir sus elevadas expectativas. Como resultado, los clientes se marchan en busca del fondo estrella del próximo año y las palmaditas en la espalda se desvanecen.

Y todo esto suponiendo que el conjunto de la Bolsa y del resto de fondos haya experimentado una evolución similar ya que, si el conjunto del mercado ha subido más de lo habitual ese año, el gestor será de los pocos que lo habrá hecho peor.

Y ya te puedes imaginar lo que les pasa a los gestores que lo hacen peor que la media… ¿verdad?

Teniendo esto en cuenta, no sería de extrañar que muchos gestores de fondos prefirieran pasar desapercibidos y obtener resultados en línea con la media de la industria, en vez de arriesgarse a destacar por encima o por debajo del resto.

Sabrían que al tomar decisiones de inversión muy distintas al resto les podría ir excepcionalmente bien durante un tiempo, pero tarde o temprano sus resultados podrían volver a la media y ser castigados por clientes y jefes con expectativas desmesuradas hasta el extremo de perder su empleo.

Esta podría ser una de las razones por las cuales muchos gestores compran las mismas empresas y a precios muy similares que el resto de sus colegas de profesión. Si acertaran se podrían dar palmaditas en la espalda unos a otros y, en caso de equivocarse, lo harían todos juntos y sería mucho más fácil echarle la culpa a las “condiciones adversas del mercado”.

Tú, como pequeño inversor, no inviertes para conservar tu empleo, sino precisamente para poder disfrutar de ingresos suficientes para olvidarte de este para siempre, así que aprovéchalo.

Ventaja nº3 frente a los fondos de inversión: puedes seguir una filosofía de inversión sólida, coherente y rentable

Es cierto que los fondos de inversión disponen de gestores altamente cualificados con carreras universitarias, másteres de especialización e incluso doctorados en la materia. No obstante, muchas veces esa formación se convierte en su peor desventaja.

Esto se debe a que en las universidades de todo el mundo se enseña la teoría de inversión llamada Hipótesis del Mercado Eficiente o HME. Como tienes el link, ahora no voy a entrar a explicarte en detalle en qué consiste.

Lo que sí voy a decirte es que se trata de una teoría totalmente opuesta a la que yo considero lógica, coherente y rentable. A mí también me la enseñaron en las distintas universidades en las que estudié, y tuve que desaprenderla y volver a formarme por mi cuenta en lo que a la inversión en mercados financieros como la Bolsa se refiere.

Por lo tanto, tener un claro perfil financiero no es necesario para invertir en Bolsa. De hecho, normalmente se convierte en un impedimento adicional que se debe superar para desprenderse de todos los conceptos nocivos derivados de la HME.

Dicho en otras palabras, si no has estudiado nunca una sola asignatura de inversión, seguramente tendrás mucha ventaja porque tu mente no estará contaminada con conceptos absurdos y abstractos.

Los gestores de fondos de inversión, sin embargo, no solo sí estarán contaminados, sino que, además, tendrán una enorme presión por llevar a la práctica la teoría de la HME porque es el estándar predominante en la industria del dinero.

A ti nadie te obligará a seguir las conclusiones absurdas a las que llega la HME que enseñan en las aulas, por lo que tu mejor opción es aprovechar esta ventaja para aprender desde el principio una filosofía de inversión sólida, robusta y rentable que puedas aplicar sin problemas en la vida real.

Ventaja nº4 frente a los fondos de inversión: el tamaño de tu cuenta de inversión

En la inversión, el tamaño sí importa, y mucho. No es lo mismo tener 5.000€, 50.000€ o 500.000€ que tener 5.000 millones de euros para colocar.

Incluso teniendo un millón de euros y repartiéndolo en una cartera focalizada de 15 negocios, deberías colocar unos 66.600€ en cada una de ellas, algo perfectamente viable atendiendo al nivel de liquidez de la mayoría de empresas cotizadas.

Si, además, organizaras las entradas en varias compras parciales, la liquidez necesaria para absorber tus órdenes de compra sería todavía menor.

Cuando eres un gran fondo de inversión y tienes 1.000 millones de euros, en cambio, el número de potenciales empresas en las que poder invertir ese dinero disminuye.

Y, aún repartiendo el capital entre una cartera extremadamente diversificada de 100 compañías distintas, lo que para un inversor particular sería una locura, incluso en este caso se deberían colocar 10 millones de euros en cada una de ellas.

Como te imaginarás si has observado el bailoteo de cotizaciones de un día cualquiera, es poco probable que haya la liquidez suficiente para ejecutar las órdenes de compra en una única sesión bursátil y sin alterar los precios, lo que muchas veces acaba derivando en unos precios de compra más altos de los inicialmente previstos por los gestores de los fondos de inversión.

Y, por si todo esto fuera poco, ahí están los centenares o incluso miles de clientes cortoplacistas presionando para que el gestor del fondo coloque su dinero lo más rápido posible…

Tú, como pequeño inversor, no tienes este problema ni esta presión, por lo que aprovecha tu tamaño relativamente menor para formar una cartera con el número óptimo de buenas empresas y esperar pacientemente a que la Bolsa te ofrezca sus acciones a los precios adecuados para convertirlas excelentes inversiones.

Ventaja nº5 frente a los fondos de inversión: tus resultados no son públicos

Es difícil hacerlo bien cuando todo el mundo te está mirando y juzgando, especialmente cuando lo hace gente que no tiene ni idea de lo que realmente estás haciendo ni por qué.

Cuando esa estrella del fútbol falla un penalti en la final de la Champions todo el mundo le critica por haber desaprovechado una oportunidad como esa.

Ahora dime, ¿crees que lo hubiera fallado si lo hubiera lanzado en la comodidad de un entreno cualquiera? Seguramente no.

Todas esas personas que le critican por no haber sumado el gol en el marcador (seguramente desde la comodidad de la grada o de la mesa de un bar tomando una cerveza), en cambio, seguramente sí lo hubieran fallado incluso en el patio trasero de su casa.

Los gestores de los fondos de inversión, especialmente los gestores de los fondos estrella del año, sienten la misma presión. Están bajo la atenta mirada de miles de clientes actuales y potenciales con una visión cortoplacista la mayoría de los cuales no comprenden siquiera la filosofía de inversión del fondo.

Tú, en cambio, no tienes por qué darle explicaciones a nadie si no quieres. Nadie te juzgará por tus buenos resultados ni por tus aprendizajes.

Y si sabes que tu cuñado es un cotilla y siempre te suelta la broma cuando te equivocas en algo, simplemente no le digas que inviertes en Bolsa. Respeta tu libertad para actuar sin presión y evita que personas que no saben de lo que hablan puedan condicionarte.

Ventaja nº6 frente a los fondos de inversión: puedes destinar tu dinero a invertir

A diferencia de ti, los fondos de inversión necesitan captar continuamente nuevo capital para compensar los clientes que se van. Y atraer dinero, especialmente en el entorno de enorme competencia que existe entre fondos en la actualidad, no es nada fácil.

En consecuencia, parte del dinero se destina a publicidad. Y, si se destina a publicidad, significa que no se invierte, lo que castiga la rentabilidad. No es que lo malgasten, simplemente se trata de un modelo de negocio distinto al tuyo.

Y por si esta desventaja fuera poca, los fondos de inversión no solo tienen que gastar dinero en publicidad sino que, además, deben mantener una estructura administrativa que incluye alquileres de oficinas, licencias de uso de tecnología y, sobre todo, los salarios de los gestores que cobran en forma de comisión de gestión.

Por lo tanto, por más bien que lo hagan, muchos fondos de inversión acostumbran a obtener una rentabilidad para sus clientes ligeramente inferior a la media debido, precisamente, a la erosión que causan esas comisiones y costes de estructura.

En tu caso, no necesitas gastar dinero en publicidad para atraer clientes ni para mantener una estructura de costes, sino que puedes destinar la totalidad de tu saldo inversor a lo que realmente te generará ingresos: invertir.

Y, por supuesto, no debes cobrarte ninguna comisión por la gestión que erosione la rentabilidad…

Ventaja nº7 frente a los fondos de inversión: eres libre de decidir cuando quieras

En general, los gestores de fondos tienen un empleo con su jornada laboral, por lo que deben cumplir con sus tareas dentro de su horario. Dicho en otras palabras, si durante un determinado periodo se sienten agobiados, estresados, cansados, enfadados o eufóricos, deberán igualmente acudir al trabajo y tomar decisiones de inversión en favor de sus clientes.

Y como ya sabrás si has hecho el curso gratuito El ABC de la inversión en Bolsa, la gestión emocional es crucial al invertir.

Por lo tanto, es fácil darse cuenta de que los gestores de los fondos están obligados a tomar decisiones importantes incluso en momentos en los que sería mejor olvidarse de la Bolsa temporalmente.

Tú, en cambio, puedes actuar de forma selectiva y alejarte de ella en esos momentos en los que no te sientas con la mentalidad óptima para tomar decisiones que afecten a tu dinero. Así evitarás errores y, sobre todo, el dejarte llevar por el ruido que constantemente envuelve los mercados financieros.

Los gestores de fondos de inversión no se pueden permitir alejarse de la Bolsa temporalmente porque, de hacerlo, podrían perder su empleo. Tú, no obstante, sí puedes alejarte, así que aprovéchalo a tu favor.

Conclusión

Como has podido ver, lo que a priori parece una batalla injusta para los pequeños inversores es, en realidad, una batalla muy injusta para los gestores de los grandes fondos de inversión.

Espero que este artículo te haya ayudado a comprender y ser consciente de las ventajas de las que dispones para aprovecharlas a tu favor y que te anime a seguir adelante con tus objetivos de inversión sin dejarte intimidar por lo que te diga la industria del dinero.

0 Flares Twitter 0 0 Flares ×

2 comentarios en “Fondos de inversión. ¿Realmente puedes competir contra ellos desde tu casa?

  1. Pues que a mi los fondos no me gustan.
    Me gusta ver los dividendos en mi cuenta y ahora que tengo en rojo la cartera sigo cobrando dividendos.
    Saludos

    • ¡Hola, Jose!
      En una frase has resumido muy bien la esencia del enfoque empresarial de la Bolsa: disfrutar de los ingresos generados por buenas empresas con independencia de lo que hagan sus precios de mercado.
      Yo también prefiero invertir por mi cuenta, de hecho es la esencia del blog, jeje.
      Gracias por tu comentario.
      Un saludo,
      Marc.

Deja un comentario

Los datos que proporciones en este formulario serán tratados por Marc Alomar Lluch, responsable del fichero. La finalidad de la recogida de tus datos es información de mis publicaciones así como prospección comercial. Al marcar la casilla "Acepto la política de privacidad" estás otorgando tu consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a la finalidad anteriormente establecida. Te informo que tus datos estarás ubicados en servidores de MailRelay, suscrito al convenio Privacy Shield y propiterarios CPC Servicios Informáticos Aplicados a Nuevas Tecnologías S.L. pudiendo ver su política de privacidad. Te recuerdo que puedes ejercer tus derechos para Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://despiertatudinero.com/aviso-legal-y-politica-de-privacidad/

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Flares Twitter 0 0 Flares ×