Por qué los depósitos bancarios son altamente arriesgados y especulativos

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Son muchas las personas que consideran las acciones de las empresas cotizadas en Bolsa  demasiado arriesgadas y especulativas. Estas personas, bajo el argumento de que tienen un perfil inversor muy conservador, y si no encuentran ninguna otra inversión que les resulte interesante, colocan entonces su dinero en depósitos bancarios. De hecho, antes de aprender a invertir, yo también tenía mi dinero estancado en depósitos bancarios.

Muchos inversores consideran los depósitos bancarios como productos de ahorro y no de inversión. Otros, en cambio, les reconocen un lugar dentro de la categoría de inversiones. Sea cual sea la etiqueta que quieras ponerles, hoy voy a explicarte las razones por las que, al contrario de lo que la inmensa mayoría piensa, para mí los depósitos bancarios son altamente arriesgados, especulativos y nocivos para tus finanzas personales.

Diferencia entre invertir y especular

Si has leído mi libro Jubilado a los 30 sabrás que hace años yo también tuve mi época de especulador. Y, precisamente por haberme dedicado a ambas disciplinas, puedo decirte de primera mano que la inversión y la especulación no solo son dos cosas distintas, sino totalmente opuestas.

En la teoría existen muchas maneras de definir estos dos enfoques de la Bolsa y diferenciarlos el uno del otro. De hecho, es probable que existan tantas maneras de expresarlos como inversores hay en los mercados, por lo que cada uno tendrá su propia definición en su mente.

Sin embargo, por lo que he podido ver a lo largo de los años, en la práctica la mayoría de inversores considera que invertir significa centrarse principalmente en el valor de unas acciones, mientras que especular implica fijarse únicamente en su precio.

Invertir significa mirar el valor de unas acciones, especular mirar solo su precio. Clic para tuitear

Esto explica por qué los especuladores se centran en los gráficos de precios para decidir qué empresas comprar y a qué precio hacerlo, sin importarles en absoluto a lo qué se dedican estas, mientras los inversores concentran sus esfuerzos en analizar los estados financieros para seleccionar empresas cuyos negocios sean de calidad y se fijan en el precio solo para comprarlas por debajo de su valor, disfrutando así de un buen margen de seguridad.

Dicho en otras palabras, en la práctica, la principal diferencia entre inversión y especulación es la diferenciación entre los conceptos de precio y valor y la importancia que se le da a cada uno de ellos, tal y como apuntó ya en su momento el legendario inversor y padre de la filosofía Value Investing o Inversión en Valor, Benjamin Graham: “Precio es lo que pagamos; valor es lo que obtenemos.”

Pues bien, aunque en esencia considero que se trata de una buena manera de diferenciar especulación de inversión, la definición que para mí describe mejor la distinta naturaleza de ambas es la que dio al respecto el propio Graham: “Una inversión es la que, después de un análisis exhaustivo, promete la seguridad del principal y una rentabilidad satisfactoria. Lo que no lo cumpla, es especulación.”

Así que, partiendo de la definición de Graham, a continuación voy a mostrarte los tres motivos por los que considero que los depósitos bancarios son altamente arriesgados y especulativos.

Los depósitos bancarios no permiten un análisis exhaustivo

Como inversores en Bolsa sabemos, por propio sentido común, que para ganar dinero debemos comprar acciones de empresas de gran calidad. Es decir, debemos ser capaces de separar las buenas empresas de las mediocres.

Para ello necesitamos realizar un análisis exhaustivo de sus estados financieros con el objetivo de ver la evolución de sus negocios y saber si ganan o pierden dinero, si tienen un nivel de deuda adecuado o demasiado elevado, si son suficientemente rentables para sus accionistas y si disfrutan de buenas perspectivas de futuro.

Y, aunque cada inversor tendrá su propia metodología de análisis, igual que yo tengo la mía, la cual comparto en la guía Aprende a identificar las mejores empresas de la Bolsa, sea cuál sea la metodología usada debe permitir realizar un análisis suficientemente profundo para tomar decisiones de inversión sólidas y fiables.

Los depósitos bancarios, a diferencia de las acciones de la Bolsa, no permiten realizar ningún análisis exhaustivo, ya que son simples contratos en los que la entidad financiera que los ofrece promete que nos devolverá nuestro dinero al vencimiento junto a unos intereses.

Una posible alternativa consistiría en analizar los bancos que hay detrás de dichos depósitos para averiguar si tienen la solidez financiera suficiente para garantizar la devolución de nuestro dinero, igual que haríamos si quisiéramos comprar sus acciones.

Sin embargo, dicho análisis no afectaría nuestra potencial decisión, ya que los depósitos bancarios están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos hasta 100.000€ por cuenta y titular, lo que cubre a la mayoría de pequeños inversores en caso de que el banco en cuestión quiebre o no pueda hacer frente a la devolución de los depósitos.

Pues bien, esa garantía que nos asegura que recuperaremos nuestro dinero, sin embargo, no implica que los depósitos bancarios nos prometan la seguridad del principal, tal y como te muestro a continuación.

Los depósitos bancarios no prometen la seguridad del principal

Como inversores, la inflación es uno de nuestros principales enemigos, ya que erosiona nuestro capital con el simple paso del tiempo. Por esta razón, si el día que vendamos nuestras inversiones estas nos devuelven exactamente la misma cantidad en euros que los que invertimos inicialmente, nos devolverán euros más baratos con los que podremos comprar menos cosas. Es decir, nuestro capital habrá perdido parte de su poder adquisitivo.

En este sentido, las buenas empresas de la Bolsa disfrutan de ventajas competitivas sostenibles a largo plazo que les permiten aumentar los precios de sus productos y servicios y transferir así los efectos de la inflación a sus clientes. De esta manera consiguen aumentar sus beneficios y sus dividendos para protegernos, como inversores, de las garras de la inflación.

Las empresas de calidad, además, tienen un valor intrínseco en expansión. Por lo tanto, aunque a corto plazo el precio al que cotizan sus acciones caiga por debajo de dicho valor debido a la volatilidad (la misma que nos ofrece la oportunidad de comprar sus acciones a los precios adecuados para convertirlos en buenas inversiones), sabemos que a largo plazo el precio acabará convergiendo con su valor.

Y, como el valor habrá aumentado, si queremos deshacernos algún día de nuestras acciones sabremos que, tarde o temprano, podremos venderlas a un precio muy similar a su valor, el cual habrá aumentado, como mínimo, al mismo ritmo que la inflación. Como resultado, y sin tener en cuenta posibles plusvalías más allá del simple aumento de valor para compensar la inflación, nuestro capital habrá mantenido su poder adquisitivo.

Los depósitos bancarios, en cambio, no ofrecen ninguna protección frente a la inflación, ya que a su vencimiento recibiremos exactamente la misma cantidad de dinero que habíamos colocado en un inicio, con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo. Y, cuanto más lejano sea el vencimiento, más poder adquisitivo perderemos.

Por lo tanto, un producto financiero que no protege frente a la inflación y que permite que esta erosione el poder adquisitivo de nuestro dinero, no promete la seguridad del principal.

Los depósitos bancarios no ofrecen una rentabilidad satisfactoria

Aunque los depósitos bancarios no protegen nuestro capital del poder erosivo de la inflación, podríamos pensar que, al menos, nos ofrecen esa rentabilidad satisfactoria de la que hablaba Graham, la cual sí nos permitiría protegernos parcialmente de la inflación.

Pero ahora, dime una cosa. ¿Tú estarías satisfecho si la rentabilidad de tus inversiones se situara entre el 0,1% y el 2%? ¿Lo considerarías una rentabilidad “satisfactoria”? Para mí una rentabilidad tan baja que apenas compensa los efectos de la inflación no puede considerarse satisfactoria, no al menos para un inversor en Bolsa.

Sí, ya sé que existen depósitos bancarios que prometen una rentabilidad del 4%, o incluso más. Pero si te fijas en el asterisco que la acompaña y sigues su camino hasta la letra pequeña de la parte inferior de dicha publicidad, verás que deberás cumplir ciertos requisitos como la contratación de varios productos financieros y la aportación de una cantidad de dinero relativamente superior.

Y si dormir el dinero en un depósito bancario que ni tan siquiera promete la seguridad de tu dinero ya es una idea de dudosa calidad, estancar en este mucho más dinero para conseguir una rentabilidad que no deja de ser insuficiente es, sencillamente, una locura.

Así pues, al menos hoy en día, podemos considerar que los depósitos bancarios no ofrecen una rentabilidad satisfactoria, ni mucho menos.

Por qué los depósitos bancarios son altamente arriesgados y especulativos

Recordemos la definición de inversión de Graham: “Una inversión es la que, después de un análisis exhaustivo, promete la seguridad del principal y una rentabilidad satisfactoria. Lo que no lo cumpla, es especulación.”

Teniendo en cuenta esta definición más que aceptable sobre lo que podemos considerar inversión y lo que podemos considerar especulación, los depósitos bancarios no permiten un análisis exhaustivo que tenga realmente sentido, no prometen la seguridad del principal porque no lo protegen de la inflación y tampoco ofrecen una rentabilidad satisfactoria, por lo que podemos concluir que son altamente arriesgados y especulativos.

Los depósitos bancarios no ofrecen ni seguridad ni una rentabilidad satisfactoria. Clic para tuitear

Míralo del siguiente modo. ¿Invertirías tu dinero en algo que te asegura perder parte de su poder adquisitivo a cambio de obtener una rentabilidad en muchos casos inferior al 1% que ni te cubre de la inflación? ¿No considerarías ese “algo” que te asegura perder dinero como muy arriesgado? Pues ese algo son precisamente los depósitos bancarios en la actualidad.

Las acciones de las empresas cotizadas en Bolsa, en cambio, sí permiten realizar un análisis exhaustivo gracias al cual prometen la seguridad del principal y una rentabilidad satisfactoria, incluso extraordinaria en algunos casos. Por lo tanto, podemos considerar las acciones de la Bolsa como excelentes vehículos de inversión si sabemos enfocarla bajo una visión empresarial.

Y ahora que sabes todo esto, ¿no te resulta curioso que la mayoría de las personas consideren los depósitos bancarios como “inversiones” seguras y las acciones de la Bolsa como especulativas y arriesgadas? Cuéntanos tu opinión en los comentarios 😉

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

6 comentarios en “Por qué los depósitos bancarios son altamente arriesgados y especulativos

    • ¡Hola, Jose!
      Gracias por comentar. Sí, hay que perderle el miedo, y para ello debemos saber un poco lo que hacemos 🙂
      ¿Qué es lo que no ves?
      Un saludo,
      Marc

    • ¡Hola, Marialis!
      Gracias por compartir tu experiencia y me alegro de que te haya gustado el artículo. Creo que casi todos hemos hecho un depósito alguna vez. No obstante, siendo conscientes de la realidad, como bien dices, nos damos cuenta de que hay alternativas mejores.
      Un saludo,
      Marc

  1. Hola Marc,

    Enhorabuena por el artículo. Es curioso cómo se promocionan este tipo de “inversiones financieras” y otras como la inversión en acciones de empresas de calidad apenas tienen visibilidad en los grandes medios de comunicación. De hecho, según mi experiencia, ni siquiera se estudia en profundidad en las universidades. ¿Es coherente que en una asignatura llamada Inversiones Financieras de una universidad pública se centren en enseñarte análisis técnico y orientarte a especular como Trader en lugar de enseñarte a invertir por fundamentales? Da mucho que pensar…

    Saludos.

    • ¡Hola, Daniel!
      Es una lástima, como bien dices, que ni en las escuelas de negocios ni en las universidades muestren realmente en qué consiste la inversión. En vez de eso, acostumbran a formar más hacia el trading. Aunque, si lo piensas bien, desde su punto de vista tiene sentido, ya que la industria del dinero necesita continuamente capital fresco que pasar de los bolsillos de los novatos hacia los suyos, y con la inversión no podría hacerlo de la misma manera. Además, dicha industria demanda trabajadores formados en esa disciplina, por lo que las universidades simplemente se encargan de suministrárselos. Esto explica, además, porque luego los supuestos expertos y asesores financieros acaban recomendando a sus clientes los depósitos bancarios y, en su caso, las acciones desde un punto de vista especulativo.

      Esperemos que con el tiempo y la información disponible en Internet hoy en día cada vez más gente se anime a invertir en vez de especular.
      Gracias por participar y compartir tus experiencias.
      Un saludo,
      Marc

Deja un comentario

Los datos que proporciones en este formulario serán tratados por Marc Alomar Lluch, responsable del fichero. La finalidad de la recogida de tus datos es información de mis publicaciones así como prospección comercial. Al marcar la casilla "Acepto la política de privacidad" estás otorgando tu consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a la finalidad anteriormente establecida. Te informo que tus datos estarás ubicados en servidores de MailRelay, suscrito al convenio Privacy Shield y propiterarios CPC Servicios Informáticos Aplicados a Nuevas Tecnologías S.L. pudiendo ver su política de privacidad. Te recuerdo que puedes ejercer tus derechos para Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://despiertatudinero.com/aviso-legal-y-politica-de-privacidad/

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×