5 razones por las que tus inversiones en Bolsa no generan los resultados que tú quieres

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¿Tienes la sensación de que, por más que te esfuerzas, tus inversiones en Bolsa no te generan los resultados que a ti te gustaría?

Que, sin saber realmente por qué, ¿parece que no consigues rentabilizar todo tu potencial como inversor?

¿Sientes que has llegado a un callejón sin salida?

Si este es tu caso, no te agobies más porque a mí me ha pasado exactamente lo mismo y te aseguro que, aunque ahora mismo no sepas cuál es, existe una razón por la que tus inversiones en Bolsa no terminan de despegar.

Y, por mi experiencia en los mercados financieros, estoy casi convencido de que esa razón que te impide avanzar hacia el siguiente nivel se encuentra entre las 5 razones que voy a presentarte a continuación.

Así que, presta atención y toma buena nota de las pistas que hoy voy a darte para que descubras, de una vez por todas, cuál es esa barrera que te impide conseguir los resultados que tú quieres con tus inversiones en Bolsa.

Razón nº1: estancas tu dinero en empresas mediocres

Esta es, probablemente, una de las principales razones por las que tus inversiones en Bolsa no te están generando los resultados deseados.

Es posible que estés, sin pretenderlo, estancando tu dinero en negocios de baja calidad que solo pueden ofrecerte resultados de baja calidad.

Y es que, a pesar de que precio y valor son dos cosas completamente distintas que a corto plazo se alejan para ofrecerte fantásticas oportunidades de inversión, a largo plazo tienden a juntarse de nuevo cuando el mercado reconoce dicho valor.

Por lo tanto, si buena parte de las empresas que forman tu cartera no aumentan sus precios de mercado con el paso de los años, puede interpretarse como un claro indicador de que sus negocios no consiguen tampoco aumentar su valor.

Y, al no aumentar su valor, incluso a largo plazo el precio tiende a quedarse cerca de ese valor estancado, impidiéndote disfrutar de las generosas plusvalías que impulsarían los resultados de tus inversiones en Bolsa mucho más allá de los que consigues ahora.

Otro indicio de que podrías estar estancando tu dinero en empresas de baja calidad son los continuos recortes de dividendos que tus negocios anuncian cuando atraviesan dificultades financieros o momentos desfavorables.

En este sentido, siempre puede haber alguna empresa de tu cartera que sufra un recorte temporal del dividendo, ya que forma parte de la naturaleza de la inversión.

El problema, sin embargo, aparece cuando estos recortes temporales se convierten en permanentes y afectan a una parte considerable de tus inversiones en Bolsa.

Pero la cosa no acaba aquí, ya que durante los últimos años, especialmente en España, se ha puesto de moda una práctica tan deshonesta por parte de algunas empresas como desastrosa para los inversores a los que consiguen engañar.

Sí, me estoy refiriendo a los famosos scrip dividend que muchas empresas incorporan a sus políticas de dividendos cuando atraviesan circunstancias desfavorables.

Así que ya lo sabes, si al observar tu cartera te das cuenta de que una parte significativa de tus empresas te están “pagando” con la modalidad scrip dividend o dividendo flexible, debes ser consciente de que, en realidad, no te están pagando absolutamente nada.

En estas empresas, tu rentabilidad por dividendo es cero. Sí, cero.

Y, si la rentabilidad por dividendo de buena parte de tu cartera es cero y, además, no acumulas plusvalías a largo plazo porque el valor de tus acciones se queda estancado, probablemente esta sea una de las razones que explique la falta de buenos resultados de tus inversiones en Bolsa.

Solución: invierte SOLO en empresas de gran calidad

Si quieres ganar dinero con tus inversiones, necesitas invertir en buenas empresas.

Y no hablemos ya si tu objetivo es vivir de ellas.

Debes alejarte de las empresas mediocres que a duras penas ganan suficiente dinero para sobrevivir y centrarte en las que, año tras año, aumentan sus sólidos y generosos beneficios.

Debes huir de los negocios cuyas deudas excesivas amenazan su propia existencia y fijar tu atención en las que disfrutan de una situación financiera sólida y saneada.

Debes escapar de las compañías cuyos flujos de efectivo apenas les permiten mantener sus dividendos y colocar tu dinero en las empresas que generan flujos de efectivo suficientes para seguir creciendo y aumentar los dividendos año tras año.

Debes, en definitiva, invertir solo en empresas de gran calidad.

Y, para separar las buenas empresas de las mediocres, necesitas una metodología de análisis que te permita leer e interpretar, de forma sencilla, práctica y directa, sus estados financieros.

Dime, si tuvieras que comprar una parte de la peluquería donde te cortas el pelo, del supermercado donde haces la compra o del restaurante donde vas a comer los domingos, ¿verdad que mirarías primero cuánto dinero ganan y su fortaleza financiera?

Si quieres ganar dinero con tus inversiones, necesitas invertir en buenas empresas. Clic para tuitear

En la Bolsa, es lo mismo, con la única diferencia de que las empresas cotizadas ponen a tu disposición mucha más información, accesible con solo un par de clics y de forma totalmente gratuita. ¡Aprovéchalo a tu favor!

Y, si no quieres perder tu tiempo y tu dinero en un largo y caro proceso de prueba y error como el que tuve que pasar yo, aquí encontrarás mi propia metodología de análisis para que puedas identificar, de forma fácil, cómoda y práctica, las mejores empresas de la Bolsa en las que invertir tu dinero desde el minuto uno.

Razón nº2: compras tus acciones demasiado caras

Esta es, junto con la anterior, la principal razón por la que tus inversiones en Bolsa pueden no estar ofreciéndote los resultados que deberían.

¿Alguna vez has comprado unas acciones y, por más tiempo que esperas y esperas, parecen no querer subir nunca de precio?

Es más, ¿te da incluso la sensación de que estaban esperando a que las compraras para desplomarse y no volver a recuperarse nunca más?

¿Te resulta familiar esta situación?

Si la respuesta es ¡SÍ! y encima te ocurre con una frecuencia alarmante, es un claro indicador de que estás pagando un precio demasiado caro por tus acciones.

Y es que, si comprar buenas empresas resulta imprescindible para ganar dinero con tus inversiones en Bolsa, pagar el precio adecuado por sus acciones es la clave para convertir esas buenas empresas en buenas inversiones.

Recuerda que incluso la mejor empresa del mundo puede convertirse en tu peor inversión si pagas un precio demasiado caro por sus acciones.

Por lo tanto, de nada te servirá elegir cuidadosamente los negocios en los que confiar tu dinero si luego los compras a unos precios que eliminan tu margen de seguridad y destrozan tu rentabilidad actual y futura.

Otra forma de detectar que estás pagando precios demasiado altos por tus inversiones en Bolsa consiste en mirar con qué frecuencia te cansas de verlas con minusvalías latentes y acabas vendiendo tus acciones convirtiendo dichas minusvalías en pérdidas reales.

Si ocurre más frecuentemente de lo que te gustaría, seguramente la causa sea haber pagado un precio excesivamente alto por tus acciones.

Incluso la mejor empresa puede ser tu peor inversión si compras sus acciones caras. Clic para tuitear

Solución: valora correctamente tus acciones y cómpralas por debajo de su valor

Si quieres convertir buenas empresas en buenas inversiones, debes averiguar cuál es su valor y esperar con paciencia a que el mercado te ofrezca sus acciones a un precio sensiblemente menor.

Pagando por tus acciones un precio inferior a su valor conseguirás dos cosas al mismo tiempo.

Por un lado, potenciarás la rentabilidad de tus inversiones, tanto vía dividendos como vía plusvalías latentes.

Ah, por cierto, el interés compuesto se encargará de multiplicar esa rentabilidad extra hasta convertirla en la que marque la diferencia entre unos resultados medios y unos que te permitan ser más libre.

Por el otro lado, disfrutarás de un amplio margen de seguridad en todas y cada una de tus inversiones en Bolsa que te protegerá frente a posibles errores de cálculo, cambios en la calidad de tus empresas y circunstancias adversas derivadas de la simple mala suerte.

En pocas palabras, comprar tus acciones con un descuento respecto a su valor te permitirá aumentar la rentabilidad y, al mismo tiempo, reducir el riesgo, o lo que es lo mismo, ganar más arriesgando menos.

Y, para descubrir el precio adecuado al que comprar tus acciones, necesitas un método de valoración que te permita valorarlas de forma fácil, práctica y fiable para compararlo con su cotización.

¿Verdad que te vuelves loco cuando llegan las rebajas?

Pues cuando sepas valorar las acciones de esas empresas que tanto te gustan, las próximas rebajas en la Bolsa podrán, literalmente, cambiarte la vida a mejor.

Si no sabes por dónde empezar a valorar tus acciones favoritas, te enseño paso a paso mi propia metodología de valoración con la que no solo ahorrarás un montón de tiempo y dinero, sino que ganarás mucho más en forma de mayores dividendos y futuras plusvalías.

Razón nº3: amontonas tus inversiones sin ningún criterio

Por más que inviertas en empresas de calidad y pagues el precio adecuado por sus acciones, puede que lo que esté frenando los resultados de tus inversiones en Bolsa sea la manera en la que combinas todas esas inversiones.

Puede que estés, simplemente, amontonando tus inversiones una sobre otra sin ningún criterio.

Dime una cosa, ¿crees que estás distribuyendo tu capital de la forma más óptima posible?

¿Tienes en tu cartera unas pocas empresas que conoces bien o una larga lista con 40, 50 o más negocios de los que apenas sabes a qué se dedican?

¿Mantienes el nivel de liquidez óptimo para minimizar el coste de oportunidad pero que te permite, al mismo tiempo, aprovechar las mejores oportunidades de inversión cuando estas se presentan?

¿Quizás estás sobre ponderando un determinado sector o una determinada compañía?

¿O es el riesgo divisa el que desequilibra tus resultados?

Si no tienes una respuesta clara, directa e instantánea para todas y cada una de estas preguntas, lo más probable es que no estés gestionando tu cartera de la forma más eficiente posible.

En pocas palabras, estás desaprovechando una de las mayores herramientas que tienes a tu alcance para potenciar los resultados de tus inversiones en Bolsa: tu propia cartera.

Solución: optimiza al máximo tu cartera de inversiones en Bolsa

El global es superior a la suma de las partes.

Esa es la idea que hay detrás de la optimización de la cartera.

Y es que, si realmente quieres obtener esos resultados que te mereces con tus inversiones en Bolsa, debes ser capaz de aprovechar al máximo las sinergias existentes entre tus inversiones.

Debes identificar los puntos clave que condicionan la rentabilidad y el riesgo de tu cartera más allá del relacionado con las inversiones individuales que la forman, de modo que puedas combinarlas de la forma más óptima posible.

Para ello, necesitas optimizar al máximo tu cartera y convertirla en la herramienta que te permitirá llevar los resultados de tus inversiones en Bolsa al siguiente nivel.

Así que ya lo sabes, deja de amontonar sin sentido tus inversiones una sobre otra, céntrate en mantener constantemente tu cartera en plena forma y disfruta de unos resultados también en plena forma.

Razón nº4: sigues las recomendaciones de inversión de otros

Nunca me cansaré de repetirlo.

Invertir siguiendo las recomendaciones del gurú de turno, de tu cuñado o del vecino del quinto no es ninguna filosofía de inversión sólida, robusta ni probada.

Bueno, lo que sí está probada es su ineficacia y peligrosidad.

Y, como en mi edificio yo soy el vecino del quinto, tampoco debes hacerme ningún caso, excepto cuando te digo que no debes hacerme caso, en cuyo caso sí deberías hacerme caso…

¿Has visto cómo acabo de complicarme la vida con una sencilla frase?

¡Pues no te compliques tú la tuya siguiendo las recomendaciones de inversión de otros!

Obtener los resultados que deseas con tus inversiones en Bolsa es mucho más sencillo de lo que crees, siempre y cuando seas capaz de tomar las decisiones adecuadas por ti mismo.

Dime una cosa. ¿Cuál fue la última inversión que hiciste? ¿Qué empresa compraste? ¿Por qué la compraste? Y, ¿por qué pagaste el precio que pagaste por sus acciones?

Si no tienes una respuesta clara y contundente para estas preguntas, significa que no tienes claros los motivos por los que tomas tus decisiones de inversión.

Y, si no tienes claros los motivos que hay detrás de tus inversiones en Bolsa es porque seguramente no eres tú quien las toma, sino que otros las toman por ti.

¡Ojo! No hace falta que contrates a un gestor para que otros decidan por ti.

Puede que esas decisiones que tomas pensando que salen de ti, en realidad provengan de algún analista, blogger o compañero de trabajo con el que confías más que en ti mismo.

Pero, ¿sabes qué pasa cuando inviertes siguiendo las decisiones de otros? Que obtienes los mismos resultados que ellos, no los que tú quieres.

Solución: toma tus propias decisiones de inversión sin depender de nadie más

Este es mi principal objetivo con Despierta Tu Dinero: compartir lo que sé sobre inversiones en Bolsa y Educación Financiera para que puedas tomar tus propias decisiones de inversión sin depender de nadie más.

Fíjate que se llama DespiertA Tu Dinero, y no DespiertO Tu Dinero. Eres tú quien debe despertarlo, no yo. Yo solo puedo mostrarte cómo lo hago, lo que me funciona y lo que no.

Por este motivo, nunca recibirás ninguna recomendación de inversión concreta de mi parte. Ya existen muchas webs dedicadas a ello y, si las sigues sin pestañear, puede que se hayan convertido en la razón por la que tus inversiones en Bolsa no te generan los resultados que tú quieres.

Así que, por favor, si quieres invertir en Bolsa, hazlo bien o no lo hagas.

Y hacerlo bien implica, necesariamente, tomar tus propias decisiones de inversión sin depender de nadie más.

Aprende cómo tú quieras, con mis productos de formación, con los artículos gratuitos o con los cursos de otros bloggers. Da igual, pero asegúrate de que recibes una formación de calidad que te permita tomar tus propias decisiones.

Cuando recibo un e-mail en el que alguien me pregunta si me dedico a gestionar el dinero de otros o si conozco algún buen gestor para llevar una cartera de inversiones en Bolsa, mi respuesta siempre es la misma: mírate al espejo y verás al mejor gestor que puedes contratar.”

Si quieres invertir en Bolsa, hazlo bien o no lo hagas. Clic para tuitear

Razón nº5: te dejas llevar por el miedo a perder dinero

El miedo a perder dinero te hace perder dinero en Bolsa.

Es una lástima, pero es cierto.

El miedo paraliza, confunde y te hace dudar de esas decisiones que minutos antes veías con total claridad.

Y, en la Bolsa, el miedo es una de las emociones predominantes. Concretamente, el miedo a perder dinero.

Puede manifestarse de muchas formas y sabotear tus inversiones en Bolsa sin que siquiera llegues a sospecharlo.

Es el miedo el que te impide comprar esas acciones en medio de una crisis bursátil, el que te hace dudar la calidad de esa empresa cuando al año siguiente no aumenta el dividendo todo lo que esperabas y el que te empuja a confiar en las opiniones de los demás.

Por lo tanto, no importa que seas capaz de identificar las mejores empresas, que sepas a qué precio comprarlas y cómo combinar tus inversiones de la forma más óptima posible: si el miedo se abre paso en tu rutina inversora, saboteará tus resultados.

Solución: aprende a convivir con el miedo

Dejar de tener miedo es muy difícil. Además, el miedo ayuda a mantener la atención y hacer las cosas con cuidado, algo esencial si quieres vivir de tus inversiones en Bolsa.

El peligro está, no obstante, cuando este te paraliza y te lleva a tomar decisiones que no tomarías de no tenerlo.

Por lo tanto, no se trata de evitarlo, sino de aprender a convivir con él.

Conviviendo con él, además, te acostumbrarás a tenerlo controlado dentro de tu rutina inversora, por lo que te resultará mucho más fácil identificarlo en los demás y aprovecharlo para comprar las acciones de esas empresas excelentes a los precios adecuados.

Si quieres aprender a convivir con el miedo y verlo como algo natural y controlable, te invito a descubrir más acerca de cómo el miedo a perder dinero te haga perder dinero en Bolsa.

Da el siguiente paso

Dime, ¿crees que inviertes solo en empresas de gran calidad?

¿Pagas el precio adecuado por sus acciones?

¿Combinas todas tus inversiones en Bolsa de manera que puedas aprovechar sus sinergias?

¿Tomas tus propias decisiones de inversión sin dejarte influir por los demás?

¿Controlas tu miedo a perder dinero?

Si has respondido NO a alguna de estas preguntas, ya sabes porqué tus inversiones en Bolsa no te generan los resultados que a ti te gustaría, por lo que puedes dar el siguiente paso para cambiar esa realidad desde hoy mismo.

Y ahora, después de haber leído este artículo, ¿cuál crees que es la razón por la que no consigues los resultados que desearías con tus inversiones en Bolsa?

Comparte tu opinión en los comentarios 😀

 

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

9 comentarios en “5 razones por las que tus inversiones en Bolsa no generan los resultados que tú quieres

  1. Hola Marc, además de todo lo que has dicho, creo que también influye la paciencia. Pocos son capaces de sembrar una semilla y mirar una vez al mes como va creciendo hasta ser un árbol frondoso 30 años después. Lo de mirar una vez al mes es por si hay que “podarlo” o “abonarlo” un poquito. la gente quiere resultados y los quiere ya, y en eso influye mucho el momento de la inversión.
    Gracias

  2. Lo que acabo de leer es maravilloso. Pero (HAY UN PERO) Cuando tengo dinero para invertir.Es una tortura, busco las mejores empresas y el mejor precio del momento,parece que se acaba el mundo , es un impulso compulsivo del momento y te montas tu castillo de naipes i crees que es buena empresa y buen precio, despues de haber consultado cotizaciones hasta 2 años . y como dices ,parece que esperaban, que comprase para empezar a bajar.
    Ahora lo tengo todo invertido ,en fechas de 6 meses a 2 años con unas perdidas del 21% .
    Y te pregunto i me rio al mismo tiempo .QUE ME ACONSEJAS. Ya me lo has dicho y haces bien en no contestarme.
    Un abrazo y muchas gracias , por tus magnificas observaciones.

    • ¡Hola, Josep!
      Me alegro de que te haya gustado el artículo. A mi también me ha pasado muchas veces que, tras comprar, las acciones bajan de precio. Forma parte de la naturaleza de la inversión. Sin embargo, si se repite muy a menudo, es un claro síntoma de que estamos comprando demasiado pronto… es decir, que no estamos obteniendo todo el margen de seguridad ni la rentabilidad que podríamos conseguir. Hace falta tener mucha paciencia, como indicaba Raúl en su comentario, y no siempre resulta fácil.
      Respecto a tus pérdidas, entiendo que te refieres a minusvalías latentes. Tu decisión dependerá de lo convencido que estés de la calidad de tus empresas y de si pagaste un precio adecuado o demasiado caro. En este sentido, recuerda que el hecho de que las acciones sigan bajando de precio tras nuestra compra (o varias compras parciales si promediamos a la baja) no significa, necesariamente, que hayamos pagado un precio demasiado caro. Simplemente, que no hemos pagado el mínimo posible, y recuerda que es muy difícil (sino imposible) acertar siempre el mínimo.
      Un abrazo y gracias a ti por tus comentarios.
      Marc

  3. Hola Marc,hacia tiempo q no te pasabas por aquí.
    Yo como te digo no mes gusta analizar y me da mucha pereza.
    Suelo seguir los blogs y hago caso a ellos y tengo tres reglas q he aprendido durante estos años.
    1 cojer empresas enormes,cuanto más grandes mejor.
    2 cuando compro bajar precio medio
    3 q los dividendos q me den sea por lo menos un 4% neto.
    Siempre intento cumplir por lo menos una regla.
    Saludos

    • ¡Hola, Jose!
      Sí, hacía un tiempo, jeje. Te aseguro que hasta el siguiente artículo no pasará tanto tiempo 😉
      Me parecen muy interesantes tus reglas, sobretodo la segunda que indicas en relación a bajar el precio medio, ya que se traduce en mayor margen de seguridad y mayor rentabilidad. A mi me gusta, además, intentar hacer lo mismo con los dividendos, de manera que cada nueva inversión que incorporo a mi cartera aumente la RPD media de esta.
      Un saludo y gracias, como siempre, por comentar.
      Marc

  4. Hola Marc!
    Enhorabuena por tu bloc y por este artículo en especial.
    Tú sabes qué yo todavía no soy un inversor , espero dar un día esté pasó.
    Está todo dicho en estos razones que tú enumerar un poco más arriba . Estoy convencido que si me presento al,, Sr Mercado,, con la lección aprendida me va recibir con los brazos abiertos y si no , puede recibir me con una colleja que me puede dejar a la UCI .
    Un saludo!!

Deja un comentario

Los datos que proporciones en este formulario serán tratados por Marc Alomar Lluch, responsable del fichero. La finalidad de la recogida de tus datos es información de mis publicaciones así como prospección comercial. Al marcar la casilla "Acepto la política de privacidad" estás otorgando tu consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a la finalidad anteriormente establecida. Te informo que tus datos estarás ubicados en servidores de MailRelay, suscrito al convenio Privacy Shield y propiterarios CPC Servicios Informáticos Aplicados a Nuevas Tecnologías S.L. pudiendo ver su política de privacidad. Te recuerdo que puedes ejercer tus derechos para Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://despiertatudinero.com/aviso-legal-y-politica-de-privacidad/

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 LinkedIn 0 0 Flares ×