Sanea tu cartera de inversiones en Bolsa: posibles puntos débiles y cómo reforzarlos

0 Flares Twitter 0 0 Flares ×

Estoy convencido de que cuidas tu cartera de inversiones en Bolsa con todo el mimo y tu buena intención, tratando de incorporar a esta solo acciones de buenas empresas compradas a los precios adecuados.

Pero, a pesar de tomar todas las precauciones y de ir paso a paso con pies de plomo, siempre existe la posibilidad de encontrar puntos débiles en tu cartera que pueden hacerte perder dinero o, en el mejor de los casos, dejar escapar buena parte de los potenciales beneficios que te corresponden como inversor.

Y es que, igual que pequeños agujeros en el casco pueden acabar hundiendo un buen barco, varios pequeños puntos de fuga pueden erosionar la rentabilidad de tu cartera de inversiones.

Para evitarlo y poder sanear tu cartera de inversiones, quiero compartir contigo 6 aspectos críticos que te ayudarán a identificar, dentro de esta, posibles puntos débiles para que puedas reforzarlos antes de que se conviertan en puntos de fuga para tu capital.

Por cierto, quiero aclarar que el orden en el que voy a mostrarte los siguientes puntos débiles no indica su relevancia ni importancia, ya que todos y cada uno de ellos pueden llegar a ser muy peligroso para tu cartera de inversiones si los dejas al azar.

Posible punto débil en tu cartera de inversiones: Empresas que sobreviven principalmente gracias a los beneficios extraordinarios

Los beneficios extraordinarios son los beneficios derivados de situaciones puntuales que no se espera que vuelvan a repetirse en el futuro. Algunos de los más típicos son los relacionados con la venta de un bien que tiene la empresa, como una fábrica, un terreno, una marca o alguno de sus negocios.

Y, como su carácter extraordinario se debe al hecho de que se trata de un suceso único y aislado, en el futuro la empresa no puede esperar seguir disfrutando de dichos beneficios.

Algunas compañías, sin embargo, acostumbran a mostrar en sus cuentas de resultados beneficios extraordinarios durante varios ejercicios consecutivos.

Con los años me he dado cuenta de que, en la mayoría de los casos, cuando los beneficios extraordinarios se prolongan en el tiempo es un claro indicador de que, o bien la empresa tiene una directiva caótica que le lleva a comprar y vender bienes «excepcionales» de forma compulsiva (normalmente destruyendo riqueza para sus accionistas), o bien intenta maquillar unos resultados muy pobres procedentes de una actividad habitual poco rentable.

Para detectar estas posibles situaciones, debes mirar en sus cuentas de resultados para ver qué parte de los beneficios totales tiene un carácter ordinario, qué parte tiene una naturaleza extraordinaria y verificar que el modelo de negocio habitual de la empresa es suficientemente rentable.

Si al hacerlo te das cuenta de que alguna de las compañías que tienes en tu cartera de inversiones presenta, año tras año, unos beneficios extraordinarios que parecen haberse convertido ya en habituales, puedes interpretarlo como una posible señal de alerta.

Posible punto débil en tu cartera de inversiones: Empresas con márgenes decrecientes

Los negocios venden productos y servicios para generar ingresos. Y, para conseguir dichos ingresos, deben incurrir en una serie de costes en forma de materias primas, sueldos y gastos de administración, entre muchos otros conceptos con excepción de los financieros y los impuestos.

Si restas dichos costes a los ingresos obtendrás el margen que la empresa es capaz de generar por cada euro que vende. Por ejemplo, si por cada euro de ingresos tiene que soportar 80 céntimos de costes, querrá decir que su margen es de 20 céntimos. Es decir, por cada euro que vende, genera 20 céntimos de margen.

Teniendo esto en mente, si detectas en tu cartera de inversiones una empresa que muestra unos márgenes decrecientes año tras año, puede ser un claro indicador de que va perdiendo su capacidad para generar beneficios.

La causa puede ser una reducción paulatina de los ingresos, un aumento constante de los costes o una combinación de ambas, tres situaciones igualmente alarmantes. También podría darse el caso de que una compañía aumentara sus ingresos a la vez que sus costes, pero que los primeros lo hicieran en una proporción inferior a la de los segundos.

Y lo mismo podría ocurrir a la inversa, esto es, que tanto los ingresos como los costes se vieran reducidos experimentando los primeros un descenso superior al sufrido por los segundos.

Para identificar estas situaciones con la antelación suficiente para ponerles remedio deshaciéndote de esas empresas, debes ser capaz de calcular los márgenes de un negocio a partir de la información publicada en sus estados financieros. De esta manera podrás analizar la tendencia de sus márgenes y si estos son coherentes con la seguida por los beneficios y otras variables clave.

Por lo tanto, si encuentras en tu cartera de inversiones negocios cuyos márgenes muestran una tendencia claramente descendiente, ten presente que no podrán mantener su nivel de beneficios ni de dividendos por mucho tiempo. No, al menos, sin debilitar su estructura financiera con niveles excesivos de deuda, lo que nos lleva al siguiente punto débil potencial.

Posible punto débil en tu cartera de inversiones: Negocios con un nivel de deuda excesivo

La deuda no es mala, ya que se trata de una herramienta que los negocios pueden usar para potenciar su rentabilidad y maximizar los beneficios de sus accionistas. El problema está, sin embargo, en los niveles de deuda excesivos que asumen algunas compañías.

Personalmente, tengo predilección por las empresas que no tienen deuda financiera porque disfrutan de una estructura financiera increíblemente sólida y robusta. Soy consciente de que con algo de deuda externa podrían potenciar su rentabilidad, pero prefiero renunciar a ese extra a cambio de una seguridad casi absoluta de que esa empresa no va a quebrar sean cuales sean las condiciones adversas que la economía experimente.

En la práctica, no obstante, es difícil encontrar empresas sin deuda financiera, lo que obliga a expandir el abanico de potenciales inversiones a negocios que sí tengan deuda. Y, dado que cada negocio es un mundo, el nivel de deuda asumible también dependerá de cada uno.

En este sentido, si detectas en tu cartera de inversiones empresas cuyos niveles de deuda son superiores a los recomendables atendiendo a su sector y a su capacidad para devolverla, deberás extremar la precaución, ya que lo primero que hacen las empresas excesivamente endeudadas es recortar los dividendos y endeudarse todavía más para pagar las deudas anteriores.

Un nivel de deuda excesivo, además, acostumbra a ser un indicador de que la empresa no es capaz de generar, con su actividad habitual, suficiente dinero para mantenerse y expandirse. También puede ser una señal de una directiva que ha tomado decisiones poco acertadas, las cuales destruyen la riqueza de los inversores que mantengan sus acciones en su cartera de inversiones.

Para averiguar si una empresa tiene un nivel de deuda asumible, deberás ser capaz de calcular su deuda financiera y verificar que genera (y generará) los recursos suficientes para devolverla sin comprometer su estructura financiera ni sus futuros dividendos.

Posible punto débil en tu cartera de inversiones: Los famosos scrip dividend procedentes de ampliaciones de capital

Si me lees con asiduidad ya sabrás la manía que les tengo a los scrip dividend, también llamados «dividendos flexibles», cuando proceden de ampliaciones de capital liberadas. Mi argumento es muy simple: como inversor quiero que las empresas en las que invierto me paguen dividendos reales, no ficticios.

Y, con un dividendo flexible cubierto con una ampliación de capital, aunque la empresa quiera hacerte creer que te está remunerando, en realidad no te está pagando absolutamente nada. En este artículo te explico los detalles exactos por los cuales los dividendos flexibles son un engaño.

Tras profundizar en dicho artículo, la idea que quiero que te lleves hoy es que resulta muy difícil conseguir que tu cartera de inversiones en Bolsa te genere una buena rentabilidad por dividendo si varias de las empresas que la forman no te pagan ningún dividendo.

Los scrip dividend procedentes de ampliaciones de capital no representan ninguna remuneración. Clic para tuitear

Si quieres saber si alguna de las empresas que mantienes en tu cartera de inversiones en Bolsa usa esta modalidad de «pago», debes consultar sus estados financieros para conocer su política de dividendos y, en el caso de que opten por la práctica del scrip dividend, comprobar si estos proceden de acciones de autocartera o de una ampliación de capital liberada. Algunas empresas lo publican incluso en sus páginas web oficiales.

Por este motivo, si te das cuenta de que alguna de las compañías que mantienes en cartera se suma a la fiebre del scrip dividend y lo cubre con una ampliación de capital, deberás ser consciente de que una parte de tu cartera no te estará generando ningún dividendo.

Y, si vivir de tu cartera de inversiones en Bolsa ya resulta difícil, si encima buena parte de ella no te paga ningún dividendo, entonces lo difícil se convierte en casi imposible.

Posible punto débil en tu cartera de inversiones: Rentabilidades inferiores a tu rentabilidad objetivo

Cuando compras las acciones de una empresa, lo que en realidad estás haciendo es comprar la parte de un negocio. Es lo que me gusta llamar el enfoque empresarial de la Bolsa.

Por lo tanto, al comprar acciones te conviertes en accionista de esa compañía, de manera que te corresponden una parte de los beneficios que esta consiga a partir de ese momento.

Y para que la empresa pueda generar beneficios, debe poner a trabajar el dinero de todos sus accionistas, incluido el tuyo. Es decir, debe destinar ese capital para poner y mantener en marcha el modelo de negocio de su actividad habitual.

En este sentido, no deja de sorprenderme la cantidad de personas que aseguran querer conseguir un 8%, 10% o más anualmente con su cartera de inversiones en Bolsa y, cuando les preguntas, te das cuenta de que invierten en empresas que no son capaces de generar esa rentabilidad con su capital.

Entonces, ¿cómo esperan ganar un 10% anual si los negocios en los que invierten no llegan siquiera a esa rentabilidad? Es como si me prestaras tu dinero sabiendo que yo conseguiré sacarle un 8% y me exigieras un 12%. Sería, sencillamente, una situación imposible de mantener, especialmente a largo plazo.

Para averiguar la rentabilidad que una empresa es capaz de conseguir con el dinero de sus accionistas, debes abrir sus cuentas anuales, saber cuánto gana realmente la compañía e identificar qué cantidad de capital corresponde a los inversores que han comprado acciones igual que tú.

Así podrás poner en términos relativos ambas cifras, descubrir qué rentabilidad podría ser capaz de conseguir la empresa en el futuro por tu dinero y saber si esta te permitirá disfrutar de la rentabilidad objetivo deseada con tu cartera de inversiones en Bolsa.

Posible punto débil en tu cartera de inversiones: Cantidades de efectivo insuficientes para mantener un buen nivel de calidad

Existen un gran número de variables que puedes tomar como indicador de la calidad de un negocio. La mayoría de ellas, no obstante, estarán fuertemente influenciadas por las normas contables que deben seguir todas las empresas, especialmente las cotizadas en las Bolsas de Valores.

Por lo tanto, es buena idea incluir siempre en tus análisis una variable clave que no esté tan afectada por la normativa contable. En mi caso, me gusta fijarme en los Flujos de Caja, los cuales indican, en sus distintas modalidades, cómo se ha movido realmente el dinero en la empresa.

En pocas palabras, muestran las entradas y salidas de efectivo de la compañía.

Incluye siempre en tus análisis alguna variable poco condicionada por la normativa contable. Clic para tuitear

Para descubrir la historia que te cuentan debes fijarte en el estado de flujos de efectivo publicado junto a sus estados financieros e interpretarlo para averiguar el dinero real que ha generado la actividad de la empresa, cómo se ha financiado y en qué lo ha invertido para garantizar su crecimiento y mantener su buena calidad en el futuro.

Si te das cuenta de que en tu cartera de inversiones hay negocios cuyos flujos de caja indican que tienen actividades poco rentables incapaces de generar suficientes recursos para financiar su operativa y las inversiones que garanticen su crecimiento futuro, entonces es muy probable que esa empresa no mantenga su ventaja competitiva en el largo plazo.

Conclusión

Creo que a estas alturas ya te habrás dado cuenta de que, para identificar posibles puntos débiles en tu cartera de inversiones en Bolsa, debes ser capaz de analizar sus estados financieros para ver qué historia te cuentan sus números.

Si hasta ahora has invertido siguiendo las recomendaciones de inversión de tu cuñado, simples corazonadas o tus análisis se limitan a consultar un gráfico de precios, el PER y la rentabilidad por dividendo, te animo a formarte en el análisis de empresas para invertir con criterio y evitar futuros puntos débiles en tu cartera que se conviertan en puntos de fuga de ese dinero que tanto te ha costado ahorrar.

0 Flares Twitter 0 0 Flares ×

4 comentarios en “Sanea tu cartera de inversiones en Bolsa: posibles puntos débiles y cómo reforzarlos

  1. Hola Marc,gracias otra vez por tu artículo.
    Al final no cojeriamos ninguna.
    Yo de momento sigo mi plan,y para una vez que me lo salte, me salió rana.
    Estoy metido en bancos y mira como esta.
    Saludos

    • ¡Hola, José!
      Gracias a ti por tu fiel participación. Normalmente, en las inversiones, cuando nos salimos del plan preestablecido ocurren sorpresas que tienden a ser negativas. Aún así, si estás convencido de haber comprado buenos negocios a los precios adecuados, no deberías preocuparte.
      Un saludo,
      Marc.

    • ¡Hola!
      Tienes razón, y tan importante es invertir en buenas empresas al precio adecuado como asegurarnos de que, con el tiempo, estas siguen manteniendo su calidad. Gracias por tu participación.
      Un saludo,
      Marc.

Deja un comentario

Los datos que proporciones en este formulario serán tratados por Marc Alomar Lluch, responsable del fichero. La finalidad de la recogida de tus datos es información de mis publicaciones así como prospección comercial. Al marcar la casilla "Acepto la política de privacidad" estás otorgando tu consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a la finalidad anteriormente establecida. Te informo que tus datos estarás ubicados en servidores de MailRelay, suscrito al convenio Privacy Shield y propiterarios CPC Servicios Informáticos Aplicados a Nuevas Tecnologías S.L. pudiendo ver su política de privacidad. Te recuerdo que puedes ejercer tus derechos para Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://despiertatudinero.com/aviso-legal-y-politica-de-privacidad/

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Flares Twitter 0 0 Flares ×